Alerta Laboral 73: SEGUNDO AGUINALDO: ILUSIÓN DE MUCHOS… BENEFICIO PARA POCOS – Dic 2013

Editorial

DOBLE AGUINALDO Y CAMPAÑA PREELECTORAL

Cuando se busca prorrogarse en el poder, todo medio o acción es bienvenido,no importa si con ello se venda ilusiones o si se promueve mayor explotación.

Comenzó la campaña preelectoral y el oficialismo lleva la delantera. No sólo aprovechando la entrega de obras públicas y eventos sociales para este fin, sino también disponiendo que los empleados de la administración central y otros militantes beneficiados con puestos de trabajo por el partido aporten “voluntariamente” con una parte significativa de sus remuneraciones, desconociendo absolutamente que los sueldos y salarios son inembargables. Es más, determinó un “doble aporte voluntario” para el año 2014. Es obvio que los recursos económicos a ser recaudados tienen el propósito de garantizar la reelección de Evo Morales en los comicios nacionales del año 2014 y posibilitar la continuidad del “proceso de cambio”, un proceso cada vez más resistido por los trabajadores y los pobres del país.

La promulgación del DS 1802 que instituye el doble aguinaldo encaja en este objetivo porque busca lograr un doble beneficio para la campaña y para que el MAS se prorrogue en el poder. Por un lado, con el pago, ganar el respaldo político de los empleados estatales y de otros sectores laborales (como ocurrió con las dirigencias de la COB y de otras entidades nacionales) y, por otro, disponer de una fuente de financiamiento para los aprestos electorales.

Los propósitos expresados por voceros del gobierno en sentido que la medida contribuirá a “redistribuir la riqueza”, a premiar el “esfuerzo” de los trabajadores por aportar al crecimiento económico del país y a “compartir las ganancias” de los empresarios, simplemente caen en saco roto evidenciando que el objetivo visible del decreto es de tinte político y electoral.

Tal como se analiza en esta nueva edición del Alerta Laboral, hay problemas graves que desvela la medida del doble aguinaldo: mayor explotación de los obreros; la perpetuación de los salarios bajos; el afianzamiento de las brechas de desigualdad económica; la mayor concentración de la riqueza en pocos empresarios; el marcado debilitamiento de la producción nacional, vulnerable a los procesos inflacionarios y; la mayor cooptación política de las organizaciones laborales al partido gobernante tendiente a anular sus luchas y sus demandas.

Para muchos trabajadores que no conocen ni siquiera el aguinaldo, como los asalariados agrícolas temporales, zafreros de la castaña y de la caña de azúcar, obreros y operarios de pequeñas empresas, peones de cooperativas mine-ras, jóvenes obreros, ayudantes de empresas constructoras, choferes asalariados y tantos otros trabajadores con empleos flexibilizados, el doble aguinaldo pasará a ser una noticia más, una anécdota o quizá el principio de lucha por sus derechos y por mejores condiciones de trabajo.

Javier Gómez Aguilar

DIRECTOR EJECUTIVO

CEDLA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Number One Number Two Number Three

Pie de pagina Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia
Suscríbete Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores
markunread_mailbox SUSCRIBIRSE
Suscripcion REGRESAR Suscríbete a nuestros boletines electrónicos