Back to Blog

Jornada • CEDLA: Bolivia ya no debe improvisar en temas energéticos

La falta de una adecuada planificación y de una mirada de largo plazo en la política energética ha determinado que Bolivia transite en los últimos años por situaciones extremas y paradójicas, que van desde la insuficiente producción y escasez de energéticos, desabastecimiento interno e incumplimiento de compromisos internacionales hasta situaciones en las que, por el contrario, hay exceso de producción, falta de mercados y una baja demanda.

La ausencia de un horizonte claro también ha pesado para que varios sectores en el país pasen continuamente de estados de triunfalismo, ante promesas de millonarias inversiones que no se concretan nunca, a situaciones de virtual histeria y pesimismo, por descubrimientos no confirmados de reservorios de gas en países vecinos o un eventual auge del mercado de gas natural líquido en el cono sur.

Estas situaciones muestran que en Bolivia no hay certidumbre en el futuro energético y no hay una visión nacional de desarrollo del sector, sobre la que se articulen los respectivos planes y proyectos, advierte el primer estudio desarrollado en el marco de la recién creada Plataforma de Política Energética.

«Existe consenso en que la planificación energética ha sido prácticamente abandonada por los gobiernos de turno, incluido el actual: el debate fundamental, sobre el balance entre oferta y demanda, simplemente no existe», dice la investigación realizada por el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA) y que ha servido como insumo para la conformación de la Plataforma.

Según el estudio, la ausencia de planificación energética se traduce además en un precario equilibrio entre la oferta y demanda de electricidad, en una virtual crisis de abastecimiento de combustibles líquidos y en la falta de atención de la demanda energética del sector rural, entre otras manifestaciones.

Por ello, la Plataforma de Política Energética, -creada a iniciativa del CEDLA como un foro plural de organizaciones privadas y públicas para sistematizar información, generar conocimiento y promover el debate público-, ha optado por conformar una de sus cinco mesas de trabajo y estudio en torno al tema de la planificación energética.

Planificación energética

En esa reunión inaugural de la Plataforma, se destacó la urgencia de encarar temas como la inventariación de los recursos energéticos, la identificación de la verdadera potencialidad del país y la necesidad de resolver las principales demandas de la población, especialmente en el área rural.

Así, uno de los mayores expertos en litio del país, Juan Carlos Zuleta, advirtió en la reunión de la Plataforma sobre la necesidad de una clara definición de la matriz energética. «Necesitamos determinar nuestras verdaderas potencialidades sin omisiones, sin faltas, no estoy tan seguro si viviremos de los hidrocarburos en los próximos 20 o 30 años».

En este marco, otros, como el especialista e ingeniero petrolero, Tribor Rakela, señalaron la «vital importancia» del balance energético. «Hay que evaluar el balance del año pasado, desglosarlo, ver el margen de error que puede haber en algunos puntos y las fuentes de información para poder estandarizar el desarrollo frecuente anual de una matriz energética».

«Hay que hacer una inventariación de los activos, de los recursos energéticos del país, pueden ser hidráulicos, litio y otros», agregó Edison Dávalos del Comité de Defensa del Patrimonio Nacional con Soberanía y Dignidad (Codepanal).

Durante la primera reunión de la Plataforma también se presentaron enfoques novedosos como el desarrollado por el especialista Antonio Ruiz, Director del Centro de Promoción de Tecnología Sostenible, que cree que la política energética boliviana debería incluir una visión desde las necesidades de la población. «Hay un desequilibrio bastante fuerte cuando se habla de formular la política energética sólo desde el punto de vista de la oferta, pero nos estamos olvidando del lado de la demanda. Creo que el punto central en el diseño de lo que debe ser la política energética nacional es desde la demanda, desde la eficiencia, desde el uso final».

En la misma reunión de la Plataforma, Enrique Birhuet, responsable del proyecto gubernamental de electrificación rural (IDTR), dijo que una adecuada planificación energética debería orientarse a resolver el problema de acceso a la energía que por ahora tienen más de medio millón de hogares en el sector rural.

Para mayor información haga clic aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia

Suscríbete

Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores

    Correo electrónico