El Deber • Searpi protege y genera $us 10.000 millones • 10/04/2016

Back to Blog

El Deber • Searpi protege y genera $us 10.000 millones • 10/04/2016

En una década, la institución impulsó la ejecución de 660 proyectos en las cinco cuencas de Santa Cruz, construyendo unos 900 km de defensivos
En marzo de 1983, producto de intensas lluvias se forma un aluvión con resultados catastróficos para Santa Cruz y el país, la pérdida de más de 800 vidas humanas, más de 3.000 familias afectadas y cuantiosas pérdidas económicas para la región.
Como consecuencia de este fenómeno natural, el 15 de mayo de 1983, por Ley de la República, se crea el Servicio de Encauzamiento de Aguas y Regularización del Río Piraí (Searpi) como entidad técnica, autónoma y descentralizada de la entonces Cordecruz, facultada para tomar las acciones para la regularización del cauce del río Piraí y la planificación del Desarrollo Social y Económico de la cuenca con orden de su preservación y saneamiento.
A partir de febrero de 2006, el entonces prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas, tiene la visión de implementar un plan de manejo integral de las cuencas medias y bajas de los ríos Grande, Piraí, Chané, Yapacaní, Surutú e Ichilo. Es decir, cubrir todas las cuencas de Santa Cruz, no solamente las del río Piraí, ya que se habían detectado varias zonas críticas vulnerables y susceptibles de desbordes, cambios de curso e inundaciones en otros ríos, además de contribuir a que los recursos hídricos acompañen el desarrollo sostenible del país.
Actualmente, el Searpi tiene competencia en todas las cuencas hidrográficas del departamento desarrollando avances como brazo técnico-operativo en la implementación de medidas estructurales como las excavaciones de canales, defensivos con bolsas rellenas con tierra y malla, construcción de diques longitudinales, limpieza y ensanchamiento de los canales, construcción de espigones deflectores y construcción de muros de gaviones.
En 10 años (2006-2015), el Searpi realiza inversiones de alrededor de Bs 1.100 millones, con los cuales se ejecutaron 660 proyectos de inversión en las cinco cuencas del departamento, construyendo alrededor de 900 km de defensivos que protegen la vida de 2.300.000 personas de 49 municipios de Santa Cruz, y al mismo tiempo se garantiza la seguridad alimentaria (agricultura y ganadería) de todo el país, con la protección de 3.130.000 hectáreas.
Los principales productos agrícolas protegidos son los de soya, caña, maíz, trigo, sorgo y girasol, y otros productos como la carne ovina, vacuna, porcina y de gallina.
Los resultados positivos importantes, desde el punto de vista socioeconómico, son la extensa zona libre de inundaciones, mayor extensión para actividades agrícolas, mejor aprovechamiento de las tierras húmedas y fértiles, campañas agrícolas durante todo el año.
También está la recuperación de grandes extensiones de tierras no utilizadas, incremento de exportaciones, valorización de tierras, además de la protección de las poblaciones ribereñas, se reducen los niveles de pobreza, se mejora la salud y la calidad de vida de los habitantes con mayor empleo estable, las infraestructuras de apoyo a la producción (carreteras, caminos, puentes, red de electrificación, red de agua potable y sistemas de riego) y provisión permanente a las industrias aledañas.
También se trabaja en los procesos de reforestación para recuperar y estabilizar las cuencas hidrográficas para restablecer zonas deterioradas, reducir el flujo rápido del caudal de los ríos, mejorar la calidad del agua, reducir el arrastre de sedimentos, conservar la humedad de los suelos, regular los ciclos de temperaturas, controlar los vientos, sirviendo de barrera de contención y protección, y con ello mejorar los ciclos agrícolas.
En términos económicos, el trabajo realizado por el Searpi estaría protegiendo alrededor de 3.040.000 hectáreas entre áreas productivas, infraestructura, empleo y exportaciones, que a precios de mercado se traducirían en $us 9.100 millones y estaría inyectando en la economía algo más de $us 900 millones, con la habilitación de 90.000 nuevas hectáreas aptas para la producción, mejorando los niveles de empleo, productividad y disponibilidad de productos para el consumo interno y la exportación.
Entre lo que se protege y se inyecta en la economía, se totalizan alrededor de $us 10.000 millones, que por la acción desmedida del hombre puede acelerar los procesos de deterioro del medioambiente, dejar los sistemas productivos agotados, deteriorar las infraestructuras urbanas y rurales, al igual que la red de caminos y telecomunicaciones, solo por nombrar algunos efectos nocivos que puede afectar a la economía departamental y nacional, si no fuera por la gran labor realizada por el Searpi.
Para ver la página de origen haga click aquí.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog