Hidrocarburos Bolivia • La oferta de diesel y gas no alcanza

Back to Blog

Hidrocarburos Bolivia • La oferta de diesel y gas no alcanza

El primer año de la segunda gestión de Evo Morales estará marcado por un fuerte incremento en la inversión petrolera. Por lo menos así lo dibuja el plan quinquenal de inversiones de YPFB, que proyecta 1.479 millones de dólares para reactivar este sector estratégico.

Sin embargo, en el propio documento se muestra que continuará el déficit de combustibles para el mercado interno, lo que muestra que los montos de inversión proyectados hasta el 2015 son insuficientes.

Bolivia requerirá este año importar un 52% del diesel que consume, cifra que pretende bajar a 44% el 2011, revela el plan divulgado a los medios. En volumen equivale a 12.900 barriles día (ver cuadro Oferta y Demanda de Combustible), cantidad con la que se puede llenar el tanque de unos 58 mil autos.

En el caso de la gasolina, los técnicos de la estatal petrolera prevén un empate entre la oferta y la demanda, pero la situación en el GLP se pinta más complicada porque cada vez faltarán más garrafas para cubrir la demanda interna. Este año Bolivia necesitará el equivalente a 20 mil garrafas diarias para cubrir el consumo nacional (107 mil garrafas). Para el 2011 harán falta 24 mil botellones de GLP de 10 kilogramos cada uno.
Al déficit en la oferta de combustible se suma el crecimiento del consumo, que en el caso del diesel y la gasolina será superior al 6% anual en los próximos cinco años, mientras que en cuanto al GLP será de al menos 3% (ver cuadro Crecimiento de la Demanda de Combustible).

En su discurso de posesión, Morales reconoció que desde el 2006 y hasta ahora hay problemas con la gasolina, el diesel y el GLP, pero achacó estos males al sistemático ataque de los opositores y la prensa a YPFB.

En Bolivia gran parte de la producción de líquidos, que cayó de 50 mil barriles en 2005 a 41 mil barriles el año pasado, está asociada a la producción de gas natural, producto que se destina principalmente a la exportación a Brasil y Argentina.

Por eso el analista Carlos Delius insiste en que “el mercado externo es el que viabiliza el mercado interno; si no ampliamos ese mercado no vamos a poder cumplir nuestros planes ni abastecer de energía al país”.

En declaraciones al programa televisivo Sin Letra Chica, Delius dijo que “el plan (de YPFB) tiene una redacción bastante política”, donde la teoría va muchas veces reñida con la realidad; aunque valoró “la riqueza de datos que es importante mostrarla, que es encomiable”.
Para el próximo quinquenio, el plan sectorial calcula una inversión de 11.292 millones de dólares, de los que 7.561 millones le corresponden a YPFB y sus subsidiarias (ver cuadros proyectos de inversión para el 2010).

El Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla) advirtió que unos 4 mil millones de la inversión que le toca a YPFB, equivalentes al 52%, no tiene fuente de financiamiento. En relación a los proyectos de industrialización, sólo están garantizados un tercio de los 1.570 millones programados.

Proyectos de inversión para el 2010

YPFB Andina

La principal compañía estatal del área de exploración petrolera debe invertir 106,7 millones de dólares este 2010 (ver cuadro La Inversión para este Año).

Gran parte de ese monto estará volcado al proyecto Sararenda, ubicado en la provincia cruceña de Camiri y donde la subsidiaria planea perforar a partir de abril de este año el pozo Sararenda X-1.

También se prestará especial atención a los megacampos. En el bloque San Antonio se perforarán los pozos Sábalo 7 y 8,  declaró el presidente de YPFB Andina, Mario Arenas, al periódico Jornada de La Paz. Con estos trabajos se pretende incrementar la oferta de gas natural en 2 millones de metros cúbicos por día. YPFB Andina tiene como accionista minoritaria a la petrolera hispano argentina Repsol.

La subsidiaria actualmente está en la fase final de la perforación en Campo Víbora, aunque aún no se ha informado sobre resultados. También realizarán trabajos de perforación en la zona de Río Grande.

YPFB chaco

Esta subsidiaria con sede en Santa Cruz tiene previsto invertir 88 millones de dólares, confirmó su presidente Pedro Torquemada. 57 millones se destinará a perforación y otros 15 millones para intervención de pozos.

El funcionario destacó que por primera vez habrá tres equipos de perforación (taladro) operando al mismo tiempo. Los proyectos más ambiciosos de Chaco son Vuelta Grande Profundo y Carrasco Este; en el primero ya se realizaron los trabajos de sísmica 3D y a partir del segundo semestre de este año podría iniciarse la perforación de un pozo. El objetivo es incrementar las reservas de la compañía. Además se intervendrán tres pozos en el área de Palometas, para completar la capacidad de producción de la planta de Santa Rosa.

La apuesta de Chaco es incrementar su oferta de 200 millones a 220 millones de pies cúbicos día de gas; de 5.000 a 5.300 barriles de líquidos. En cuanto al GLP hoy abastecen el 65% de la demanda nacional.

YPFB Transporte

La transportadora estatal de hidrocarburos tiene presupuestados 140,5 millones de dólares para este año, según su presidente Cyro Camacho.

Una de las obras estrella será la construcción de un ducto de 20 kilómetros de longitud y 36 pulgadas de diámetro, que permitirá incrementar hasta 16 millones de metros cúbicos día, la capacidad de transporte hacia el mercado argentino, agregó Camacho en contacto con El Día. Si todo sale bien a fin de año se lanzará la licitación para la construcción de la cañería y del ducto, que demandará 40 millones de dólares y seguirá la línea de Madrejones.

También se encarará el Tramo I del Gasoducto Carrasco-Cochabamba, de 108 kilómetros de extensión y 16 pulgadas de diámetro. La ingeniería será vital porque deben atravesar 14 ríos con perforación dirigida, destacó Camacho.  Un 30% de la inversión será cubierto con recursos propios y $us 103,7 millones aportará la casa matriz YPFB. Para el resto se busca financiamiento externo.

YPFB aviación

La subsidiaria creada el año pasado tras la nacionalización de Air BP, tiene cuatro tareas asignadas para este año.

Primero, adaptación al DS 25901 que exige que los aeropuertos del país tengan capacidad de almacenamiento del combustible Jet Fuel para 10 días, requisito que hoy sólo cumple Viru Viru. La terminal cruceña acapara el 70% de la demanda nacional y con la inauguración de un tercer tanque, con capacidad para 1,8 millones de litros, tiene autonomía de jet fuel para 18 días, destacó Iporre.

En ese sentido se construirán siete plantas nuevas en ciudades como La Paz, Yacuiba y Riberalta, indicó el militar Hugo Iporre, Gerente general de la compañía estatal.

También está prevista la compra de 22 cisternas de “última generación”, con capacidad para transportar 16 mil litros las de mayor capacidad. La demanda de combustible de aviación creció de 35 a 45 millones de litros por año.

Para mayor información haga clic aquí

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog