Los pueblos indígenas de Gran Chaco carecen de agua potable

Back to Blog

Los pueblos indígenas de Gran Chaco carecen de agua potable

Sidar Paca /El Nacional
Los pueblos indígenas del departamento de Tarija, Guaraní, Tapiete y Weenhayek, carecen del servicio básico de agua potable. Las comunidades están consumiendo agua de pozos, vertientes y en algunos casos usan agua del río Pilcomayo. Hasta la fecha no se tiene una respuesta oficial del Servicio Departamental de Salud (Sedes) sobre si el agua de ese afluente está contaminada o no. Para subsanar ese problema, las tres unidades de Pueblos Indígenas de la Gobernación recién están creando programas que puedan dar una solución a la carencia de agua potable que es un derecho reconocido en la Constitución Política del Estado.
Según el responsable del Programa de Control de Calidad del Consumo de Agua del Sedes, Miguel Rivera, cuando una delegación de esa institución se trasladó hasta Villa Montes, para analizar el agua del río Pilcomayo, se percató que las comunidades cercanas al afluente evitan consumir agua del río. A cambio, usan agua de pozos y vertientes para su uso personal, pero el líquido no es potable.
“Los pobladores aledaños al Pilcomayo tienen sus propias fuentes de agua, como ser de quebradas, vertientes y pozos–agregó– si bien estas comunidades no consumen agua del río, aconsejamos que realicen una limpieza a sus tanques de agua o sistemas, y la desinfección con cloro, porque el agua que consumen no es potable”.
Según el funcionario, el agua del río Pilcomayo es apta para el consumo humano después de un tratamiento físico, químico y la respectiva desinfección del agua, para evitar que haya contaminación microbiana, en caso de que esté siendo usada por alguna comunidad para el consumo humano
La delegación del Sedes visitó las comunidades de Yunkivia, Tentahuasu, Tentapiaho, Puerto Margarita y Capirendita, y ninguna de esas comunidades está usando el agua del Pilcomayo. “Se conversó con los dirigentes de estas comunidades e indicaron que hace nueve a diez años que tienen agua por cañería provenientes de pozo o quebradas, pero que no es potable–agregó– se descarta en estas comunidades que exista una contaminación por minerales”.
Programas para subsanar el problema
Las tres unidades de Pueblos Indígenas del Departamento, dependientes de la Gobernación, trabajan para subsanar el problema de agua potable en las comunidades originarias. La Unidad de Pueblos Indígenas funcionaba desde la gestión de Mario Cossío, sin embargo, en marzo de 2014 esa oficina fue dividida en tres unidades. Durante todo ese tiempo, no se gestionó ningún proyecto para garantizar el líquido elemento a los indígenas.
La administradora de la Unidad del Pueblo Tapiete, Isela Romero dijo que se creó el Programa de Manejo y Acceso al Agua, para poder mejorar la calidad de consumo de agua potable. Pero hasta al momento sólo está elaborado y que faltan muchos pasos para que se pueda concretar en proyecto y pasar a su ejecución. Además, añadió que las comunidades Tapietes cuentan con pozos para el consumo de agua y que no tendría conocimiento si alguna comunidad usa el agua del Pilcomayo para consumo humano.
Mientras que el Pueblo Guaraní está elaborando un programa para garantizar el líquido elemento a todas las comunidades.  “Las comunidades tienen agua de grifo para su consumo propio, pero no se puede garantizar que sea potable. Recién vamos a iniciar un programa que vea la dotación para su consumo humano”, dijo el delegado de esa Unidad, Pablo Ibáñez.
Por su parte, la Unidad del Pueblo Weenhayek  recién iniciará un estudio para identificar qué tipo de agua consumen y de ese modo crear un proyecto que de una solución al problema del agua potable de las comunidades, según el delegado de la Unidad, José Guerrero.
Según el responsable del Programa de Control de Calidad del Consumo de Agua del Sedes, Miguel Rivera, la ley 2066, en su artículo 14, indica que la Gobernación y municipios deben garantizar la provisión del agua potable.
Comunidades consumen agua del Pilcomayo
Algunas comunidades cercanas a las orillas del río Pilcomayo están consumiendo agua de este afluente. El delegado de la Unidad del Pueblo Guaraní, Pablo Ibáñez dijo que se tiene conocimiento de que un 20 por ciento de las comunidades del pueblo Guaraní consume agua del río, por no contar con un sistema propio. El delegado del  Pueblo Weenhayek también confirmó que hay comunidades que aún consumen agua del Pilcomayo.
El Apunte
Resultados de muestras estarán para el viernes
El responsable del Programa de Control de Calidad del Consumo de Agua del Sedes, Miguel Rivera dijo que los resultados de las muestras que se tomaron al pescado del río Pilcomayo, estarán listos para el viernes 8 de agosto.
Explicó que las muestras están siendo analizado por la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho (UAJMS), porque el Sedes no cuenta con el equipo indicado para hacer ese tipo de análisis.
“Los resultados de los análisis no los entregarán el día viernes, para hacer conocer a la población en general–agregó–también los resultados del análisis que se está haciendo al agua del Pilcomayo estarán en los siguientes días”.
Para ver la página de origen haga click aquí
 

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog