Back to Blog

Doble aguinaldo: ¿Buena noticia para quién?

25 noviembre, 2013

Por Beatriz Muriel *

Sin duda, algunos bolivianos habrán recibido como una “buena nueva” la promulgación de gobierno, días atrás, del doble bono de navidad que será entregado por el sector público (excluyendo la población jubilada y posiblemente otra más) y el privado “formal”. Esta política podría asociarse a la preocupación histórica nacional de ingresos laborales bajos, el que se habría constituido en un problema público estructural. De acuerdo a la última Encuesta de Hogares (2011), por ejemplo, el ingreso promedio de la ocupación principal llega a apenas Bs. 1578,85, aunque la desigualdad en su distribución de acuerdo al índice de GINI alcanza a 0,5918 lo cual muestra fuertes inequidades (recordando que el índice de Gini asume valores entre 0 y 1, donde 0 corresponde a perfecta igualdad y 1 a perfecta desigualdad).

Sin embargo, como todo problema público se hace importante entender en mayor profundidad el estado situacional del mercado de trabajo en Bolivia y sus posibles causas para dar soluciones efectivas; siendo un primer problema la segmentación a nivel de varios grupos ocupacionales. Justamente un factor relativo a este problema se asocia con las inequidades en el beneficio de los derechos laborales como el aguinaldo.

La Tabla 1 muestra que la población ocupada nacional que no recibe aguinaldo llega al 82%  (columna 2) y tiene un salario promedio de Bs. 1309,3 (columna 6), mientras que la que recibe alcanza apenas al 18% (columna 3) y cuenta con una salario mayor, Bs. 2812,6 (columna 7); un poco más del doble que para la población ocupada que no recibe aguinaldo. Las disparidades en el beneficio se hacen más preocupantes a nivel sectorial, donde rubros de ingresos altos como energía, gas y agua, intermediación financiera, administración pública, educación, servicios sociales y de salud cuentan también con una mayor población que será beneficia por el segundo bono de navidad; mientras que actividades como agropecuaria y pesca, comercio, hoteles y restaurantes cuentan relativamente con bajos niveles de ingresos laborales y también pocas personas que se benefician del bono.

Sin duda, el caso de agropecuaria y pesca es el más preocupante ya que solamente el 2,1% de la población ocupada recibe aguinaldo y cuenta con un salario promedio de Bs. 2412.7; que representa 4,4 veces el salario de los trabajadores del rubro que no reciben aguinaldo. Además, este sector abarca el 33,7% de la población ocupada nacional ubicándose principalmente en las áreas rurales de Bolivia, las que históricamente han sido las más rezagadas económicamente.

En resumen, la información de la Tabla muestra que, en promedio, la población ocupada que recibe más ingresos se beneficiará también del doble bono de navidad mientras que aquella que cuenta con menores ingresos no participará del beneficio, siendo un componente adicional de desigualdad.

Como mencionan varios analistas es posible que este incremento salarial se refleje en mayores precios como los agrícolas y márgenes comerciales, lo que de alguna manera podría aminorar las mayores disparidades salariales entre los beneficiarios y no beneficiarios de la medida (dado que estos rubros son los menos beneficiados). Con todo, la reacción de la empresa privada frente a mayores costos laborales será una menor generación de empleos “formales” lo que afectará negativamente sobre la cobertura de los beneficios labores derivados de la regulación (como el aguinaldo) en el futuro.

* La autora es Investigadora Senior de INESAD, Ph.D. en economía, bmuriel@inesad.edu.bo

http://inesad.edu.bo/dslm/2013/11/doble-aguinaldo-buena-noticia-para-quien/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia

Suscríbete

Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores

    Correo electrónico