Estiman que la reserva global de estaño llega a 400.000 toneladas

Back to Blog

Estiman que la reserva global de estaño llega a 400.000 toneladas

Página Siete – Lidia Mamani
Los reservorios están situados en Oruro, La Paz y Potosí. Huanuni es la mayor productora y le siguen las cooperativas. Los depósitos pueden durar hasta 20 años.
Se calcula que en el país hay 400.000 toneladas métricas (TM) de reservas de estaño y esa riqueza está en los yacimientos mineros de Oruro, La Paz y Potosí. Un experto aseguró que esos reservorios pueden durar hasta 20 años.
El dato está incluido en el Plan sectorial de desarrollo minero metalúrgico 2015-2019, documento preliminar que fue elaborado por el Ministerio de Minería, en el que se aclara que para las estimaciones no se realizaron trabajos de perforación .
“Existen importantes reservas de estaño en Bolivia, se estima que las reservas son de 400.000 TM. Pese a no haberse realizado muchos trabajos de perforación para determinar las reservas probadas, existen aún importantes yacimientos de estaño en el país”, se menciona en el documento.
Los reservorios se encuentran en las minas de Huanuni, Japo, Santa Fe y Morococala, en Oruro; Colquiri y Caracoles, en La Paz; así como en el Cerro Rico, Llallagua, Catavi, Colavi, Colquechaca y Chocaya, en Potosí.
Además, hay desmontes o colas con contenidos aprovechables de estaño en Catavi, Siglo XX, Milluni, Kellguani y Chocaya, entre otros, según el documento.
“Si bien tienen leyes bajas de estaño, la disponibilidad de tecnología moderna junto con la escala podrían hacer rentables las operaciones. Adicionalmente, se puede mejorar el medio ambiente y la salud mitigando el impacto socio-ambiental”, destaca.
El expresidente de la Comibol, Héctor Córdova, explicó que Bolivia produce alrededor de 20.000 toneladas de estaño por año. “Si las reservas están estimadas en 400.000 toneladas, a esa velocidad de producción estaríamos hablando de 20 años de duración”, dijo.
El lunes, la cotización de este metal se desplomó a 6,54 dólares la libra fina. Ayer cerró en 6,62 dólares, según la página web del Ministerio de Minería.
Córdova recordó que los precios bajos afectan, sobre todo, a Huanuni, por el frágil equilibrio que tiene debido a la cantidad de trabajadores que prestan sus servicios y porque el nuevo ingenio aún no entra en operación.
Nivel de producción
Según los datos oficiales trabajados por Minería, la principal productora de concentrados de estaño es la Empresa Minera Huanuni con 9.000 a 9.600 toneladas métricas finas (TMF) por año; le sigue el sector cooperativo con 7.800 a 8.400 TMF anuales y la minería privada (de 1.000 a 1.200 TMF/año).
La producción cayó de 20.373 TMF, en 2011, a 19.701 TMF, en 2012. La disminución se debe al agotamiento de reservas y a la producción no declarada.
Inversión
“Es escasa o nula la inversión para desarrollo de reservas de parte de la Comibol y las cooperativas”, se reconoce en el documento.
También señala que pese a la tradición estañífera de Bolivia, la cadena se detiene en el lingote metálico, debido a que la falta de estudios de mercado y factibilidad impidió la industrialización del estaño en Bolivia.
Además, la falta de exploración y perforación de nuevos yacimientos genera problemas a mediano y largo plazo para garantizar la provisión. Por eso la importancia de encarar un plan y la adopción de nuevas tecnologías. Los lingotes de estaño metálico de grado A-1 tienen una alta demanda en el mercado mundial.
La importancia del metal en la economía
En Bolivia, el estaño es uno de los principales metales de exportación por su aporte económico, generación de empleo y porque las únicas minas que maneja el Estado son de este metal.
El expresidente de la Comibol, Héctor Córdova, explicó que por la explotación, el país percibe ingresos de 300 millones de dólares al año.
“Por ejemplo, si exportamos 20.000 toneladas y cada tonelada cuesta a 15.000 dólares, entonces el ingreso para el país es de 300 millones de dólares”, explicó.
De los 300 millones, 15 millones van a los departamentos productores como pago por regalías. Las minas de Colquiri y Huanuni son las únicas que son operadas directamente por la Comibol. Al menos 6.500 mineros son ocupados en esta labor.
También agregó que para la fase de exploración se requiere de capital de riesgo, recursos que son usados para encontrar y confirmar otros yacimientos nuevos.
La duración de las reservas dependerá de la velocidad con que se exploten.
Para ver la página de origen haga click aquí

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog