Back to Blog

El Nuevo Día • El gasto público boliviano es el menos transparente

Bolivia ocupa el último lugar a nivel latinoamericano entre los países menos transparentes en la administración de su gasto público, según una encuesta elaborada por un prestigioso instituto privado de Estados Unidos.

A nivel global, Bolivia ocupa el puesto 74 entre 85 países, que formaron parte del estudio del  International Budget Partnership (IBP). El país obtiene una calificación de 6% y está entre las naciones que no ofrecen ninguna o muy escasa información a sus habitantes sobre los gastos públicos implementados  por el Gobierno.

El informe aparece en un momento en que se ha desatado un escándalo en el país, debido a los serios indicios de irregularidades en la adjudicación de la construcción de una planta gasífera, por un monto de 86,5 millones de dólares.

El informe de IBP mostró un dato demoledor: el 80% de los gobiernos no ofrecen la información adecuada sobre sus gastos, por lo que la población es incapaz de reclamar cuando hay malos manejos de las finanzas.

En la región, República Dominicana (68), Honduras (66) y Nicaragua (62) se ubican delante de Bolivia, pero tampoco ofrecen ninguna o muy escasa información .  Los gobiernos de Venezuela (54), El Salvador (48) y Ecuador (47) son poco transparentes.

Brasil, es el más transparente del continente en el puesto 7, y Perú, en el 11, proveen suficiente información.  Para graficar, el estudio de IBP pone el ejemplo de Nicaragua, que «rehúsa dar cuenta sobre los fondos que recibe del gobierno de Venezuela».

Similar situación se vive en nuestro país, porque los ‘cheques venezolanos”, que periódicamente entrega el Gobierno de Evo Morales (a municipios, movimientos sociales y Fuerzas Armadas), no entran en ninguna contabilidad, ni están incluidos en el Presupuesto General de la Nación. El monto global supera los 100 millones de dólares, según datos extraoficiales.

“Ese estudio refleja lo que ha venido sucediendo en el país. En reiteradas ocasiones se ha llegado a exigir que el Gobierno dé un informe pormenorizado del gasto público”, dice el presidente del Colegio de Economistas de Bolivia, Waldo López.

El economista ejemplifica que en una compra de equipos o de una obra, la información se limita sólo al monto global. “¿A quién se compró? ¿cuánto costó? ¿quiénes llegaron a ser invitados? ¿La invitación fue a nivel internacional?, todo eso el público no lo sabe”, agrega López.

El estudio dividió a los gobiernos en cinco categorías; los que obtenían entre 100 y 81% son los países que ofrecen amplia información. Entre 80 y 61% están los que divulgan informaciones significativas; obtienen entre 60 y 41% los que dan algunos reportes; califican con 40 a 21% los que ofrecen algunos datos, mientras que califican con entre 20 y 0% los gobiernos que dan escasa o ninguna información. En este último grupo está ubicado Bolivia.

YPFB incumple la ley

La petrolera estatal YPFB, incumple la ley al no divulgar los datos sobre producción, inversiones o ingresos, tal como lo exige la ley, dijo hace poco el ex superintendente del sector, Carlos Miranda.

“YPFB publicará semestralmente y con carácter oficial, en su página web institucional (www.ypfb.gov.bo) y por escrito mediante comunicaciones oficiales, toda la información referida a los costos recuperables y al cálculo realizado para la determinación de la participación de YPFB y de las empresas petroleras en los beneficios de la actividad de hidrocarburos”, dice el artículo 6 de la ley 1730 referida a los contratos petroleros.

En varios incisos especifica que la información detallada de cada campo debe contener: costos de personal de las empresas operadoras, de materiales; inversiones, impuestos, regalías, IDH, patentes, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia

Suscríbete

Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores

    Correo electrónico