Back to Blog

PGN 2005 PRIVILEGIA EL PAGO DE LA DEUDA PÚBLICA

El Presupuesto General de la Nación 2005 mantiene una estructura que privilegia el pago de la deuda pública antes que la inversión social. A esta conclusión llegó el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA) en un informe reciente, que, además, llama la atención sobre el excesivo peso que tienen los tributos de los consumidores en los ingresos, mucho mayores que los impuestos que aportan las empresas petroleras. “El gran gasto del PGN 2005 es la deuda; todos los demás egresos previstos están adecuados a la sostenibilidad del pago de la deuda pública que hasta junio de 2004 superó los 7.070 millones de dólares, equivalente casi el total del Producto Interno Bruto, es decir, casi todo lo que se produce en Bolivia”, advierte el informe. Este tipo de egresos del Estado preocupa al CEDLA debido a que, en el caso de la deuda pública, fue creciendo en los últimos años de manera exorbitante. “De 14 de cada 100 dólares que se destinaban el año 2000, este año se llegó a 27 de cada 100 dólares y para el 2005 se prevé desembolsar casi una tercera parte del PGN para el pago de la deuda (28%)”. De acuerdo a los datos del CEDLA, en cinco años se dobló el monto del gasto por concepto de deuda, contemplado en el PGN: de 481 millones de dólares, se pasó a 963 millones de dólares. Estas cifras tan elevadas “no permiten priorizar el desarrollo o la inversión pública en gasto social como salud y educación”. Asimismo, dentro de la deuda pública el peso de los desembolsos recae sobre la deuda interna, más que sobre la externa. “Esto se debe a que el Estado boliviano tiene mucha dificultad en obtener créditos externos de fuentes concesionales y no concesionales, por ser un país pobre y altamente endeudado, de ahí que recurra a fuentes internas como las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFPs) para acceder a créditos aunque con altas tasas de interés”, explica el CEDLA. Lo preocupante es que esos créditos sirven –a su vez– para pagar deuda, cerrando así un círculo vicioso. “Entre el 2000 y el 2005, se programaron 5.913 millones de dólares en los PGN respectivos, de los cuales el 80% (4.232 millones de dólares) se destinó a pagar la deuda. UN ESTADO QUE VIVE DE LOS TRIBUTOS DE LA GENTE El CEDLA también señala que en los ingresos del PGN, la tributación al consumo tiene un peso muy importante. El informe de la institución indica que “el promedio de aporte por parte de los consumidores al PGN, en el periodo 2000 al 2004, fue de 1.090 millones de dólares ó 71% del total. Esto significa que las familias sustentaron al Estado a través básicamente del Impuesto al Valor Agregado-IVA”. En cambio –contrasta el CEDLA– “las empresas pagan muy pocos impuestos. En promedio el conjunto de las empresas privadas, incluidas las extranjeras, han aportado sólo 415 millones de dólares (29%) entre el 2000 y el 2004 ”. En resumen, el informe puntualiza que de cada 10 dólares que se recaudan, 7 dólares los pagan los consumidores y menos de 3 dólares, el conjunto de las empresas, incluidas las petroleras. “Este es claramente un sistema impositivo regresivo que grava altos impuestos al consumo y muy poco a la riqueza”. ESCASA INVERSIÓN SOCIAL La consecuencia directa de priorizar el pago de la deuda resulta ser la reducción de la inversión pública. “En especial se reduce la inversión en educación y salud, lo que permite al gobierno cumplir las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial en cuanto a la llamada sostenibilidad fiscal”. En educación, “el año 2000, la inversión fue de 83 millones de dólares, 14% del total de inversión pública, la que se redujo a 29 millones de dólares para el 2005 que representa un 5% de la inversión pública total programada en 584 millones de dólares”. En cuanto a salud, la inversión el año 2000 fue de 60 millones de dólares, 10% del total de inversión pública, la que se disminuyó a 39 millones de dólares para el 2005 equivalente al 6% de la inversión pública total.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia

Suscríbete

Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores

    Correo electrónico