Página Siete • EDITORIAL Las tasas de desempleo • 26/05/2016

Back to Blog

Página Siete • EDITORIAL Las tasas de desempleo • 26/05/2016

El exitismo a toda prueba de las autoridades del área económica del Ejecutivo contrasta con algunas percepciones ciudadanas, realidades y testimonios, analistas, especialistas e investigaciones -obviamente deslegitimadas por estas mismas autoridades- que insisten en alertar sobre algunas medidas a tomar frente a la desaceleración económica, la caída de los precios de las materias primas y la falta de empleo.

Según el informe del Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia del pasado 22 de enero sobre los 10 años de gobierno del MAS, el país va por buen camino y los logros en empleo e ingresos serían un ejemplo de este andar positivo.

En tiempos en que los indicadores generales de la economía no pasan por su mejor momento -prácticamente todos están a la baja- y el contexto internacional no es el de antes, se hace necesario que los diagnósticos sean precisos, aunque quien los exponga sea la primera autoridad del Estado.

En este sentido, los datos mencionados en el discurso del presidente Morales sobre desempleo y salarios fueron imprecisos y confusos. Se señaló, por ejemplo, que el desempleo bajó de 8,2% a 3,2% entre 2005 y 2015.

El primer problema con esta afirmación es que en el año 2005, según datos oficiales de la Unidad de Análisis de Políticas Sociales y Económicas (UDAPE), la tasa de desempleo abierto nacional no fue de 8,2%, sino de 5,4%, mientras 8,1% fue la tasa de desempleo abierto urbano. Si bien el dato destacado por el Presidente podría referirse a este último indicador, su mención no deja de ser imprecisa.

Asimismo, el dato que corresponde a 2015 de 3,2% tampoco es correcto, tomando nuevamente la información de UDAPE. El último año del que se tiene información oficial es 2014; no existe datos para el año 2015.

En 2014 la tasa de desempleo a nivel nacional fue de 2,3% y la tasa urbana de 3,5%, datos diferentes al señalado.

Es más, en las ciudades capitales donde se concentra 59% de la población urbana del país la tasa de desempleo abierto fue ligeramente más alta (4,5%). Tomando en cuenta las tasas de desempleo para jóvenes de 15 a 24 años, mujeres, población con mayor nivel educativo (desempleo ilustrado) y para la población con los ingresos más bajos, con seguridad que estos indicadores serían más altos, considerando las tendencias del mercado de trabajo urbano en Bolivia reveladas por estudios del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA).

Por tanto, la tasa mencionada por el Presidente es cuando menos insuficiente para mostrar la situación del empleo y desempleo en 10 años.

 

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog