Importación desde China sube un 33% en cinco meses

Back to Blog

Importación desde China sube un 33% en cinco meses

El Deber
Las historias chinas suelen terminar siempre bien. Lo dijo Mo Yan, el último escritor chino en ganar el Premio Nobel de Literatura. Sin embargo, para Bolivia la historia comercial con este país de más de 1.360 millones de habitantes aún se encuentra en proceso de escritura y, a la fecha, con números negativos crecientes.
Según datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), a mayo de 2014 el valor de las importaciones desde China escalaron a $us 622 millones, siendo que en similar periodo de 2013 llegaron a $us 466 millones. Es decir, las ventas de China a Bolivia crecieron en $us  156 millones (33%), siendo el porcentaje más alto de todos los países proveedores.
Además, Bolivia importó durante estos primeros cinco meses del año 3.473 productos chinos por un valor de $us 622 millones y exportó solamente 47 productos, equivalentes a $us 146 millones. Las motocicletas menores a 250 cilindradas (cc) encabezan la lista de los productos que más ingresaron al país.
Hasta 2013, según datos del INE, Bolivia contaba con 166.000 motos registradas legalmente. Sin embargo, el programa B-Sisa (Boliviana de Sistemas de Autoidentificación) lleva un registro de alrededor de 200.000 motos.
Por ejemplo, el año pasado, Tomoko Okumura importó directamente desde esa nación asiática alrededor de 12 contenedores de motos de 205 unidades cada uno. Okumura es propietaria de la firma Puma motos, que trae y comercializa las marcas Kenyo y Puma en Santa Cruz. Aseguró que traer un contenedor al país le demora unos 100 días y un costo promedio de $us 100.000 incluyendo el pago de impuestos.
Después de las motos, en las cifras de importaciones le siguen las máquinas de perforación, los teléfonos, herbicidas y vehículos. Según la Cámara Automotriz Boliviana (CAB), en 2009 se importaron 274 vehículos chinos representando solamente un 4% del parque automotor del país.
Sin embargo, a noviembre de 2013, el volumen de importación superaba las 8.250 unidades representando más de un 25% de los más de 32.400 vehículos que ingresaron al país.
Ocupan el cuarto lugar
China ocupa el cuarto lugar de los países con mayor intercambio comercial con Bolivia, precedido por Brasil, Argentina y EEUU.  Wilfredo Rojo, presidente de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz (Cadex), aseveró que no existe en el país la suficiente conciencia sobre la ‘significación’ de China como socio comercial incuestionable.
Rojo remarcó que a escala mundial, este país asiático tiene la economía más grande, es el principal exportador, el segundo importador y el segundo inversionista con mayor capital, precedido por Estados Unidos.
El ejecutivo explicó además que, a pesar de ser un país comunista, China tiene un modelo de desarrollo económico abierto y las exportaciones son trascendentes para su política económica y comercial. Este país concluyó 12 Acuerdos de Libre Comercio (ALC) con más de 20 estados y regiones;  tiene ALC en vigor con Chile, Costa Rica, Nueva Zelanda, Pakistán, Perú, Singapur,  Suiza e Islandia y actualmente está negociando ALC con países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), Australia, Noruega, República de Corea  y  Japón.
Para la presente gestión, Cadex ha organizado unas 30 misiones comerciales con más de un centenar de empresarios bolivianos y entre los destinos principales se incluye China.
La Cámara Nacional de Comercio (CNC) explicó que el gigante asiático se ha convertido en el principal proveedor de manufacturas del mundo y por eso el volumen relevante de las importaciones. Sin embargo observaron que existe mucho potencial de Bolivia para incrementar las exportaciones especialmente de materias primas y de alimentos.
Para colaborar a los empresarios, la CNC implementó una Oficina Comercial en China que busca garantizar la seguridad de las transacciones comerciales en el ‘drágon asiático’. César Gonzales, socio de Latinasian Consulting es el delegado de la CNC en China.
El ejecutivo, que vive en China, aseguró que debido al proceso de industrialización que vive Bolivia con inclusión de las mypes y por los precios competitivos que maneja, China puede seguir incrementando los volúmenes de envío de maquinaria industrial.
Mayor rentabilidad
Luis Barbery, presidente de la Cainco, aseveró que el 85% de las exportaciones de Bolivia fueron minerales como plata, zinc, plomo, estaño en bruto y metálico. Sin embargo, el ejecutivo destacó que existen grandes oportunidades en el sector de alimentos debido a la población de China.
 
Barbery explicó que para que el empresario que viaje obtenga una mayor rentabilidad debe tener bien en claro qué es lo que se quiere importar o exportar con base en la necesidad de los mercados, teniendo en claro cuál es el precio que el consumidor final puede pagar por el producto.
Explicó que se debe realizar, además, un estudio detallado del costo de la logística, considerando que “mientras más tarda en llegar un producto al mercado final, los costos se encarecen y generalmente tienden a ser asumidos por el empresario”.
Una estrategia para incrementar la rentabilidad, según la CNC, es a través de la aplicación de economías de escala; es decir, realizar compras en cantidades importantes, que reduzcan el costo unitario tanto de adquisición como de transporte y logístico. Portales como madeinchina.com, alibaba.com o groupschina.com pueden ser de mucha ayuda
El contacto directo con los fabricantes determinará la calidad del negocio
Detalles tan sencillos como entregar la tarjeta de presentación con las dos manos o estar consciente de que un sí no siempre es sí en toda la extensión de la palabra, son algunas de las cosas que se deben tener en cuenta a la hora de visitar China. Un viaje al gigante asiático de entre 15 y 20 días puede costar $us 5.000.
Informarse de la logística
Julien Napolitano, jefe de operaciones y de fijación de precios de Fob Business Internacional (FBI), firma dedicada al transporte de carga aérea y marítima y que también asesora y lleva empresarios bolivianos a China, manifestó que antes que nada hay que informarse acerca de las características del país  asiático, ya sea a través de internet o asistiendo a los foros que organiza la Cainco o la Cámara Empresarial Boliviana China.
A decir de Napolitano, a la hora de mantener contacto con los proveedores chinos hay que estar conscientes de que algunas herramientas como Facebook o WhatsApp no funcionan allá, por lo que es necesario abrirse una cuenta en WeChat o un correo electrónico en una página habilitada en China.
 
Estando allá hay que tener en cuenta ciertos detalles para hacer negocios, como entregar la tarjeta de presentación con las dos manos y mirando a los ojos del receptor, saber que los chinos no dirán nunca a no un pedido, teniendo en cuenta que eso implica que la calidad del producto decae según el precio que se ofrece y que en las ferias no se cierran negocios, solo se hacen contactos, indicó Napolitano.
“Siempre se recomienda a los empresarios bolivianos hacer contacto directo con la fábrica o los comerciantes chinos”, expresaron desde el Consulado General de China en Santa Cruz.
Han pasado casos de estafa en que comerciantes locales hacen compras por internet o teléfono. Luego de acordar el precio, la fecha y la forma de pago, hacen el envío del dinero a través de remesadoras, pero la parte china dice que nunca ha recibido el dinero porque sus correos han sido hackeados, señaló el consulado chino añadiendo que siempre hay que tomar todos los recaudos posibles.
Análisis
Si se concretan acuerdos, China será un comprador
César Gonzales – Delegado De La Cámara Nacional de Comercio En China
El comercio exterior entre Bolivia y China en estos momentos es muy bueno y crece a pasos acelerados, aunque hay un desbalance entre las importaciones de China y las exportaciones hacia China. Bolivia se encuentra en tiempos de bonanza económica y eso ha conllevado a que los empresarios se lancen a importar más. El empresario boliviano ha abierto sus horizontes y ya no compra producto chino a los norteamericanos, sino que comienza a comprarlo directamente en China.
Respecto al desbalance, entiendo que el Gobierno Boliviano se encuentra negociando tratados bilaterales para poder exportar productos agrícolas a China. Si eso sucediese, China con seguridad comenzará a solicitar muchos más productos bolivianos y así se podrá corregir un poco el desbalance actual. Para las personas que viajan por primera vez es recomendable contratar los servicios de un traductor que ayude en la comunicación o contar con alguien que hable el idioma y tenga experiencia en comercio con China. En las ferias hay cientos de proveedores y aunque  es muy fácil encontrar buenos, elegir el adecuado puede ser desafiante.
Para ver la página de origen haga click aquí

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog