El Diario • Bolivia ignora su real capacidad energética

Un informe sobre las investigaciones realizadas por el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla) revela que la política energética de Bolivia presenta 15 problemas que obstaculizan que este sector estratégico, se constituya en eje de la transformación de la economía nacional.

El Cedla advierte que con la actual política energética, Bolivia se encuentra ante el riesgo de repetir, en una escala mayor, la amarga historia del estaño, que a lo largo del siglo XX dejó una cuantiosa fortuna en muy pocas manos, además de socavones vacíos y mucha pobreza.

15 GRANDES FALENCIAS

– La política energética no es sólida ni coherente

– Política no integral, desarticulada entre hidrocarburos

y electricidad

– No es de largo plazo

– Ausencia de un sólido y actualizado balance energético

– Sector como generador de excedentes para el resto de la

economía

– No garantiza ni prioriza el abastecimiento del

mercado interno

– No garantiza ampliación y universalización de la

cobertura de servicios

– No hay planificación energética

– Ignora las necesidades de energía de la población rural

– Consolida al país como exportador de materias primas

– Frena e impide la industrialización de los hidrocarburos

– No impulsa un radical e imprescindible cambio de la matriz

energética

– No garantiza soberanía, independencia, seguridad y

diversificación energética

– Ignora el rol de las energías renovables

– Ignora la eficiencia en la oferta y uso de la energía

Para mayor información haga clic aquí

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *