Los Tiempos • Bajan las tasas de desempleo, pero empeora la calidad del trabajo • 13/05/2014

La tasa de desempleo en el país tuvo tendencia decreciente en los últimos años, pero hay baja calidad en el empleo, según el análisis de los especialistas Bruno Rojas y Carlos Sandy.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) indica que este año se prevé una desaceleración del crecimiento económico, por lo que es preciso no descuidar el tema del empleo.

Rojas, analista económico del Centro de Estudios para el Desarrollo Agrario, indica que desde el  2009 hasta el 2013 hubo una tendencia a la disminución en la tasa de desempleo, lo que hace probable que para este año se repita una disminución; pero “no en los niveles que el Gobierno ha ido anunciando”.

Según el INE, la tasa urbana de desempleo abierto en Bolivia bajó de 8,2 por ciento, en 2005, al 3,2 por ciento, en 2012. El porcentaje más bajo de la región latinoamericana.

Esas cifras no concuerdan con los datos del Cedla, donde registraron que hasta el 2011 la tasa de desempleo urbano, estuvo en un 7,9 por ciento. Es decir, una disminución que está cercana al 7 por ciento; pero no se acerca a las cifras de  disminución que el Gobierno reporta. «Si fuera  así, Bolivia sería un país ideal», observa Rojas.

Rojas explicó que existen tres hipótesis para la disminución de la tasa de desempleo. Primero, se debe al desaliento de las personas que están buscando trabajo, lo que provocó que la gente se refugiara en lo que se denomina “la población económicamente inactiva”.

Un segundo factor es la migración, ya que los bolivianos continúan yéndose del país temporal o definitivamente a otros países, en busca de un empleo que represente un mejor salario para subsistir.

El tercer factor es que la tasa de subempleo aumentó, es decir que hay mayor cantidad de trabajadores eventuales, de medio tiempo, a contrato y por consultorías, lo que implica menor tiempo de trabajo y, lógicamente, un menor ingreso.

“Estamos hablando de un fenómeno de eventualización del trabajo que hace que el desempleo aparentemente baje; pero significa que hay más desempleo”, recalca Rojas.

Por su parte, Sandy afirma que la disminución de la tasa de desempleo fue posible gracias a los ingresos generados con la exportación de materia prima, lo que incrementó el crecimiento económico en el país.

Insiste en que hace falta que el Gobierno promueva las inversiones privadas, además que garantice las condiciones laborales de las personas a través de la seguridad jurídica.

El especialista aclara que la baja en el desempleo no fue producto de una planificación del desarrollo, ni de una creación de demanda agregada, porque no se generaron nuevas inversiones nacionales y extranjeras.

Sandy señala que a pesar de las oportunidades de trabajo en agricultura, minería e hidrocarburos, faltan garantías para tener mejores condiciones de trabajo.

Entonces, aunque para este año pueda lograrse la reducción de la tasa de desempleo, el panorama no cambiará, porque no existe planificación de mayores emprendimientos, apunta.

Según la OIT, para generar más y mejores empleos se tiene que  acelerar el crecimiento de la productividad, mejorar la cotización y cobertura de la seguridad social. Además de desarrollar la institucionalidad laboral, apoyar la atención continua a situaciones de   desigualdad de género y a la falta de oportunidades de trabajo para los jóvenes.

Para ver la página de origen haga click aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Number One Number Two Number Three

Pie de pagina Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia
Suscríbete Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores
markunread_mailbox SUSCRIBIRSE
Suscripcion REGRESAR Suscríbete a nuestros boletines electrónicos