Jornada • El gasto en burocracia es casi el doble en este Gobierno, afirma el CEDLA

Back to Blog

Jornada • El gasto en burocracia es casi el doble en este Gobierno, afirma el CEDLA

Entre el 2005 y el 2009, el gasto corriente (sueldos) de la administración central subió de 459 millones de dólares a 818 millones de dólares. Frente a esa priorización que hace el Gobierno de Evo Morales, no hay cabida para un incremento del salario de los trabajadores.

La Paz, (JORNADA)

sábado 30, abril 2011
La cuenta de los gastos en remuneraciones del sector público muestra un incremento importante durante el último quinquenio, señala un reporte del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA).

El informe del CEDLA señala que el aumento del gasto en remuneraciones de poco más de 950 millones de dólares en 2005, hasta más de 1.800 millones de dólares en 2009, se explica por el alza de sueldos de trabajadores de educación, salud y de la administración pública.

“En el caso de los sectores de educación y salud, el incremento resulta justificado, principalmente, por el crecimiento vegetativo de la población escolar y las mejoras de cobertura del servicio a través de la creación de nuevos ítems en ambos servicios”, advierte. Sin embargo, lo que destaca la institución es “el altísimo crecimiento de las remuneraciones del grupo Resto de gobierno central, es decir, del pago a la plantilla burocrática del Estado, cuyo crecimiento vegetativo no corresponde a una política dirigida a la mejora de la eficiencia de la gestión pública”. La conclusión lógica de la institución es que “el objetivo de esta dinámica del gasto salarial se debe, más bien, a razones políticas como el financiamiento de la organización partidista”. El análisis señala que “las razones de la elevación del gasto fiscal residen tanto en la aplicación de políticas asistenciales de corte populista –como la implementación de los bonos sociales–, como en el crecimiento inusitado de los gastos corrientes destinados al funcionamiento del aparato burocrático”. “Frente a esa priorización que hace el gobierno, obviamente no hay cabida para un incremento del salario de los trabajadores basado en las necesidades humanas de éstos y en el propósito de impulsar la producción nacional”, concluye. Los precios del petróleo De acuerdo al CEDLA, un aspecto que se debería tomar en cuenta al momento de evaluar la capacidad de las arcas fiscales para cubrir la demanda salarial de los trabajadores, tiene que ver con las posibilidades de mayores ingresos fiscales provenientes de la diferencia entre el precio del barril de petróleo proyectado en el Presupuesto General del Estado (PGE) en 70,2 dólares por barril y la tendencia observada en el mercado internacional en lo que va del año. “Recientes proyecciones del precio del petróleo para el 2011, realizadas por instituciones especializadas, ubican el precio promedio del barril de petróleo entre los 99 dólares y 106 dólares, lo que elevaría, de mantenerse cierta correlación con el precio del gas natural, los ingresos por renta petrolera entre 41% y 51%”, advierte.

 

 

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog