Hugo Villarroel: “La CRE debe realizar inversiones aceleradas”

El Deber – Juan Carlos Salinas Cortez
En siete años se invirtieron $us 383 millones en la generación de electricidad, inyectando 460 megavatios al Sistema Interconectado Nacional (SIN). La autoridad dijo que ahora son las distribuidoras las que deben destinar recursos.
Para Villarroel el país tiene un gran potencial exportador de energía, por lo que el trabajo de ENDE Andina es considerado clave.
¿Cómo está conformada ENDE Andina?
ENDE Andina SAM es una Sociedad Anónima Mixta. El accionista mayoritario es la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) y el accionista minoritario es Pdvsa. La empresa fue creada en 2008, cuando el Estado no tenía ninguna empresa operando en el sector.
No se olvide que en esas fechas se estaba en el límite, entre la oferta de electricidad y su demanda y se hablaba de posibles racionamientos. La creación de esta empresa fue una respuesta a la crisis energética.
¿En qué consistió esa respuesta?
En distintos trabajos. El primer proyecto que se encaró fue la construcción de la planta termoeléctrica de Entre Ríos inaugurada en 2010. La misma tiene una potencia efectiva de unos 100 megavatios, fue la planta que conjuró la crisis energética del país.
Después se encaró un segundo proyecto que fue la planta termoeléctrica del Sur que está entre Yacuiba y Villa Montes. Esta planta es de mayor envergadura que la de Entre Rios, pues tiene una potencia instalada de 160 megavatios y el último proyecto es la planta de Warnes de 200 megavatios.
Todas las plantas construidas por ENDE Andina tienen espacio para su ampliación y de ser necesario cada una puede llegar a generar hasta 480 megavatios.
¿A cuánto llegan las inversiones realizadas por ENDE?
En la planta de Warnes se han invertido $us 171 millones, en la de Entre Ríos se destinaron $us 90 millones y en el caso de la termoeléctrica del Sur fueron $us 122 millones. En estos años las inversiones realizadas fueron por encargo de nuestra matriz.
Se debe aclarar que los recursos para la construcción de las dos últimas termoeléctricas fueron financiados por el Banco Central de Bolivia.
¿Cuál ha sido el impacto de estas obras en el sistema energético?
La demanda actual en el país en su pico máximo ha sobrepasado los 1.300 megavatios por lo que la incorporación de nuevos megas asegura más oferta eléctrica.
Con estos trabajos la capacidad instalada es de 2.000 megavatios. Eso nos da la posibilidad de convertir a Bolivia en un exportador de energía.
Con estos trabajos empiezan a aparecer los primeros excedentes y eso nos permite entablar conversaciones con los países vecinos para llevar adelante interconexiones eléctricas que en un futuro cercano nos permitan exportar.
El año pasado en Santa Cruz hubo cortes que generaron malestar entre empresarios y en la población. ¿Cuál será el aporte de Warnes en este aspecto?
Sin ninguna duda que los 200 megavatios que van a ingresar de Warnes dan mayor seguridad de suministro de electricidad a Santa Cruz. Sin embargo, se debe reconocer que si bien hubo rezagos en las inversiones para generar electricidad, también hubo lo hubo en las inversiones de las distribuidoras en sus líneas de alta tensión y en sus subestaciones.
Con los trabajos en las termoeléctricas y la construcción de tres hidroeléctricas, el rezago en la inversión de generación ya está superado y considero también que en el de la transmisión, porque se ha reforzado el sistema de interconexión. Entonces donde aún se debe trabajar es en la distribución, de hecho la CRE tiene que realizar inversiones aceleradas que han sido instruidas por la Autoridad de Electricidad y que tienen que ver con la construcción de un anillo en las subestaciones y líneas de transmisión que van a cerrar el circuito de confiabilidad para Santa Cruz.
La Secretaría de Energía, Minas e Hidrocarburos de la Gobernación de Santa Cruz, observó la ubicación de la termoeléctrica de Warnes ¿Qué opina al respecto?
Que hay una incomprensión de lo que es un sistema interconectado nacional, donde la ubicación de las plantas es casi indiferente en la medida que el sistema este adecuadamente abastecido. Si se viera a Santa Cruz como un sistema aislado probablemente tendría sentido esa observación.
Lo que ocurrió es que el crecimiento de la población y de las industrias no fue acompañado con inversiones en generación y subtransmisión, entonces se concentró excesivamente el retiro de energía de parte de la CRE en la barra de Guaracachi. Justamente la planta de Warnes obliga a una desconcentración y se va a contar con tres puntos de retiro que son Guaracahi, Urubó y Warnes.
¿Cuáles son los trabajos que se están realizando en las hidroeléctricas?
Bolivia tiene un potencial de 40.000 megavatios hidroenergéticos.
Nuestra demanda apenas es de 1.300. En este momento las inversiones que pueden realizar de forma más acelerada son las termoeléctricas. Pero ya están en construcción la hidroeléctrica de Misicuni (Cochabamba) que tendrá 120 megavatios, la de San José (Cochabamba), con la misma potencia y la de Miguillas (La Paz), que tendrá una potencia de 200 megavatios. Concluir esos trabajos son el objetivo
Para ver la página de origen haga click aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Number One Number Two Number Three

Pie de pagina Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia
Suscríbete Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores
markunread_mailbox SUSCRIBIRSE
Suscripcion REGRESAR Suscríbete a nuestros boletines electrónicos