Back to Blog

BDP de primer piso arrancará con cartera de Bs 200 millones

Cambio
El Banco de Desarrollo Productivo (BDP) aguarda la promulgación de un Decreto Supremo que le permitirá la transición de banco de segundo piso a primer piso. Este cambio posibilitará a la entidad ampliar su cartera crediticia, llegando con mayor cobertura a las zonas rurales alejadas. En este marco, Ramos explicó a Cambio los preparativos que viene realizando la banca estatal para afrontar el nuevo desafío financiero.
Cambio (C.): ¿La Ley de Servicios Financieros autoriza al BDP su transformación a banco de primer piso, cómo se realizará este proceso? Verónica Ramos (v.R,): Esperamos pasar a banco de primer piso este segundo semestre, estamos a la espera de un Decreto Supremo, que es lo básico y que la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) nos dé la autorización. Estamos listos en términos de la generación de todos los mecanismos e instrumentos operativos para trabajar como banco de primer piso.
C.: ¿Para cuándo proyectan este cambio estratégico? V.R. : Nosotros queremos salir como banco de primer piso en agosto de este año, como máximo los primeros días de septiembre, porque queremos alcanzar la época de la siembra (de productos agrícolas). El segundo semestre comienza la producción de alimentos, dependiendo de la época de lluvias se puede prolongar unos meses. Si es un año productivo, los agricultores van a necesitar los créditos más rápidos, si es un año más seco, la siembra puede prolongarse hasta mediados de diciembre.
C.: ¿Cuál será el impacto para el BDP convertirse en banco de primer piso y qué beneficios se espera de este hecho? V.R.: Para nosotros, el principal impacto será el contacto directo con nuestros clientes. A la fecha, hemos trabajado a través de las entidades intermediarias, entonces todas las entidades financieras que han trabajado con nosotros, a través de los diferentes productos, han sido las que hicieron el trabajo por nosotros, mediante las ventanillas de créditos. Estas entidades no necesariamente han tenido la capacidad instalada para responder a la demanda que teníamos. Adicionalmente, esta suerte de intermediación te alarga los plazos de colocación de créditos, entonces nosotros vemos un reto en términos de mejorar plazos y mejorar nuestra presencia, y poder responder esa demanda que tienen los productores. Es importante mencionar que no vamos a romper con las entidades de intermediación, sino, vamos a continuar trabajando con ellas y nos complementaremos en diferentes áreas del BDP.
C.: ¿Cómo complementarán su trabajo con las entidades financieras y cómo se coordinará para cumplir sus objetivos? V.R.: Trabajaremos articulados al Banco Unión, en términos de servicios financieros, para tener un resultado de mayor cobertura en diferentes sectores, principalmente el rural donde no llega la banca tradicional.
C.: Cuando se habla de bancos, el cliente tiene la idea de tener una oficina central y otras agencias en diversos sectores ¿sucederá lo mismo con el BDP? V.R.: Nuestra oficina central funcionará aquí (Edificio Torres Gundlach, piso 10, La Paz) y vamos a tener oficinas en algunos lugares donde no tengamos presencia para ampliar la cobertura y dar créditos productivos.
C.: ¿Qué pasará con los ahorros, el BDP podrá captar los depósitos de la población? V.R.: Cuando seamos banco de primer piso, vamos a poder captar ahorros, primero queremos empezar con los créditos que es un sector donde tenemos más experiencia y luego trabajamos con los ahorros. La ley nos abre a todo, entonces vamos aprovechar todas las oportunidades que brinda el sistema financiero, incluido los depósitos a plazo fijo (DPF). La captación de ahorros podría estar lista a principios de 2015, pero nuestros clientes no serán los tradicionales, es decir, la gente del sector urbano, nosotros nos concentraremos en otro tipo de clientes, es decir de las personas que todavía ahorran en ovejas, en chuño, en alimentos, es decir, queremos fomentar el ahorro en sectores no tradicionales donde no llegan los servicios financieros.
C.: ¿Con cuánto de cartera de créditos arrancará el BDP como banco de primer piso? V.R.: Nosotros pensamos ingresar en cartera directa con 200 millones de bolivianos para créditos productivos y proyectamos terminar con una cartera total de casi 1.000 millones de bolivianos hasta el 2018.
C.: Sabemos que el BDP se especializa en créditos productivos ¿Qué nuevos productos ofrecerán o a qué nuevos sectores pretenden llegar con más preferencia? V.R.: Queremos trabajar otros productos. El BDP ya es experto en el sector agropecuario, tenemos a la fecha más de 5.000 millones de bolivianos colocados en créditos productivos y más de 150.000 clientes. El 70% de los créditos se destinó al sector agropecuario, hemos desarrollado servicios específicos como el sector de la caña, granos, semillas, vitivinícolas, avícola, castañero, es decir, conocemos la actividad. El reto ahora es llegar a sectores que transformen las materias primas, necesitamos trabajar en la transformación de valor agregado, ese será el énfasis que dará nuestro banco de primer piso. Queremos llegar a sectores como la metal mecánica, la producción en cueros y todo lo que implique la transformación. La propuesta a nivel de la política nacional es apoyar la industrialización, la transformación, la inclusión del valor agregado y nuestra misión es cumplir con este mandato.
C.: ¿Cuáles serán los retos que tendrán que vencer? V.R.: Bueno, los principales retos de primer piso que tenemos que sobrellevar será el contacto directo con los clientes, consolidar la experiencia de primer piso y ampliar nuestra cobertura para beneficiar a los productores, artesanos y diversos sectores de la economía. C.: ¿Cómo se beneficiarán los clientes con este cambio? V.R.: El objetivo principal del BDP como primer piso es atender esa demanda insatisfecha de los productores que requieren de créditos para aumentar su producción, pero no consiguen financiamiento.
C.: En cuanto a las tasas de interés ¿trabajarán con la regulación que autoriza la Ley de Servicios Financieros? V.R.: Estamos haciendo el análisis de las tasas y obviamente vamos a cumplir con lo que señala la normativa, no podemos trabajar con tasas mayores. El BDP tiene tasas del 6%, 7%, 8% y 10%, entonces vamos a revisar y vamos a mantenernos en relación a nuestro fondeo y las posibilidades de trabajo.
C.: ¿Cuáles fueron los beneficios e impactos que lograron los créditos que otorgó el BDP a los pequeños productores? V.R.: En relación a los créditos hemos verificado que los pequeños préstamos sirven para apoyar que el productor se mantenga activo en el sector agrícola, donde el financiamiento es clave para mantenerse en el negocio y aumentar su producción.
Para ver la página de origen haga click aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia

Suscríbete

Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores

    Correo electrónico