Back to Blog

Bolpress • 182 mil desempleados en 2008

La tasa de desempleo en 2008 en cinco ciudades del país llegó a 10,2%; las más afectadas fueron La Paz y El Alto (11,6% y 13,5%, respectivamente), en tanto que las tasas más reducidas se registraron en las ciudades de Potosí (9,4%), Santa Cruz (8,2%) y Cochabamba (7,7%), según una encuesta realizada por el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA).

Aproximadamente 182 mil personas buscaron trabajo en 2008 y no lo encontraron. Este nivel de desempleo se asemeja al observado en los momentos de crisis y caída de la expansión del Producto Interno Bruto (PIB), como fueron los primeros años de la década de 2000.   El gobierno ofreció crear 259 mil empleos en 2009, que se prevé serán eventuales y sin seguridad social.

La encuesta del CEDLA muestra que el desempleo abierto está feminizado en todas las ciudades estudiadas: 6 de cada 10 personas sin trabajo son mujeres, lo que equivale a 13,2%, muy por encima de la que se observa entre los varones (7,5%).

Las tasas más elevadas de desempleo se encuentran en los grupos comprendidos entre 15 y 34 años: el 65% de los desempleados tiene menos de 35 años, de ellos, 61,8% son hombres y 67,2% son mujeres.
También se presentan tasas elevadas de desempleo en los jóvenes de entre 15 y 24 años de edad, especialmente en La Paz y Cochabamba. «Los jóvenes en estos rangos de edad cuentan con menor experiencia laboral, por lo general tienen inserciones laborales menos estables y más precarias, por lo que sus transiciones entre la ocupación y el desempleo ocurren con períodos de desempleo más prolongados», señala el documento.

Desempleo ilustrado

En todas las ciudades, la tasa de desempleo es mayor a medida que el grado de educación aumenta. En el caso de las personas que han alcanzado estudios superiores (licenciatura y postgrado) es de 12,1%; en tanto que los que cursan el ciclo secundario llega a un 10,5%, tanto entre varones como mujeres.

Una de las razones por las cuales la brecha entre demanda de mano de obra calificada y no calificada se ha ensanchado -en favor de esta última- es que la demanda de trabajo está direccionada predominantemente hacia la mano de obra no calificada, debido a que esta puede ser más dócil frente a las estrategias de abaratamiento de costos laborales y la menos proclive a la participación sindical.

Poca demanda de empleo

El informe señala que en 2008, cuando la economía parecía gozar de buena salud, la persistencia de elevadas tasas de desempleo es el resultado de un crecimiento económico con insuficiente demanda de trabajo.

«La baja productividad con que opera la mayor parte de los sectores económicos, el agotamiento de las actividades intensivas en mano de obra y los bajos niveles de inversión con destino a la mejora de la capacidad productiva son los factores principales que acompañan el desempleo estructural existente en el país», señala el informe del CEDLA.

Exceptuando Potosí, donde el motor del crecimiento ha sido la reactivación de la actividad minera, los niveles de expansión del producto no son suficientes para impulsar la demanda de trabajo al ritmo requerido para atenuar el desempleo.

Lo más probable es que esta cifra de desempleo calculada para el 2008 se incremente este año, debido al impacto de la crisis internacional. La baja de los precios de los minerales ya ha incidido en la caída de la producción minera en Potosí; el cierre de cooperativas e ingenios ha provocado una generación de desempleo directo e indirecto. La empresa Sinchi Wayra dejará a por lo menos 500 personas sin trabajo entre 2008 y 2009. En El Alto y el resto de las ciudades es posible que existan más desocupados debido a la pérdida de acceso a las ventajas de la Ley de Preferencias Arancelarias (ATPDEA), al retraimiento general de las exportaciones y al inminente retorno de un porcentaje significativo de trabajadores migrantes bolivianos que han perdido su empleo en el exterior.

Servicios, el sector más afectado

A la cesantía originada en los servicios estatales, se suma el mayor desempleo entre los trabajadores del servicio doméstico a causa del deterioro del poder adquisitivo de los salarios, sobretodo de las clases medias. Esto se ve reflejado en un incremento de la tasa de cesantía en el sector de Servicios (12,4%) durante el primer semestre de 2008.

Según el CEDLA, la contratación de trabajadores para las tareas propias del hogar ha disminuido en todas las ciudades en las que se realizó la encuesta, con excepción de Cochabamba. Al parecer, «el deterioro del poder adquisitivo de los ingresos laborales y el aumento de la inflación en el rubro de alimentos, estaría llevando a que muchos hogares de las clases medias tiendan a prescindir de estos servicios, con efectos sobre un flujo de salida inusualmente alto en este grupo de trabajadores (24%), en su mayoría conformado por mujeres».

Otros sectores que estarían expulsando fuerza de trabajo son la Industria con 7,0%, la Construcción y el Transporte con 6,3%; en tanto que en el Comercio la cesantía llega al 5,3%. Por otra parte, el Transporte en La Paz y Potosí, la Construcción en El Alto y Potosí, así como la Manufactura en Santa Cruz, son los sectores que registran tasas de cesantía superiores al promedio.

En términos generales, la encuesta del CEDLA indica que la tasa de desempleo en las ciudades de La Paz, El Alto, Cochabamba, Santa Cruz y Potosí llegó al 10,2%, lo que en términos absolutos significa que el número de personas que buscan un empleo y no lo encuentran alcanza a 182 mil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia

Suscríbete

Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores

    Correo electrónico