Back to Blog

La OIT presentó un nuevo informe sobre el empleo atípico y el rol de la mujer

Comunica RSE (Argentina). 01 de enero de 2017

Un reciente estudio expone que el empleo atípico está distribuido de manera desigual en el mercado laboral, en este sentido las mujeres tienen mayores probabilidades que los hombres de trabajar en aquellos empleos a tiempo parcial, o temporales.

La Organización Internacional del Trabajo ha desarrollado un informe sobre las modalidades atípicas de empleo, en él se detallan algunas de las diferencias entre hombres y mujeres que integran esta modalidad de empleo.

Entre los trabajos atípicos, por un lado nombra el empleo temporal, en este caso existe una importante participación de mujeres. En la República de Corea,  las mujeres constituyen el 52% del empleo temporal. Por otro lado en Brasil y Sudáfrica, el empleo temporal es más elevado para las mujeres que para los hombres, pero no es en el caso de Argentina, donde la situación es al revés.

Entre las razones por la cuales se da esta situación se nombran las siguientes: la utilización de  contratos de tiempo establecido para fomentar la participación de las mujeres en el mercado laboral; la idea que las mujeres dependen parcialmente del ingreso familiar y por lo tanto no necesitan  trabajo asalariado; y por último, que son más propensas a recibir una menor remuneración, por tener menos poder de negociación.

Por un lado el empleo a tiempo parcial como el temporal, han contribuido a incrementar la participación de la mujer en el mercado laboral y favoreció su integración. Pero es importante tener en cuenta que algunas mujeres se consideran subempleadas, es decir que quieren trabajar más horas pero no pueden. Además, la mayoría de empleos de mejor remuneración no son a tiempo parcial, por lo tanto las mujeres que desean trabajar en esta modalidad deben aceptar un empleo menos calificado, lo que se traduce en salarios más bajos; menos oportunidades de formación y profesionalización; y un índice más alto de discriminación, agravando las desigualdades del mercado laboral.

Como un aspecto positivo, el empleo a tiempo parcial voluntario puede resultar en una remuneración por hora más alta, como ocurre en América Latina. Por otro lado, en los países donde hay facilidades para pasar de un empleo parcial a uno de tiempo completo, y las condiciones y derechos para ambos trabajos es igual, el empleo a tiempo parcial es generalmente de buena calidad, y muy solicitado por hombres y mujeres, como puede ocurrir en los Países Bajos.

Pero un empleo parcial de buena calidad y decente, requiere de ciertos lineamientos, debe garantizar la igualdad de trato para las mujeres y los hombres tanto en los trabajos parciales o permanentes, es decir, que tengan los mismos derechos y beneficios; además es necesario establecer un mínimo de horas garantizadas; y nuevamente son importantes  las políticas que faciliten la transición de un empleo a tiempo completo a uno a tiempo parcial. En este contexto, el Estado debe participar para modificar esta situación, implementando medidas con el objetivo de la integración de la mujer.

Link a la noticia completa aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Particle Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia
Suscríbete Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores