Back to Blog

El Deber ● Jaime Durán Chuquimia: “Gobernaciones tendrán un buen panorama en 2016” ● 29/11/2015

Considera que la demanda interna es el principal motor de la economía. Hizo notar que las universidades, municipios y gobernaciones cuentan con dinero suficiente
El segundo hombre fuerte del Ministerio de Economía, conversó, por más de media hora,con EL DEBER. Destacó el actual modelo económico del país y aseguró que no habrá devaluación en 2016.
_Viceministro. para el próximo año se habla de turbulencias económicas ¿cuál será la más fuerte, la caída del precio del petróleo, de los minerales o de los alimentos?
Bueno, en realidad se debe ser claro. El precio del petróleo viene cayendo desde julio de 2014, son más de 16 meses. En el caso de los minerales el descenso se viene dando desde 2011. Entonces podemos ver con absoluta claridad cuál ha sido el comportamiento de la economía del país. Para el próximo año se contempla un crecimiento del 5,01% y para este año, de acuerdo con los primeros datos oficiales hemos crecido 5,23%. Eso demuestra que la economía boliviana está preparada para enfrentar la crisis económica.
También se debe destacar que en 2016 la inversión pública será de $us 8.200 millones, y la continuidad de la política social está garantizada. Lo que permite considerar que hay un desempeño positivo en el país.
El ministro de Economía, Luis Arce, destaca el nacimiento de un nuevo motor, que es el consumo interno. ¿Hasta el momento cuál ha sido su comportamiento y cuáles son las proyecciones para el próximo año?
El motor de la demanda interna es muy importante para el desarrollo del país. No debemos olvidar que la economía boliviana funciona con dos motores. Se apoya en la demanda interna y en la externa. En cuanto al consumo interno, en 2014 tuvo un crecimiento de un 7,1%, en cambio, en la demanda externa tuvo una caída del 1,6%. Hubo problemas en lo externo, pero en lo interno tuvimos una tasa neta de crecimiento del 5,5%. Esta situación se va a repetir en 2016.
_¿Esa demanda interna en millones de bolivianos cuánto significa?
La demanda interna en términos de lo que significa el Producto Interno Bruto (PIB), estamos hablando de que supera los $us 36.000 millones establecidos en el Presupuesto General del Estado (PGE-2016).
_¿Para el Gobierno la subvención de carburantes dejó de ser un dolor de cabeza?
Los números de la subvención muestran datos muy importantes. En 2013 presupuestamos $us 1.060 millones, en 2014 fueron $us 922 millones, este año se definió que sean $us 658 millones, y para la próxima gestión se proyectó $us 350 millones. ¿Por qué ha caído el monto de subvención a los hidrocarburos? Fundamentalmente por dos elementos: el aumento de producción de gasolina y GLP que nos ha vuelto autosuficientes. Entonces lo que queda fundamental es la subvención del diésel.
Ahora el segundo elemento, es la caída del precio internacional del petróleo. Por lo que los montos actuales de subvención son menores y controlables.
_¿El PGE 2016 refleja que la renta petrolera tendrá una brusca caída (43%) si se lo compara con el presupuesto de este año, pues de Bs 20.276 millones en 2015 se pasa a Bs 11.555 millones. ¿Esto era previsible o ha superado las expectativas del Ejecutivo?
Lo primero que se debe entender es que es una comparación entre presupuestos. En 2015 presupuestamos entre lo que es impuesto directo a los hidrocarburos y regalías por hidrocarburos Bs 20.276 millones y en 2016 proyectamos Bs 11.555 millones, pero nada más es una comparación.
Hemos sido muy claros. Este año se estima recaudar Bs 17.086 millones por debajo de lo presupuestado, pero también en 2015 los ingresos por coparticipación tributaria van a compensar la caída del precio de los hidrocarburos. Algo similar ocurrirá en 2016.
_¿Las metas de recaudación para el fisco y para la Aduana comparando el presupuesto 2015 con el 2016 qué variación tienen?
Como todos los años se establece un presupuesto respecto a lo que significa la recaudación interna en este caso del Servicio Nacional de Impuestos y de la Aduana. Estamos hablando que por ejemplo en 2014 se presupuestó Bs 38.430 millones, y lo que se recaudó fueron Bs 45.932 millones. Este año se fijó una meta de Bs 43.261 millones, y lo más probable es que se cierre con Bs 47.872 millones. Para el 2016 se calcula una recaudación impositiva de Bs 45.764 millones, pero se prevé que superemos este monto por la eficiencia en ambas instituciones.
_¿Los gobiernos subnacionales, en especial las gobernaciones, están con la interrogante de cómo va a funcionar el factor compensación por esta caída brusca del 43% tanto en IDH como de las regalías?
Podemos utilizar un ejemplo de lo que ocurre en esta gestión, en la que se presupuestó para universidades, municipios y gobernaciones transferencias por un valor de Bs 25.095 millones. Sin embargo, van a recibir hasta que termine el año unos Bs 25.263 millones, un poco más, pese a que el IDH y regalías están cayendo.
Para ser más específicos, los municipios en vez de percibir Bs 13.044 millones van a recibir Bs 14.061 millones y las universidades en lugar de Bs 3.600 recibirán Bs 3.965 millones. Esto se debe que el crecimiento de las recaudación interna les permite contar con mayores recursos. Y para corroborar este hecho, están sus saldos de cajas y bancos, pues al 30 de octubre estas instituciones tienen Bs 14.773 millones, un 4% más respecto a 2014 cuando finalizaron con Bs 14.148 millones.
_¿Está hablando de universidades y alcaldías?
Correcto. Y se debe remarcar que en la actualidad se encuentran con una situación saludable respecto a lo que significa el manejo de sus finanzas públicas, por esa razón todos los municipios cuentan con recursos, todas las universidades están en la misma situación y de hecho van a terminar con un importante cantidad de saldo en sus cajas.
_¿Y las gobernaciones?
Tendrán un buen panorama en 2016, aunque se debe ser claro que la dependencia que tienen respecto a las materias primas es un punto a mejorar. Ahí no- sotros hemos pedido a las gobernaciones que diversifiquen su producción para tener otras fuentes de ingresos.
De cualquier manera las gobernaciones van a tener un presupuesto importante con un determinado ajuste. Pues si las comparamos con las universidades y las alcaldías estas tienen una coparticipación tributaria, algo que no ocurre con las gobernaciones, por lo que se van a ver afectadas por una menor regalía carburífera.
_¿En cuánto?
Se habla de un ajuste del 43%.
_¿Pero si hablamos de millones de bolivianos en esta gestión cómo fue el escenario de la compensación y que se proyecta para el 2016?
Este año estamos hablando que van a recibir Bs 7.247 millones, mientras que para el próximo año se calcula que serán Bs 5.444 millones. Unos Bs 1.600 millones menos.
_¿Y eso se queda como hueco o hay manera de compensarlo?
No. Pues cuando se habla de compensación se piensa en un marco legal que sí permite que universidades y municipios tengan una coparticipación tributaria, pero no así a las gobernaciones, que como principal fuente de financiamiento tienen el IDH, las regalías y sus propios recursos. Entonces si el precio internacional de los hidrocarburos está a la baja es natural que sus presupuestos tengan un ajuste.
Pero reitero, en un escenario donde las gobernaciones tienen saldos en las cajas y bancos de Bs 3.243 millones.
_¿En el presupuesto del año próximo se calcula un déficit fiscal de un -4,5% frente a un -3,6% del PGE 2015 ¿A qué obedece este aumento del déficit? ¿Y qué significa en términos de ajustes?
Se debe tener cuidado, pues la proyección que se hace es solo referencial. Como todos los años hemos mandado el presupuesto con déficit. Por ejemplo, en 2006 contemplamos un déficit de un -3,7% y hemos terminado con un superávit del 4,5%, en 2011 proyectamos un déficit de un 4,2% y concluimos con un saldo positivo del 0,8%, en 2012 el déficit estimado fue de un -4,5% y cerramos con un superávit de un 1,8%.
Entonces la estimación de este déficit, que es controlable, se explica por la inversión pública que estamos llevando adelante.
_¿El tipo cambiario se mantendrá?
Lo que hacemos en el PGE es establecer una variación del + -10% del tipo de cambio que en el país no es fijo, sino reptante que responde al contexto externo y a su vez cómo está funcionando la economía interior. En cuanto a las devaluaciones de algunas monedas de la región lo que lo hicieron están otra vez revaluando. Entonces en el país no va a hacer falta ninguna devaluación, no debe haber preocupación.
_¿La inflación se mantendrá controlada?
Consideramos que no habrá inconvenientes, por lo que hemos calculado, que para el próximo año, la inflación será de un 5,3%. Aunque consideramos que el índice será mucho menor.
_¿Cómo está conformada la inversión pública?
Los $us 8.200 millones de la inversión pública, $us 6.395 millones corresponden al sector no financiero y $us 1.805 millones al de las empresas públicas. En este caso importa el todo.
_En la distribución de la inversión pública por departamento, Cochabamba ocupa el primer lugar, le sigue Santa Cruz. ¿No debería ser al revés dado a que Santa Cruz tiene una economía más dinámica y de mayor crecimiento?
La distribución de la inversión pública se explica por la participación de los distintos actores (Gobierno central, entidades territoriales, municipio y gobernaciones) que la conforman, y en este punto lo que refleja el presupuesto es el compromiso de las entidades territoriales de Cochabamba en invertir. En el caso cruceño, lo que habría que preguntar a sus autoridades es por qué no invierte más siendo que cuentan con una importante cantidad de recursos.
_En el PGE-2016 se establece un crecimiento del país en un 5%. ¿Eso significa que el pago del segundo aguinaldo está garantizado?
La norma es bien clara cuando el país tenga un crecimiento de un 4,5% se debe pagar el doble aguinaldo.
Para ver la página de origen haga click aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Particle Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia
Suscríbete Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores