Página Siete • Ven falta de transparencia en el contrato para aeropuerto HUB • 14/10/2016

La Gobernación de Santa Cruz afirma que en anteriores ocasiones el Gobierno adjudicó obras, pero después se disolvieron, como en los casos del Mutún y Rositas.
La Gobernación de Santa Cruz afirmó ayer que observan la falta de transparencia y seriedad para los proyectos que se adjudican a empresas chinas.
El pronunciamiento se hizo tras el anuncio de la rescisión de contrato con la firma Beijing Urban, para el diseño y construcción del aeropuerto HUB de Viru Viru. Un experto dice que el Gobierno no tuvo el suficiente cuidado a la hora de adjudicar la obra.
“Nuevamente vemos una falta de seriedad, de transparencia, en la ejecución de procesos de licitación de proyectos de gran envergadura para el departamento de Santa Cruz y de gran impacto para el país y que sin mayores explicaciones se hacen agua”, dijo el secretario general de la Gobernación, Roly Aguilera.
El miércoles, el ministro de Obras Públicas, Milton Claros, informó que se rescindió el contrato suscrito con la empresa Beijing Urban para el diseño y la construcción del aeropuerto intercontinental por el incumplimiento de requerimientos para garantizar la obra.
El Ejecutivo espera consolidar el nuevo contrato hasta fin de año.
Aguilera dijo que estas noticias son vistas con seria preocupación debido a que no es la primera vez que se anulan obras de importancia, pues anteriormente se dio con el Mutún, en Puerto Suárez, y la hidroeléctrica Rositas.
En el primer caso, la Sinosteel Equipment se adjudicó en enero las obras del proyecto siderúrgico por un valor de 450 millones de dólares, de las cuales no se conoce el avance hasta la fecha.
Para Rositas, la china Asociación Accidental Rositas se adjudicó la ejecución de la ingeniería, del suministro, la construcción, el montaje pruebas y la puesta en marcha, que demandarán una inversión de 1.000 millones de dólares. La obra data de hace 50 años.
“Hay una extraña manera de contratación y ahora, con el HUB de Viru Viru, se queda en fojas cero. Exigimos que se transparenten los procesos, no puede ser que los grandes proyectos que se ejecutan en el país sean casualmente llave en mano y con adjudicaciones directas, a las cuales no hay apertura para empresas nacionales”, cuestionó Aguilera.
El exsuperintendente de Transporte, Wilson Villarroel, consideró que no hubo el suficiente cuidado a la hora de seleccionar al mejor proponente.
“Éste es el problema que se tiene con los contratos o los créditos vinculados; es decir, un determinado préstamo bajo la condición de que se adjudique a una de sus empresas. Pienso que no es una de las mejores opciones para contratar”, afirmó Villarroel.
El vicepresidente de la Confederación de Empresarios de Bolivia, Kurt Koenigsfest, afirmó ayer que el cambio de compañía constructora no afectará el avance de la obra, porque es un proyecto de magnitud; por lo tanto, el Gobierno hará que se concrete, dijo.
Un megaaeropuerto
A fines de abril, el Gobierno de Bolivia y la empresa china Beijing Urban Construction Group Co. firmaron el contrato para la edificación del aeropuerto Viru Viru-HUB, en Santa Cruz.
La terminal aérea, conocida en el mundo de la aeronáutica como HUB (por sus siglas en inglés), convertirá a Bolivia en un centro distribuidor de pasajeros y carga.
Eso significa que los viajeros, para hacer sus conexiones, no saldrán de sus instalaciones y las usarán para cambiar de aeronave con sus equipajes, que se entregarán con rapidez y eficiencia, según el Ministerio de Obras Públicas.
Además, se destaca que Bolivia, por su ubicación geográfica “privilegiada en el centro del continente” sudamericano, ofrece un punto importante de conexión aérea para la distribución de pasajeros y carga.
Viru Viru es una de las infraestructuras aeroportuarias que recibe más pasajeros en Bolivia y que concentra buena parte de los vuelos nacionales e internacionales.
Constructores solicitan la inhabilitación de firma china
La Cámara de la Construcción de Santa Cruz (Cadecocruz) solicitó ayer la inhabilitación de la empresa china Beijing Urban Construction Group Co Ltda., por ocasionar daños al país e incumplir el contrato.
“Esta situación causa graves perjuicios al desarrollo de nuestro departamento y a la economía del país, por lo que se espera que se apliquen las sanciones correspondientes a la empresa que se adjudicó el contrato, es decir, se ejecuten las garantías y se la inhabilite para que se presente a nuevas licitaciones de obras en Bolivia”, señala un comunicado de la institución.
También afirma que Cadecocruz está preocupada por la nueva postergación de un proyecto estratégico para el desarrollo del país, como es el HUB Viru Viru, porque hará que Bolivia se convierta en el centro estratégico de distribución de carga y pasajeros.
Enfatiza que en abril ya se cuestionó la propuesta económica que presentó Beijing por 300,2 millones de dólares, monto menor en casi 100 millones de dólares al precio de referencia.
En una segunda licitación, la misma firma se presentó con una oferta de 396 millones de dólares, pero luego fue modificada a 300 millones de dólares.
“Lamentamos que nuestra previsión y temor se hubieran concretado y esperamos que las instancias correspondientes informen sobre la aplicación de las sanciones correspondientes”, afirman.
El sector ratificó la necesidad de que empresas bolivianas participen en la construcción de las obras estratégicas para el país.
“Los constructores esperamos que el pliego de especificaciones incluya una cláusula de cumplimiento obligatorio para que la empresa que se adjudique tenga un socio boliviano. Es un crédito que lo pagaremos todos los bolivianos”, agrega la nota.
Para ver la página de origen haga click aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *