DERRAME DE PETRÓLEO EN SANANDITA, LA EMPRESA CHACO NIEGA TODA RESPONSABILIDAD

Back to Blog

DERRAME DE PETRÓLEO EN SANANDITA, LA EMPRESA CHACO NIEGA TODA RESPONSABILIDAD

DERRAME DE PETRÓLEO EN SANANDITA, MUNICIPIO DE VILLAMONTES La empresa Chaco. S.A. niega cualquier responsabilidad. Como parte del proceso de privatización en Bolivia, la empresa estatal petrolera Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) se convirtió en administradora de los Contratos de Riesgo Compartido que el Estado suscribía con las Empresas Trasnacionales Petroleras. Así, desde 1997 y como parte de un Contrato de Riesgo Compartido entre Bolivia y la Empresa Petrolera Chaco S.A. -bajo el control directo de la transnacional British Petroleum-, YPFB entregó en concesión el área correspondiente al Campo Sanandita, ubicado en la circunscripción de la subalcaldía de Sanandita perteneciente al municipio de Villamontes del departamento de Tarija. Los pozos que se encuentran en dicho campo fueron operados desde 1920, primero por la Satandard Oil Co., luego por YPFB y, antes de la “capitalización” cerrados por no ser técnicamente rentables. Sin embargo desde que Chaco S.A. se hizo cargo de la zona no se realizaron ningún tipo de cuidados en las instalaciones –válvulas, cañerías e infraestructura-. Los funcionarios de la Empresa señalan que es YPFB quien debe realizar los arreglos que sean necesarios, a pesar de ser su empresa la concesionaria del área. Pero por esta arbitrariedad, desde hace cuatro meses existe un derrame de petróleo en el Chaco boliviano. Una comisión de la prefectura de Tarija comprobó que este “DESCUIDO” de la empresa concesionaria -pese a que Chaco S.A. no reconoce su responsabilidad, reiteramos- ocasionó la contaminación de la quebrada Cororí que abastece de riego agrícola a la comunidad “El Choro”, distante a cinco kilómetros de Sanandita. Pese a que funcionarios de YPFB minimizan los efectos de este derrame -“se trata de un pasivo ambiental”, indican -, no sólo la agricultura está siendo afectada, sino también el consumo de agua de los pobladores y, obviamente, el ecosistema de la región. Es una práctica común entre las Corporaciones Transnacionales que se ocupan de la explotación de los recursos naturales en países como Bolivia ser despreciativos del medioambiente y la vida de los pobladores donde realizan sus actividades y negar cualquier responsabilidad sobre las áreas que les son concedidas. UNIDAD DE ANÁLISIS-OBIE Más información y base de datos actualizada www.cedla.org/obie

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog