Página Siete • Productores piden que, por un año, se prohíba importar leche • 31/08/2016

Back to Blog

Página Siete • Productores piden que, por un año, se prohíba importar leche • 31/08/2016

El sector está en emergencia porque PIL bajó el volumen de compra de 500 mil litros diarios a 400 mil en Santa Cruz y de 450 mil a 290 mil en Cochabamba.
Los productores de leche del país se declararon en estado de emergencia, debido a que la Planta Industrializadora de Leche (PIL) les informó que bajará el precio e impondrá nuevos cupos al volumen comprado. Ante este panorama, exigen al Gobierno que prohíba la importación de leche en polvo, porque afecta a la producción nacional.
Además, afirmaron que PIL Andina disminuyó en un 80% sus compras desde abril.
La compañía asegura que tiene en almacenes 12.400 toneladas que no han podido ser comercializadas por el bajo precio en el mercado internacional.
“Pedimos al Gobierno que mediante un decreto garantice con prioridad el consumo de la leche nacional y pedimos que durante un año se deje de importar leche en polvo de otros países, porque el contrabando está matando a la producción nacional, debido a que los precios internacionales están por debajo del mercado interno”, demandó ayer el presidente de Federación de Productores de Leche de Cochabamba (Feprolec), Yhasmany Medrano.
Explicó que el precio acordado en abril entre el Gobierno, productores y la compañía es de 3,70 bolivianos por litro, pero ahora se busca bajar más, lo cual en su criterio es un atentado contra la economía de los lecheros.
Según se enteraron, PIL Andina les ofreció pagar a los productores dos bandas de precio, de 2,90 y 2,40 bolivianos por litro.
Precios que ya no compensan los costos de producción que se encarecieron de 3,70 a 3,90 bolivianos por litro por la sequía.
Todos los insumos y alimentos que se requieren para sacar la leche al mercado provienen de Santa Cruz, principal región afectada por la falta de lluvias.
Menor demanda
De acuerdo con Medrano, el volumen de leche adquirida por PIL en Santa Cruz disminuyó de 500 mil a 400 mil litros día.
Mientras que el producto adquirido de Cochabamba rebajó de 450 mil a 290 mil litros diarios y La Paz sólo entrega 80 mil litros. De acuerdo con los cálculos de Feprolec hubo una reducción del 80% en la demanda, eso ocasionó que muchos lecheros vendan su ganado.
“PIL quiere bajar el precio para el productor, pero quiere mantener el costo final para el consumidor. No vamos a permitirlo porque afecta nuestros costos de producción”, afirmó en rueda de prensa.
A la fecha, PIL acopia un promedio de 700 mil litros de leche cruda al día a nivel nacional, señala un comunicado de la firma.
Además, enfatiza que en Bolivia se da un fenómeno “preocupante” ya que desde 2015 se advirtió una sobreproducción de leche cruda, debido a que el precio que se paga a los lecheros es el más alto de la región. La oferta no puede ser absorbida por el consumo interno.
“Esto derivó en serias dificultades financieras para la industria láctea en general”, precisa.
Políticas
Medrano sostuvo que hace dos años exigen políticas para el sector y que se deje de importar el producto desde Argentina y Chile, pero no hay respuestas.
También se habló de organizar una cumbre.
“El Estado a través de su política de seguridad alimentaria tiene que buscar el mecanismo para garantizar y acomodar las 12.000 toneladas. Si el Gobierno a través de los Ministerios de Desarrollo Productivo y Rural no halla solución a este problema que arrastramos desde hace dos años, ya no habrá más productores de leche”, advirtió.
Dijo que el 19 de agosto pasado la Confederación Boliviana de Productores de Leche envió una carta al presidente Evo Morales para solicitar una audiencia de emergencia y buscar alternativas para atender la sobreproducción de leche.
Saldo comercial de lácteos es deficitario a junio
De enero a junio pasado, el saldo comercial por el comercio exterior de lácteos fue deficitario en dos millones de dólares. El principal producto importado fue la leche en polvo.
El valor exportado en lácteos durante el primer semestre de este año alcanzó un total de 6 millones de dólares; mientras que la importación sobrepasó los ocho millones de dólares, de acuerdo con los datos elaborados por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), con base en el informe del INE.
El análisis señala que, en los últimos tres años (2013-2015) las cifras fueron positivas.
Por ejemplo, el anterior año el valor vendido al mercado internacional sumó 32 millones de dólares y el monto internado hacia el país alcanzó los 23 millones de dólares.
El 57% de las exportaciones durante 2015 fueron hacia Venezuela, seguido de Perú con 43%.
Entre los alimentos que Bolivia exporta e importa, de acuerdo al orden, está la leche en polvo, leche líquida y el queso.
En el caso del yogurt sólo se importa. En 2015 se compró un valor de 281 mil dólares por 294 toneladas, señala el IBCE.
En el informe agrega que, según el Censo Agropecuario 2013, en Santa Cruz se encuentra el 58% del ganado lechero del país; seguido por La Paz con el 14% y Beni (10%).
PIL aconseja equilibrar oferta y demanda en el mercado local
Ante la difícil situación que atraviesa el sector lácteo en el país, PIL Andina SA sugiere tomar acciones inmediatas, como el equilibrio de volúmenes de producción de leche acorde con la demanda del mercado local.
Además de un precio competitivo, exige que se frene el ingreso de productos importados para proteger a la industria nacional y que la población consuma leche acopiada y procesada en Bolivia.
“PIL considera que la difícil situación actual amerita tomar acciones inmediatas (…) Esto implica equilibrar los volúmenes de producción de leche cruda, acorde a la demanda del mercado local”, afirmó la institución, en respuesta a un requerimiento que hizo este medio.
Agregó que en los últimos días PIL inició un proceso de diálogo con los productores de leche para analizar de manera conjunta la problemática del sector, intercambiar criterios y propuestas que surjan de ambas partes.
También informa que el excedente acopiado durante los últimos 15 meses le generó pérdidas y un “sobrestock” de leche en polvo que a la fecha llega a 12.400 toneladas, con el riesgo de fecha de vencimiento de producto.
Desde 2015 el precio internacional de la leche en polvo registró caída, ahora oscila entre 1.800 y 2.200 dólares por tonelada, pero en Bolivia, con el actual costo de la materia prima, producir una tonelada supera los 4.800 dólares.
Agrega que a nivel regional el precio que se paga al ganadero en el país es el más alto de América del Sur con 0,53 dólares por litro, mientras que en países vecinos la retribución se encuentra entre 0,24 y 0,33 dólares por litro.
Para ver la página de origen haga click aquí.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog