Back to Blog

No avalarán contrato ya que GTLI carece de respaldo financiero

Página Siete
La compañía privada afirma que cuenta con boletas de garantía de inversión mínima y también con la carta de aval de la casa matriz o del socio mayoritario.
La Asamblea Legislativa afirmó que no avalará el contrato de exploración y explotación entre YPFB y  Gas To Liquid Internacional SA (GTLI)  debido a que esta compañía privada no cuenta con el respaldo  financiero que le permita operar en cuatro áreas. Sin embargo,   la empresa asegura que presentará boletas de garantía.
«Con base en los criterios técnicos y legales, la Comisión de Economía Plural ve pertinente no aprobar el proyecto de ley y, por la potestad que tienen las comisiones, nos permitimos recomendar su rechazo, puesto que el mismo iría en perjuicio de los intereses  del Estado (…), haciendo conocer esta decisión a YPFB (…)”, dispuso el pasado  8 de mayo el pleno de la Comisión de Economía Plural de la Cámara de Diputados.
Según su  informe final, en noviembre de 2013 el Ministerio de Hidrocarburos remitió un informe que señala que GTLI «no cuenta con las condiciones económicas financieras necesarias” que le permitan operar las áreas de Almendro, Cupecito, ambos en Santa Cruz; Itacaray, en Chuquisaca, y Río Beni,  entre los departamentos de La Paz, Beni y Pando.
El gerente general de GTLI, Luis Carlos Kinn, aseguró  que la compañía tiene dos formas de demostrar que cuenta con los recursos para encarar los cuatro proyectos, que fueron autorizados con las leyes 129, 130, 131 y 132, promulgadas en junio de 2011.
«Hay dos elementos que garantizan la inversión de nuestra empresa: una es la boleta de garantía de cumplimiento de inversión mínima, que se entregará a YPFB una vez que los contratos se aprueben mediante ley, y la otra es la  carta de garantía de la casa matriz o del socio mayoritario”, aseguró Kinn, en respuesta a un cuestionario enviado por este medio.
Incluso dijo que si bien en el registro de Fundempresa no se reflejan los 72 millones de dólares que la compañía se compromete a invertir en las cuatro áreas,  se trata de  fondos que se ejecutarán según el cronograma de inversión, previamente aprobado por YPFB.
Añadió que esto es habitual incluso en los contratos vigentes entre YPFB y otras empresas petroleras, que registran en su capital social los compromisos de inversión.
En el informe de la Comisión de Diputados  también se precisa que este contrato, al no ser aprobado por la Asamblea Legislativa, conforme a lo  establecido en la Constitución Política del Estado y las leyes vigentes, «no ha nacido a la vida del derecho y por tanto resulta inexistente”.
 
En la agenda semanal de la Cámara Baja  está previsto el tratamiento de rechazo de los cuatro contratos petroleros entre YPFB y GTLI, pero el análisis  fue postergado para la siguiente semana debido a la Cumbre   G77+China, que empieza hoy en Santa Cruz. La otra observación es que esta  firma es socia en un 80% de Jindal,  que interpuso  un arbitraje contra el país.
GTLI: Reservas  en cuatro bloques pueden eliminar importación de diésel
La empresa privada  Gas To Liquid Internacional SA (GTLI) afirmó que las reservas previstas en los campos petroleros de Río Beni, Itacaray, Cupecito y Almendro pueden eliminar la importación de diésel , para la cual el Estado eroga alrededor de 1.000 millones de dólares por año.
«Según los estudios realizados por GTLI, en caso de que se descubran las reservas previstas en esos cuatro bloques  se podría eliminar la importación de diésel,  que llega a  cerca de tres millones de dólares por día”, dijo el gerente general de GTLI, Luis Carlos Kinn.
Entre los bloques con mayor riqueza  están el del Río Beni, ubicado entre los departamentos de La Paz, Beni y Pando, la única zona    del país donde se pueden encontrar megacampos de petróleo, en  la Cuenca del río Madre de Dios.
También remarcó que el potencial hidrocarburífero de Bolivia «es gigantesco”, debido a que hasta  ahora sólo  se ha explorado el 5% de la zona potencial.
Según los datos de GTLI,  actualmente Bolivia produce  alrededor de 12.000 barriles de diésel por día  e importa 16.000 barriles por día, pero ese volumen va en aumento con el desarrollo del país, el crecimiento de la frontera agrícola, el   uso de maquinaria pesada y la demanda del transporte que recorre rutas internacionales.
«Por lo tanto, los tres millones de dólares diarios por  la importación del carburante seguirá creciendo si no encontramos grandes reservas de petróleo”, anticipó.
Paralelamente, el ejecutivo de GTLI proyectó   que el  bloque Itacaray, en Chuquisaca,  tiene un «gran potencial gasífero”, similar al del campo Margarita, debido a su cercanía con este yacimiento.
Itacaray permitirá paliar la actual declinación de los megacampos de gas, que se acentúa porque  la presión de los yacimientos disminuye y son necesarios otros, sugirió Kinn.
Señalan a YPFB e Hidrocarburos  por demora
El Ministerio de Hidrocarburos y YPFB son los encargados de aprobar y enviar contratos petroleros a la Asamblea Legislativa, pero su actuación   es lenta, afirmó el presidente de la Comisión de Economía Plural de la Cámara de Diputados, José Antonio Yucra.
En el transcurso de este año  sólo se aprobaron  14 contratos con empresas petroleras; pese a ello, las empresas tienen interés en invertir en el país. Según YPFB hay 28 contratos que están pendientes de ser aprobados.
«Creo que hay algunos técnicos de YPFB que no entienden la magnitud de un proyecto petrolero y no dan una lectura a lo que dice el Presidente (Evo Morales) en sentido de que los recursos tienen que ser explotados para el beneficio de la población; lastimosamente el actuar de  algunos técnicos es un poco lento”, observó.
Demandó que el presidente de YPFB, Carlos Villegas, asuma una  actitud «más positiva” y se apure con la entrega de proyectos a la Asamblea Legislativa.
Dijo que el Ministerio de Hidrocarburos  es  el responsable de dar el visto bueno a  los contratos, pero  «cierra sus puertas”.
«Hemos enviado muchas cartas al Ministerio de Hidrocarburos, pero lastimosamente ninguna fue contestada; hay muchas cartas de empresas que quieren invertir, pero el ministerio cierra las puertas”, afirmó Yucra.
En mayo de este año, YPFB informó que hay unos 28  contratos para la fase de exploración petrolera que servirán para reponer las reservas de gas, pero  aún no se ejecutan debido a que están en fase de protocolización, aprobación, trámite de autorización y en negociación.
Para ver la página de origen haga click aquí
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia

Suscríbete

Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores

    Correo electrónico