Página Siete • En Argentina llegan a acuerdo para reactivar Vaca Muerta • 11/01/2017

Back to Blog

Página Siete • En Argentina llegan a acuerdo para reactivar Vaca Muerta • 11/01/2017

Expertos afirman que con el impulso a este yacimiento de gas no convencional Argentina dependerá menos de las importaciones.
El presidente de Argentina, Mauricio Macri, anunció ayer un nuevo convenio laboral en el sector petrolero para mejorar la competitividad e impulsar las inversiones en el yacimiento de petróleo y gas no convencional de Vaca Muerta. En Bolivia, analistas anticipan repercusiones para la exportación del gas boliviano.
El megayacimiento de 30.000 kilómetros cuadrados, que se extiende sobre las provincias argentinas de Neuquén y Mendoza, es la segunda reserva del mundo en gas no convencional y la cuarta en petróleo de esquisto. Fue descubierta hace más de 90 años.
Macri dijo que, a partir del acuerdo, los empresarios se comprometieron a invertir alrededor de 5.000 millones de dólares en el yacimiento durante este primer año y estimó que el monto se duplicará en los siguientes años.
“Hoy es un día que abre una etapa de futuro para la energía de nuestro país. Sin energía no se crece como país, no hay desarrollo y no vamos a poder reducir la pobreza”, afirmó el Presidente, en un acto en la Casa Rosada, con la presencia de empresarios y sindicalistas del sector.
Además de la firma del convenio laboral, el Gobierno explicó que no prorrogará los impuestos a las exportaciones de hidrocarburos, cuya aplicación venció el sábado pasado.
Según Macri, Argentina era un país con “energía abundante, barata y exportable”, pero “después de quebrar el sistema de reglas e instalar la corrupción, la no inversión y el derroche, se transformó en una nación con escasez y con energía cara”.
Como consecuencia de eso, hoy tiene que importar por miles de millones de dólares, que generan déficit fiscal, además que la falta de energía condiciona la apertura de fábricas.
Las empresas que participarán de la extracción de gas en Vaca Muerta (YPF, Total, Pan American Energy, Chevron, Shell y Dow) que se comprometieron a un plan de inversión que combinados alcanzan a 5.000 millones de dólares en 2017 y a 15.000 millones de dólares por año desde 2018, informaron medios locales.
Impacto en Bolivia
El exministro de Hidrocarburos Álvaro Ríos remarcó que el país tiene un contrato de compra-venta de gas natural hasta el 2027, que debe cumplirse a cabalidad.
No obstante, el desarrollo de Vaca Muerta hará que suba la producción interna de gas y, por ende, el país vecino tendrá menor dependencia de las importaciones.
“Entonces, eso debe hacernos pensar que las empresas que inviertan en Bolivia, incluyendo a YPFB, las que exploren no están buscando mercados de exportación por dos o tres años, sino que implementan proyectos para una duración de 15 a 20 años y si este mercado está autoabastecido, entonces la exploración se frenará”, advirtió Ríos.
La reactivación del proyecto en el vecino país es una señal de advertencia de que la exploración en Bolivia se hará con mucha más cautela.
“Lo que debe hacer YPFB o el Gobierno es firmar contratos interrumpibles con varias empresas, ya sea de Brasil o Argentina; buscar mercados a los que se pueda enviar gas cuando no haya demanda de los contratantes como Enarsa y Petrobras. Hay que cambiar la imagen comercial de estar atados únicamente a estos dos contratos”, sugirió.
El experto Bernardo Prado recordó que una vez que apareció el gas convencional, de alguna manera Bolivia perdió el título del único proveedor de la región; además que otros países optaron por la regasificación e importación de gas mediante barcos.
“Ahora sí Argentina llegará a desarrollar el yacimiento de Vaca Muerta, los volúmenes de gas que podría producir serían interesantes, al punto en el cual la dependencia del gas boliviano se vería reducida. Pero eso no quiere decir que se dejen de consumir gas boliviano. Argentina tiene una matriz energética altamente gasificada”, aclaró.
Sin embargo, cuando se inicie la producción de este gas no convencional en Argentina, Bolivia perderá la hegemonía de proveedor de energía de la región, que todavía tiene.
“Con el gas de esquisto a mediano plazo seremos menos competitivos, pasaremos de ser un proveedor más para Argentina y Brasil. Lo que Bolivia necesita en este momento es consolidar mercados para acomodar su gas. No se tiene capacidad de acomodar el gas en el mercado interno”, subrayó Prado.
Importancia del gas
Consumo La Argentina, al igual que el resto del mundo, utiliza un alto porcentaje de hidrocarburos. El petróleo y el gas alcanzan casi el 90% del total de la oferta energética del país.
Compra En promedio su producción está por encima de los 100 millones de metros cúbicos día (MMmcd); importa desde Bolivia cerca a 20 MMmcd y también se abastece con GNL desde Chile.
Para ver la página de origen haga clic aquí.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog