Back to Blog

El Día • Critican falta de datos de la tasa de desempleo en Bolivia • 25/03/2016

La última actualización del INE es del 2014

Analistas. Coinciden en que la institución debería proporcionar la información de manera trimestral para poder ejercer políticas en torno al tema.

Actualmente no hay datos oficiales del porcentaje de la tasa de desempleo en Bolivia. Los mismos deben ser generados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), situación que es criticada por analistas económicos, quienes indican que no se puede generar políticas públicas laborales porque no hay datos en qué basarse. «Todas las economías de los países necesitan contar con información actualizada a nivel macroeconómico, ya que es importante para conocer la salud de la economía y por tal razón la falta del desempleo ocasiona que no se tenga una opinión concreta de lo que está pasando en el país», dijo el economista Germán Molina.

Datos solo hasta el 2014. De acuerdo a los datos proporcionados por Bruno Rojas, investigador del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA), la información oficial disponible del INE sobre desempleo corresponde al año 2014. En ese año la tasa de desempleo nacional fue de 2,3% y la tasa de desempleo urbano nacional de 3,5%, ligeramente superior al registrado en 2012 y 2013, de 3,2% y 3,4%, respectivamente. En las ciudades del eje central, la tasa fue de 4,5%, mayor al promedio urbano nacional. Es importante remarcar que el desempleo es fundamentalmente un problema urbano, por tanto, debe considerarse la tasa correspondiente a este ámbito. Por otro lado, el investigador explicó que los estudios realizados por el Cedla, en las ciudades del eje central y de El Alto en el período 2008-2011, permitió identificar una tendencia hacia un ligero descenso de la tasa de desempleo luego de un pico alto alcanzado en el año 2009. En ese año la tasa de desempleo abierto fue de 11% y en 2011 de 7,9%, disminución explicada por un incremento preocupante del empleo precario; es decir, los desempleados lograron acceder a una fuente laboral en condiciones de inestabilidad, ingresos bajos y sin seguridad social, fundamentalmente en el sector informal, las actividades terciarias y en puestos de trabajo de menor calificación laboral.  En suma, menos desempleo, mayor precariedad laboral. En el largo plazo, la tasa de desempleo en el período 2001–2011 giró en torno al 8%. Según datos oficiales de la Unidad de Análisis de Políticas Sociales y Económicas (UDAPE), el desempleo nacional habría disminuido considerablemente en el período 2005–2014, de 5,4% a 2,3%. «Lo que ocultan estos datos es que el desempleo urbano se mantuvo por encima de la tasa promedio nacional, en 2005 fue de 8,1% y en 2014, de 3,5%. Asimismo, oculta la dimensión real del desempleo por cuanto esta situación continuó afectando más a los jóvenes, mujeres, población con mayor nivel educativo y a la población con ingresos más bajos», indicó Rojas.

Consideran que la tasa de desempleo ha ido aumentando. Considerando la reducción de personal que viene registrándose desde 2015 en varias ramas de actividad en un escenario de crisis económica por el descenso abrupto de los precios de materias primas en el mercado mundial y la caída de la actividad productiva e industrial en el país, los expertos consideran que es muy probable que el desempleo se haya incrementado en el año 2015 y continúe elevándose en el 2016. La manufactura (principal generadora de empleo en el medio urbano), la minería, la actividad financiera, algunos rubros agropecuarios e hidrocarburos son actividades que disminuyeron significativamente el número de sus trabajadores con el consiguiente efecto en el incremento del desempleo.

Ven un trabajo ineficiente en el INE. Ante esta falta de datos, los analistas consideran que el trabajo del INE en la creación de información actualizada y oportuna sobre empleo es deficiente. Indican que el Censo de Población y Vivienda fallido es la mejor prueba, porque hasta ahora no se conoce información relativa a empleo e ingresos proveniente del mismo. «La falta de datos no permite evaluar cómo está la situación económica del país, porque están tomando medidas de políticas públicas sin información actualizada, lo cual no es lo más adecuado, se puede tomar medidas incorrectas, se recomienda realizar una actualización de datos», apuntó Germán Molina.

Punto de vista

Waldo López
Analista Económico

«Es responsabilidad del INE proveer información’

«El INE debe tener información al día porque es su responsabilidad proveer esos datos para los agentes económicos para que puedan tomar decisiones, porque la información de la tasa de desempleo es fundamental para las empresas y trabajadores, porque influye  en las contrataciones y expectativas y lamentablemente eso no ocurre en Bolivia, porque no tenemos datos actualizados. El Instituto Nacional de Estadística no actualiza trimestralmente como debiera hacer».

Para ver la página de origen haga click aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia

Suscríbete

Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores

    Correo electrónico