La disolución de la dominación masista

La salida del MAS del gobierno implica la disolución del dominio masista, que ha entrado en la fase de destrucción de los bienes públicos, de los bienes familiares y las vidas. Incluso están destruyendo cosas que este gobierno habría montado como infraestructura pública. Este despliegue de la violencia destructiva está generando a su vez la destrucción de su partido, que se revela como fuerza destructiva y autoritaria, lo que está provocando la desarticulación del control que tenían en varios núcleos de la sociedad civil. Algunas centrales obreras departamentales se han deslindado de la línea de la dirección de la...

Read more...

Un largo proceso de degradación

(*) Silvia Rivera Cusicanqui Es clave para entender lo que está sucediendo ahora en Bolivia entender, a su vez, el proceso de división creciente y la degradación que durante los gobiernos de Evo Morales sufrieron los llamados movimientos sociales –que fueron el respaldo inicial del presidente– por una izquierda que permitía una sola posibilidad y no permitía la autonomía. Es una historia que comenzó entre 2009 y 2010, aproximadamente, cuando se armó otra forma de gobierno, otra forma de Estado, distinta a la que se venía proponiendo en las bases. Es un Estado crecientemente autoritario, que va a monopolizar el poder...

Read more...

Lamento boliviano o sobre la otra servidumbre

(*) Jeudiel Martinez Estoy viendo que hasta las publicaciones trotskistas -tan patéticas como tristes- están hablando escandalizadas del golpe en Bolivia. Como hace mucho tiempo los marxistas abandonaron el análisis político en favor de una especie de moralismo, de un escándalo perpetuo contra la derecha , entonces eso no extraña. El problema es que, en este caso, incluso si uno creyera en la acción del enemigo malo-malo, de la gente mala-mala, tendría que preguntarse no sólo como las acciones de Evo Morales les abrieron las puertas sino sobre la legitimidad de esta idea de la reelección indefinida que viene derecho...

Read more...

Guaidó y la rebelión obediente

(*) Jeudiel Martinez No tengo paciencia para Guaidó. Muchos no la tenemos. Procesamos la repulsión que nos causa compartiendo o haciendo memes sobre él. Creer que Guaidó significa algo, que significó algo es una estupidez, pero una que atraviesa a todo el espectro político en este continente. Pero Guaidó siempre fue un vacío, un pretexto, un instrumento. Personalmente no me gusta Guaidó porque es solo un político y no me gustan los políticos, que en este punto de la historia cada vez sirven para menos: no saben hacer, como los técnicos, no tienen ideas, como los asesores, no luchan como activistas y...

Read more...

A mis amigos del mundo mundial

(*) Alfonso Gumucio Dagron Qué difícil ha sido redactar lo que sigue, y qué tedioso me resultó hacerlo. Sin embargo, ya que me tomé el trabajo de escribir, espero que mis amigos en el exterior lean esto hasta el final y que sirva para aclarar sus dudas. Tengo amigos regados por todo el mundo, ya que a lo largo de mi vida profesional he estado en 77 países (según la cuenta que hizo mi hijo). Muchos de esos amigos o conocidos me han escrito en estas semanas preocupados por las noticias que reciben de Bolivia, para pedir mi opinión, porque confían...

Read more...

Bolivia: un levantamiento popular aprovechado por la ultraderecha

-Raúl Zibechi (*) El levantamiento del pueblo boliviano y de sus organizaciones fue lo que en última instancia provocó la caída del gobierno. Los principales movimientos exigieron la renuncia antes de que lo hicieran las fuerzas armadas y la policía. La OEA sostuvo al gobierno hasta el final. La crítica coyuntura que atraviesa Bolivia no comenzó con el fraude electoral, sino con el sistemático ataque del gobierno de Evo Morales y Álvaro García Linera a los movimientos populares que los llevaron al Palacio Quemado, al punto que cuando necesitaron que los defendieran, estaban desactivados y desmoralizados. 1.- La movilización social y...

Read more...

Bolivia, entre wiphala y biblia

  Evo Morales se ha convertido en un caudillo y una máscara al mismo tiempo. No dudó en alimentar el conflicto, que luego degeneró en una «fascistización del proceso», que invisibilizó miles de jóvenes bolivianos y bolivianas, que salieron a las calles, quizás por primera vez en sus vidas, para desafiar el poder que Evo pensó que podría ser eterno. Es significativo que aquellos que se aferran al poder lo pierden, y aquellos que se insinúan en las revueltas y usan su potencia, lo conquistan tácticamente… ¿Cómo podemos colocarnos detrás de una coalición cívica que durante años ha defendido los...

Read more...

Página7•¡Nadie se cansa! Ecologistas y sin miedo, millenials lideran la lucha

Se organizan en asambleas estudiantiles y salen a las calles. Portan la bandera tricolor y entre ellos se protegen de los gases con los que los reprimen. deleyne Aguilar A.  /La Paz ¡No tenemos  miedo!, gritan aguerridos. Se “protegen” de los gases lacrimógenos  con bicarbonato y   barbijos. Así, los universitarios lideran  la protesta. ¿Quién se cansa? ¡Nadie se cansa!, afirman, pese las represiones policiales. Nacieron a finales de los  90 y crecieron durante el gobierno de Evo Morales. Como gran parte de su generación son muy sensibles a temas de ética y medioambiente. Ahora su consigna es defender la democracia. “Éramos niños...

Read more...