Back to Blog

La Razón • Pensiones: ley ampara a quienes ganan menos

Las personas que ganen hasta Bs 3.000 y aporten por 30 años tendrán una renta de vejez del 70% de su promedio salarial y quienes ganen entre Bs 3.500 y 4.500 se beneficiarán con un porcentaje menor. En ambos casos, las pensiones serán mayores a las que ofrece el actual sistema.

“Una persona que cumpla 30 años de trabajo podrá jubilarse con el 70% de su referente salarial, siempre y cuando esté dentro de nuestras bandas”, informó el viceministro de Pensiones y Servicios Financieros, Mario Guillén, con relación a la propuesta del Ejecutivo sobre la nueva Ley de Pensiones.

La autoridad explicó que las bandas son los límites mínimo y máximo de la pensión solidaria, la fracción de dinero que se suma a la pensión obtenida actualmente con los aportes individuales y la compensación de cotizaciones para incrementarla.

El límite mínimo de la pensión solidaria es de Bs 476, el 80% del salario mínimo nacional, que es la renta con la que una persona podría jubilarse después de 10 años de aportes y que sube a Bs 679 si aporta por 15 años.

A partir de los 20 años de aportes, indicó Guillén, el aportante podrá recibir una fracción solidaria para subir su renta tradicional a Bs 890 ó a Bs 1.340. Del mismo modo, la pensión solidaria se aplica para que la renta llegue a Bs 1.100 ó Bs 2.000, tras 25 años de aportes y a Bs 1.200 ó Bs 2.200, luego de aportar por 30 años. Las bandas suben a Bs 1.300 y Bs 2.400 cuando se aporte 35 años.

APLICACIÓN. El viceministro añadió que para calcular la pertinencia de la pensión solidaria, el promedio salarial se calculará en base a las últimas 24 boletas de pago. Mencionó como ejemplo que si el trabajador gana Bs 3.000 y ha aportado durante 30 años, su promedio de los últimos dos años de trabajo sería Bs 2.850. “Actualmente —bajo el sistema establecido en la Ley 1732— recibiría Bs 963 de renta, pero como el 70% de ese referente salarial es Bs 1.995, a esa persona le daremos eso”, dijo.

En ese caso, precisó, a los Bs 963 de la renta tradicional se le añadirá la fracción solidaria necesaria (Bs 1.032) para llegar a los Bs 1.995.

“Si vamos al caso más extremo de alguien que gana Bs 4.500, su promedio es 4.275 y el 70% del mismo es Bs 2.993. A la fecha, la persona estaría financiando (de forma individual) una renta de Bs 1.449, por lo que podríamos nivelar la cifra hasta Bs 2.200, que es lo máximo (para los 30 años de aportes)”, señaló Guillén.

“Todavía este trabajador, que gana 4.500 bolivianos, va a ser beneficiado con la pensión solidaria, no hasta el 70% (de su promedio salarial), pero hasta el límite superior de la banda”, añadió la autoridad.

Cifra sube con 35 años

Si los aportes aumentan a 35 años, pueden jubilarse con 70% del referente salarial los trabajadores que ganen hasta Bs 3.500.

10.000 maestros tienen todo listo para jubilarse

El viceministro de Pensiones y Servicios Financieros, Mario Guillén, informó que al momento existen al menos 10.000 maestros que cumplen con todos los requisitos para jubilarse, pero que no lo hacen porque el actual sistema les ofrece rentas muy bajas.

“Existen por lo menos 10.000 maestros que están por encima de los 60 años de edad, que tienen más de 35 años de aportes y que no se jubilan porque si ganan Bs 3.500, les están ofreciendo una pensión de Bs 1.000. Prefieren morir trabajando a rebajar su ingreso a un 30%”, afirmó la autoridad.

Agregó que ese es el problema que el Gobierno pretende subsanar inmediatamente con su proyecto de nueva Ley de Pensiones.

Por otro lado, el director del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA), Carlos Arce, informó ayer que sólo el 15% del total de la población ocupada en el país está afiliada a una administradora de fondos de pensiones (AFP) en el que aporta para su jubilación.

Según Guillén, los jubilados al Seguro Social Obligatorio (SSO) están entre 38.000 y 40.000, de los cuales cerca del 5% (1.500) recibe una pensión mínima, actualmente igual al salario mínimo.

Gonzalo Chávez A.
El capital humano se va a perder

El camino que estamos siguiendo no es el mejor. Al reducir la edad de jubilación (a 58 años) se está perdiendo capital humano y se está tomando esa decisión al calor de una discusión política por el salario. Va a ser un peso, una carga social hacia adelante, que no la vamos a pagar nosotros, sino nuestros hijos y hasta nietos. La expectativa de vida está aumentando en todas partes del mundo, incluso en Bolivia, por los avances en salud.

El otro tema complejo es quién va a administrar esto.

El Gobierno está proponiendo una AFP pública y eso es una confiscación de nuestros salarios, de nuestros aportes.

Más bien deberíamos hacer algo más democrático y transparente: que el Gobierno abra su AFP y que haya una o dos AFP privadas y que sean los aportantes quienes decidamos dónde llevar nuestro dinero. Si el Gobierno hace muy buen trabajo, atraerá más dinero para la AFP pública.

Los temas de solidaridad son importantes porque el tema de las AFP solamente es para el 20% de la población que tiene alguna relación laboral, el 80% está en la economía informal. El tema de la Ley de Pensiones tiene que entrar fuertemente en el debate nacional, porque tiene que ver con el impacto de corto plazo, de largo plazo para el país y su economía.

Para mayor información haga clic aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia

Suscríbete

Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores

    Correo electrónico