Back to Blog

Pulso • No más trabajadores eventuales

Si el mes de mayo le sorprendió a usted y a su empresa con alguno o varios

Adiós libre contratación y libre despido. ¿Qué advierten los abogados y qué los empresarios?
empleados eventuales dentro de su planilla, malas noticias, pues aunque no esté muy contento con el rendimiento de esos trabajadores ni tenga el suficiente dinero para ampliar sus gastos, deberá ahora contratarlos so pena de correr  con todos los inconvenientes y multas que conlleva el hacer caso omiso a la norma. Los abogados laboristas le advierten que los inspectores del Ministerio del Trabajo “le pueden caer cualquier rato” o alguien de su propia empresa, denunciarlo. Cabe recordar que el decreto supremo 28699, que entró en vigor los primeros días de este mes, aunque no gozó de mucho brillo ni prensa, anuló el artículo 55 del Decreto 21060 y el artículo 39 del Decreto 22407 sobre la libre contratación y el libre despido. Por ahora los trabajadores ganan la pulseta contra las empresas. Pero ¿qué advierten los abogados y qué los empresarios?

El abogado laborista, Roberto Villarroel Barrero, explica que con esta disposición el empleador está obligado asimilar a todos sus trabajadores eventuales. Por tanto, necesariamente la parte patronal deberá ampliar su planilla de gasto para solventar la erogación que conlleva el cumplimiento de esas obligaciones, beneficios sociales, subsidios familiares, categoría diferencial y otros para todos aquellos empleados que estén trabajando más de cuatro meses en su empresa.

Si bien, hay algunos puntos con los que Villarroel Barrero no está acuerdo con la nueva norma, en cambio muestra que el gobierno ha cumplido lo que había propuesto en la campaña electoral, derogar el 21060 y proteger a los trabajadores: prácticamente éstos, dice, estaban desde 1985 huérfanos en cuanto a la protección de su fuente de trabajo. El empleador simplemente con anunciar el despido, había cumplido la norma. En cambio ahora tiene que explicar la razón del despido y es más, demostrar. No sólo es explicar porque se lo está despidiendo sino también probar que verdaderamente el trabajador incurrió en esas faltas, y si se demuestra, el asalariado no tiene nada más que hacer, debe irse. Ese el proteccionismo de la Ley General del Trabajo, explica.

Antes de la aprobación 28699, el patrón tenía la facilidad de anunciar el despido sin tener que explicar las causas, sin señalar si el trabajador había cometido abusos contra la empresa, robo o incumplimiento de sus deberes. Pero, dice, se llegó a utilizar el artículo 55 de manera muy discrecional; en cambio ahora con la derogación de este artículo el empleador “ve que ya no se pueda botar al trabajador de forma discrecional sino que tiene que explicar por qué motivos, por qué razones se lo despide”.
Medidas populistas

El empresario George Satt de United Furniture sostiene nuevo decreto no beneficia lamentablemente a nadie; es un intento para obtener apoyo político de la población y no así, para generar más empleo o mejores las condiciones para los trabajadores. “En el corto plazo, veremos una subida en la popularidad del Presidente generada por ésta y otras medidas que está tomando, pero a la larga, estas medidas populistas tendrán un gran costo político y económico ya que no generarán los resultados esperados”, agrega.

De acuerdo a los economistas del Cedla (Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario) mientras no se afecte a la concepción neoliberal del decreto 21060 (liberalización de mercados, apertura irrestricta de la economía al comercio mundial y a la inversión extranjera), “no se garantiza la transformación del mercado laboral fuertemente orientado hacia el libre mercado, y menos un cambio de la precariedad laboral”. La derogatoria del artículo 55 del 21060, añaden, si bien es mostrada por el actual gobierno como una medida revolucionaria que por sí sola dará estabilidad laboral y mejorará las condiciones de los trabajadores, no lo hará.

Satt en cambio señala que el mejor instrumento para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos es el sector productivo nacional. Hasta la fecha, este sector ha recibido señales equivocadas que han generado un alto grado de incertidumbre; elemento que representa el enemigo numero uno de la inversión, dice.

Los empresarios prevén que, con el nuevo decreto, el trabajo se informalizará en el largo plazo. La Cámara de Industria, Comercio y Servicios de Santa Cruz (Cainco), advirtió – según registra el periódico La Prensa- que “la abrogación del artículo 55 del Decreto 2160 puede beneficiar al trabajador en el corto plazo, pero a largo plazo es muy probable que se vuelva mas informal el sector laboral, en ausencia de una efectiva fiscalización de parte del gobierno”.

¿Qué dice el abogado laborista? ¿La nueva condicionante legal favorecerá el empleo? “Muchos empleadores van a pensar dos veces a la hora de contratar nuevos trabajadores.

Villarroel Barrero explica que la Ley General de Trabajo en Bolivia es una ley que esencialmente protege al trabajador y el nuevo decreto está sujeto a la norma mayor, aunque, dice, se da excesivo poder al Ministerio de Trabajo, similar a una atribución de un juez.

Según el dirigente fabril Francisco Quispe al solo anuncio del incremento de salario mínimo y la derogatoria del artículo 55 del 21060, entre enero y abril, provocó que los empresarios retiraron a 100 trabajadores de las fábricas en La Paz: “La reacción del empresariado ha sido inmediata porque ambas medidas afectarían sus costos laborales principalmente en relación a los trabajadores antiguos”, se escribe en el boletín Alerta Laboral.

Urgente, rayar la cancha
Villarroel Barrero aconseja que en las actuales condiciones lo primero que debe hacer un empresario es aprobar un reglamento interno de trabajo el que debe estar aprobado por el Ministerio, ahí los empleadores tendrán que ceñirse a la Ley General para ver el rendimiento y las funciones del trabajador, reglamentar los derechos y las obligaciones de la empresa, en fin rayar la cancha para que los trabajadores tengan las reglas claras. Entonces ante cualquier problema, la empresa tendrá que aplicar su reglamento y como ese reglamento está aprobado por el Ministerio, entonces los despidos serían justificados ni vuelta que dar. El empleador tendrá que tener más control de los trabajadores que tiene bajo su dependencia. Caso contrario, la empresa no podrá cumplir con sus metas de eficiencia.

Igualmente encuentra aconsejable especializar mejor a los recursos humanos con los que se cuenta para responder a las exigencias que tiene la empresa. Y finalmente, cumplir la norma porque si al empresario le sorprenden evadiendola, la ley puede caerle con todo el rigor que tiene.

George Satt espera que en el corto plazo se den señales de estabilidad y se aclaren todas las dudas que se han generado en el sector productivo y que de una vez se pueda aprovechar la tan favorable coyuntura internacional para poder generar empleo y desarrollo en el  país. El lanzamiento del plan económico por parte del gobierno representa una oportunidad para lograr la inserción, en forma directa o indirecta, de todos los ciudadanos al aparato productivo, dice.

Entretanto, los economistas del Cedla calculan que el desempleo abierto en el área urbana del país, podría alcanzar este año a 11, 8%. Esto significa más de 315.000 personas que estarían desempleadas y buscando un lugar en el difícil mercado laboral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia

Suscríbete

Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores

    Correo electrónico