Back to Blog

La Prensa • El BCB proyecta más desempleo y pide a la población austeridad

Datos de la UDAPE indican que el número de desempleados en el país sumaban 219.000 en 2008. La crisis puede no ser muy prolongada y la economía quizás se recupere hasta 2010, según el ente emisor.

El Banco Central de Bolivia (BCB) prevé para 2009 mayor desempleo y menores ingresos como consecuencia de la crisis financiera internacional que comenzó a golpear al sector productivo; recomienda a la población austeridad y prudencia en el gasto, además de ahorro.

El presidente del instituto emisor, Gabriel Loza, durante la presentación del informe de la memoria anual con los datos económicos de 2008, indicó que los efectos de la crisis se manifestarán en la actividad real de la economía con menor producción y menos empleos, salarios e ingresos.

Loza no dio cifras sobre cuánto aumentará el desempleo, sólo señaló que superará el 7 por ciento del año pasado.

El director de la consultora Labor, Rolando Eróstegui, aseguró que este año la tasa alcanzará a un 8 por ciento debido a la expulsión de trabajadores de la minería y del rubro de confecciones.

Esto producto de la crisis y de la suspensión de los beneficios de la Ley de Promoción Comercial Andina y Erradicación de las Drogas (ATPDEA). “La única manera de generar empleos es que la economía alcance tasas de crecimiento sostenibles”. Por su parte, el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA) informó que en 2008 esta variable cerró en un 10,2 por ciento.

La Unidad de Análisis de Políticas Sociales y Económicas (UDAPE) proyectó el año pasado una tasa de desempleo para 2009 de 6,6 por ciento, cifra inferior a la registrada en 2008 que fue de 7 por ciento. Es decir que el número de cesantes iba a disminuir de 219.000 a 200.000.

Loza admitió: “Que hay una disminución del ingreso disponible, la hay; que el desempleo puede aumentar en algunos sectores por encima de los niveles que habíamos alcanzado del 7 por ciento, puede aumentar; que tendrá un impacto en la pobreza, está claro”.

Sin embargo, recordó que esto será amortiguado por la política de protección social que impulsa el Gobierno.

Además afirmó que el impacto de la crisis será menor en comparación con otros países gracias a la economía informal o los incentivos fiscales de los bonos Dignidad, Juancito Pinto y, el más reciente, Madre-Niño que amortiguarán la falta de ingresos disponibles en la población. Ante este panorama, el Banco Central de Bolivia recomendó a la población “una conducta más cuidadosa y más moderada en el gasto fácil y mantener el ahorro, aunque sin declinar el consumo porque esto provocaría una reducción de la demanda interna que se traduciría en menos producción y una mayor contracción de la economía”.

Las remesas en 2008 llegaron a 1.097 millones de dólares gracias a los envíos de los bolivianos en Argentina y Estados Unidos; sin embargo, el mayor flujo que proviene de España disminuyó en 26,6 por ciento a raíz de la crisis económica.

El BCB reconoció que esta tendencia continuó en la presente gestión y hasta el primer bimestre ya se presentó una reducción del 9 por ciento en los flujos.

El instituto emisor proyecta para este año una desaceleración del crecimiento del 6,15 por ciento alcanzado en 2008 a una tasa de solamente 4 a 5 por ciento.

Esto como consecuencia de la caída de precios de los principales productos de exportación. Desde agosto del año pasado, las cotizaciones de los combustibles se derrumbaron en 5,8 por ciento, la de los productos agrícolas en 22,3 por ciento y los minerales en 38,8 por ciento.

El comportamiento del sector hidrocarburífero estará condicionado, según la entidad monetaria, a los niveles de inversión y de volumen que se exportan a Brasil, que desde enero bajaron de 30 a 20 millones de metros cúbicos, y a la Argentina, donde se envía entre 4 y 6 millones.

El Ministerio de Economía y Finanzas prevé una disminución de los ingresos del sector de sólo el 17 por ciento respecto de 2008.

Sector financiero sólido

Pese a que la crisis comenzó a golpear al sector productivo, el BCB señala que el sector financiero se mantiene sólido.

Esto debido a que tiene poca dependencia del financiamiento externo (menor al 3 por ciento del total de sus deudas) y elevados índices de liquidez y solvencia. Su coeficiente de Adecuación Patrimonial llegó en 2008 al 14 por ciento, cuando el requerimiento es del 10 por ciento.

Disminuye la salida de divisas

La salida de divisas al exterior a través del Banco Central de Bolivia (BCB) disminuyó de 160 millones de dólares que alcanzaron en octubre de 2008, cuando comenzó a repercutir la crisis económica en el

país con el descenso de precios de las materias primas, a 7,4 millones de dólares en lo que va de abril de este año.

El presidente del ente emisor, Gabriel Loza, destacó esta sustancial reducción, aunque también indicó que producto de la crisis no se registraron transferencias del exterior hacia el país.

Loza resaltó, además, la disminución de la venta de moneda estadounidense en el Bolsín. En enero se vendió al sistema financiero un valor de 238,7 millones de dólares, en tanto que en lo que va del cuarto mes de este año bajó a 45,4 millones de dólares.

La demanda diaria de dólares alcanza en la actualidad a 2,5 millones de dólares. Esto para Loza es “un indicador de que la economía no sobrerreacciona, el sistema financiero actúa adecuadamente, los agentes económicos y las familias no actúan con temores (por la crisis)”.

Analistas recomiendan el dólar

Dos ex autoridades del área económica recomendaron cambiar el ahorro en UFV (Unidades de Fomento a la Vivienda) a dólares para preservar su valor, porque se prevé que después de las elecciones generales previstas para diciembre, la moneda estadounidense se apreciará.

Días atrás, el gerente de Operaciones del Banco Central de Bolivia (BCB), Wálter Orellana, explicó que debido a que la tasa de interés de la UFV no subirá más, entonces es preferible que la población ahorre en moneda nacional, que tiene un interés del 8 por ciento.

El ex presidente del BCB Armando Méndez dijo que hasta ahora la mejor opción para ahorrar era hacerlo en UFV porque permitía obtener una rentabilidad igual a la tasa de inflación, pero ahora no está asegurado que ese índice se mantenga, por lo que la mejor opción es el dólar, si se trata de ahorros a largo plazo.

Similar criterio emitió el ex ministro de Hacienda Waldo Gutiérrez, quien dijo que lo recomendable es empezar a ahorrar en la divisa estadounidense porque la subida del dólar “está a la vuelta de la esquina”.

Cainco: “Sube la deuda interna”

Aunque el Banco Central de Bolivia (BCB) asegura que la deuda interna contraída por el Tesoro General de la Nación (TGN) es sostenible; la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo (Cainco) sostiene que aumentó hasta 7.817 millones de dólares.

Hasta el 19 de marzo de este año, de acuerdo con los datos oficiales del BCB, estas obligaciones alcanzaron a 5.427 millones de dólares y la externa a 2.416 millones de dólares.

Sin embargo, la Cainco afirma que estas cifras no registran la deuda contraída entre entidades estatales que suman 2.380 millones de dólares que provienen, por un lado, de los 780 millones que se prestó el TGN del instituto emisor y que data de varios años atrás.

Por otra lado están los 600 millones de dólares del Fondo para la Reconstrucción, Seguridad Alimentaria y Apoyo Productivo, aprobado mediante el Decreto Supremo 29453 de 22 de febrero de 2008 y refrendado su uso por la Ley del Presupuesto General de la Nación 2009.

A ello se suman los mil millones de dólares que el BCB prestará a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y que también se encuentran presupuestados en el PGN de este año.

El presidente del BCB, Gabriel Loza, aseguró que la deuda del TGN presenta niveles moderados y la que contrajo el instituto emisor para disminuir la liquidez de la economía si bien creció, tenderá a bajar.

Por su lado, el crédito para YPFB se encuentra vigente, pero sin desembolsos porque aún falta la suscripción del contrato correspondiente, entretanto, no puede ser empleado.

El riesgo, sostiene la Cainco, es que en la medida que aumente la deuda pública y se avecina una crisis económica, se desconoce si los ingresos del país serán suficientes para realizar los pagos.

Por ejemplo, con el precio del barril de petróleo a 50 dólares, el PGN tendrá un déficit del 25 por ciento.

Perspectivas

El FMI proyectó una caída del crecimiento económico mundial del 1,3 por ciento para 2009.

Se espera que la crisis dure hasta 2010, para entonces se prevé un crecimiento del 1,6 por ciento.

El crecimiento proyectado del 5% para 2009 se encontraría por encima del promedio de la región.

En 2008, la actividad económica creció en 6,15 por ciento del PIB, la tasa más alta desde 1975.

Las Reservas Internacionales Netas en 2008 alcanzaron a 7.722 millones de dólares.

El Banco Central proyecta la disminución de la tasa de inflación a un 8 por ciento este 2009.

Más datos

La tasa de desempleo para 2009, según la UDAPE, fue proyectada en 6,6 por ciento.

El número de personas desempleadas en el país sobrepasa los 200.000.

Las remesas del exterior en el primer bimestre de este año cayeron en 9%, según el ente emisor.

Los envíos de España disminuyeron desde el año pasado en un 26,6% por efecto de la crisis.

Para mayor información haga click aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia

Suscríbete

Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores

    Correo electrónico