Sin dinero ni gobernabilidad

Back to Blog

Sin dinero ni gobernabilidad

El Diario
• Ingobernabilidad amenaza a cinco alcaldías y a algunos gobiernos departamentales. • La baja del petróleo podría incidir en los presupuestos.
Nuevas autoridades recibirán las administraciones locales con problemas económicos y políticos ya que algunos analistas aseguran que la baja del petróleo incidirá en los presupuestos y la falta de gobernabilidad en las asambleas departamentales y en algunos concejos municipales.
Para la analista María Del Pilar Ríos, las gobernaciones y municipios tendrán alguna dificultad para cumplir las promesas electorales que hicieron las autoridades electas por dos aspectos fundamentales como la falta de gobernabilidad y el posible recorte de sus ingresos.
Explicó que siendo que el precio del crudo cuyo promedio estaría alrededor de 60 dólares, el Gobierno en total dejaría de recibir aproximadamente 1,300 millones de dólares de los cuales entre 700 y 750 millones son para gobernaciones y municipios por la estructura monetaria que se tiene.
“Los gobiernos están frente a la posibilidad de recibir menos recursos en teoría”, aseguró.
Por otro lado, aseveró que el hecho de que el Gobierno haya asegurado que no trabajará con las autoridades que son opositoras es un problema porque a la hora de ejecutar los gastos en inversiones y sus proyectos, los gobiernos locales tendrán problemas.
Consultada sobre los recursos propios de los municipios, aseveró que la mayoría de los municipios tiene un colchón económico no por la previsión de las autoridades sino por el proceso burocrático que implica licitar obras.
Aseguró que en promedio tienen saldos en cuentas bancarias sin ejecutar un equivalente a poco más del 40% de lo que es su presupuesto y ello es una especie de ahorro involuntario que queda para las nuevas autoridades.
INGOBERNABILIDAD
De acuerdo a los resultados de las últimas elecciones regionales, podría haber ingobernabilidad en las alcaldías de Santa Cruz, Oruro, Potosí, Trinidad y Sucre, además de la Gobernación de La Paz, debido a que las autoridades electas no tendrán el respaldo mayoritario de asambleístas o concejales.
En el caso de La Paz, don Félix Patzi, de Soberanía y Libertad (Sol.bo), ganó con el 50,09% de la votación, no obstante el Movimiento Al Socialismo (MAS) consiguió 20 de los 45 asambleístas que integran la entidad deliberante regional, mientras que el resto de los escaños se repartió entre las otras fuerzas políticas.
Asimismo, el MAS tendría una “cómoda mayoría absoluta” en las asambleas departamentales de Potosí, Oruro y Chuquisaca, además que “casi llegaría” a los dos tercios de presencia en las entidades legislativas de Cochabamba, La Paz y Pando.
SIN RECURSOS
Por su parte, el gobernador de La Paz, César Cocarico, en conferencia de prensa ayer, indicó que el Gobierno Departamental no tiene recursos para pagar los sueldos de este mes a sus trabajadores, debido al déficit que le provocó financiar el referéndum autonómico.
Explicó que el desequilibro en la cuantas se debió al débito automático que realizó el Gobierno Departamental para el referéndum. Este gasto no estuvo presupuestado.
No obstante, Cocarico indicó que los recursos de la Gobernación se están restituyendo con otros ingresos, como las regalías. Indicó que sólo en abril esta entidad recibió más de siete millones de bolivianos y espera que en lo que resta del mes perciba más dinero.
Por otro lado, el Concejo Municipal de La Paz decidió rechazar la reformulación del Programa de Operaciones Anual Institucional de la gestión 2015 del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz, debido a que no existe la debida justificación legal, técnica, financiera ni documental que respalde la documentación remitida por el alcalde transitorio, Omar Rocha.
POSESIÓN
Las nuevas autoridades asumirán sus cargos desde el 1 de junio y ahora deben buscar consensos para que su gestión no se paralice.
Así está Percy Fernández, de Santa Cruz Para Todos (SPT), quien ganó las elecciones municipales con el 42,39%, pero solamente consiguió cinco de los 11 concejales que tiene esa comuna.
En ese marco, su gobernabilidad está en manos de los tres que cuenta el MAS o de los otros tres que tiene Unidad Cívica Solidaridad (UCS).
Un panorama similar ocurre en la Alcaldía de Sucre, ahora controlada por Iván Arciénega (MAS), que cuenta con el apoyo de cinco concejales, que no son mayoría, por lo que deberá lidiar con cuatro miembros del Frente de Izquierda Revolucionaria (FRI) y dos de Chuquisaca Somos Todos (CST).
En Trinidad, Mario Suárez, del MNR, consiguió la silla edil y logró cinco concejales, la misma cantidad tiene el MAS y uno ganó Construyendo Futuro (CF).
En Oruro y Potosí donde los concejos también están fragmentados, por ello el burgomaestre electo, Édgar Bazán, aseguró que deberá buscar pactos, en virtud de un concejo dividido entre el MAS, Integración Ciudadana Alternativa-Frente Socialista (INCA-FS), Participación Popular (PP) y Demócratas.
En Potosí, William Cervantes del oficialismo, ganó con el 31,69%, consiguiendo cuatro concejalías, tres el Movimiento Originario Popular (MOP), la misma cantidad Unidad Nacional (UN), y uno el MNR.
Para ver la página de origen haga click aquí

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog