El Deber • Analistas prevén una economía más frágil

Back to Blog

El Deber • Analistas prevén una economía más frágil

Los analistas económicos consideran que a medida que nos acerquemos a la fecha de elecciones, la incertidumbre será mayor y eso tenderá a inhibir nuevos emprendimientos privados. El resultado de esta combinación de elementos puede reflejarse en cierta estabilidad del circulante, pero con un continuo debilitamiento de la capacidad de crecimiento sostenible de la economía, lo que quiere decir que nuestra economía, que es muy dependiente del exterior, será cada vez más frágil y vulnerable. Roberto Laserna, economista de la Fundación Milenio, sostuvo que la inversión privada, en general, ha disminuido y no hay indicios de recuperación, sobre todo si se toma en cuenta el calendario electoral. “La incertidumbre que suele acompañar esos procesos siempre ha reducido la inversión, y si eso sucede ahora la situación será más difícil. No es un problema de liquidez o tasas de interés”, reveló. En criterio de Laserna los bancos tienen captaciones abundantes y la tasa de interés ha bajado, pero aún así no logran colocar créditos, reflejando el desaliento de los inversionistas. “Nada hace pensar que esto pueda mejorar en el segundo semestre, todo lo contrario”, adelantó. Sostuvo que aunque los bonos pueden ser reprochables por su forma e intención política, tienen un innegable impacto positivo en la economía. “Las familias son mucho más eficientes y racionales en sus decisiones de gasto que los burócratas, a quienes muchos quieren seguir entregando nuestros recursos a pesar de ejemplos como los de YPFB, las nacionalizaciones y Santos Ramírez”, cuestionó. Sin embargo, como estas transferencias tienen sobre todo motivaciones políticas, los economistas afirman que son reducidas y en términos de crecimiento no alcanzan a compensar los mercados externos que perdemos. Por eso, el crecimiento será muy lento. En cuanto al empleo, el presidente del Colegio de Economistas de Santa Cruz, Teófilo?Caballero, precisó que las remesas han caído en cerca de $us 22 millones y la inversión extranjera en $us 89 millones, según datos del BCB, entonces queda claro que a menor ingreso de divisas, menor consumo, menores ventas y muchas personas van a perder su empleo fundamentalmente de actividades económicas vinculadas directa o indirectamente con las exportaciones. Para el decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Gabriel René Moreno, Vicente Cuéllar, es poco probable que las empresas despidan gente, salvo las exportadoras que han estado perdiendo mercados. Lo que podría ocurrir, expresó, es que se deterioren las condiciones y que los trabajadores se vean obligados a aceptar salarios más bajos, menos seguridad, equipos obsoletos, etc. y que los jóvenes tengan cada vez más dificultades para encontrar empleo. En cuanto a crecimiento, los analistas indicaron que en los últimos años ha dependido sobre todo de la expansión del mercado externo, que mejoró los precios de nuestras exportaciones y las absorbió rápidamente. “En el segundo semestre el impacto de la crisis económica internacional se profundizará. La economía boliviana está en proceso de desaceleración y sin una política económica anticrisis y sin una agenda económica por parte del Gobierno la inversión extranjera bajará por la inseguridad jurídica y el contexto electoral”, dijo el economista Napoleón Pacheco. El ex ministro de Finanzas Juan?Cariaga, desconfía del nivel de crecimiento proyectado por el Ministerio de Economía (4,68%) porque no toma en cuenta la pérdida de mercados que son muy importantes para el país como EEUU y la Unión Europea. Más todavía cuando las exportaciones al primer cuatrimestre del año se redujeron en $us 600 millones. El Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla) indicó que el Producto Interno Bruto (PIB) boliviano alcanzará este año un crecimiento de sólo 2,83%, es decir, menos de la mitad del que tuvo el año pasado, debido a que sectores clave como la minería e hidrocarburos no impulsarán la economía como lo hicieron el año pasado. Cainco: el desempleo será lo central de 2009 La crisis mundial afectará a Bolivia de forma contundente. El tema de la inflación pasa a un segundo plano y el tema de la crisis económica y el desempleo tenderá a ser la preocupación central en la presente gestión, según Daniel?Velasco, gerente de la Cámara de Industria, Comercio,?Servicios y Turismo (Cainco). Las proyecciones económicas de distintas instituciones se encuentran en un rango de entre 1,5% y 4,5%, pero se estima que el 2010 la contracción sea aún mayor. Es decir, los tiempos de las vacas flacas por lo menos durará dos años. En este sentido, Cainco considera varias propuestas para sobrellevar este año. La primera es competitividad. “Es necesario que el Gobierno devalúe el peso boliviano y evite la pérdida de competitividad”, indicó?Velasco. Así también es importante la apertura de mercados como el brasileño, con gran potencial para el país. También el sector energético requiere la atención inmediata del Gobierno, igual que la infraestructura carretera, que todavía es precaria. Para mayor información haga click aquí

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog