Página Siete ● Presupuestos de Tarija y Beni caerán en 35% y 34,6% en 2016 ● 2/12/2015

Ocho regiones tendrán menos recursos; Potosí recibirá más
Las productoras de hidrocarburos y minerales son las que sufrirán los mayores descensos en sus ingresos, que se deben a la baja de los precios internacionales.
En 2016, con excepción de Potosí, todos los departamentos tendrán un menor presupuesto que este año. Los más afectados son Tarija con una disminución de 35% y Beni con 34%, según se proyecta en el Presupuesto General del Estado (PGE) 2016.
Según el PGE 2016, la gobernación de la mayor región productora de hidrocarburos del país recibirá 1.592,5 millones de bolivianos en 2016 (ver gráfica).
Eso implica una disminución de 35% con respecto a los 2.452.8 millones de bolivianos presupuestados para este año.
Para Beni se han programado 478,9 millones de bolivianos, un 34,6% menos que en este año.
Pando bajará en 16,5%, Oruro en 11,9%, Cochabamba en 10,6%, Chuquisaca en 7,4%, Santa Cruz en 4,4% y La Paz en 1,9%.
El único gobierno departamental que tendrá un mayor presupuesto es Potosí: aumentará en 47% en 2016.
El economista Julio Linares dijo que las regiones en general, particularmente las productoras de hidrocarburos y minerales, tendrán un fuerte descenso en sus ingresos por regalías e Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH).
Si en algunos departamentos suben los recursos totales es porque desde el Gobierno se realizan transferencias específicas o se impulsan proyectos concurrentes, agregó.
Según Linares, los fondos del IDH y regalías son de libre disponibilidad de los departamentos y su disminución afectará a varios proyectos.
Según el PGE-2016, que remitió el Ministerio de Economía a la Asamblea Legislativa, los ingresos por hidrocarburos bajarán de 20.276 millones de bolivianos, fijados para esta gestión, a 11.555 millones de bolivianos en 2016.
De acuerdo con el detalle, el IDH caerá de 12.977 millones de bolivianos a 7.395 millones de bolivianos, mientras que las regalías bajarán de 7.300 millones a 4.160 millones de bolivianos; en ambos casos hay una diferencia de 43%.
Las transferencias de recursos a las entidades territoriales y universidades disminuirán de 25.096 millones de bolivianos, fijados para este año, a 20.509 millones de bolivianos en 2016, es decir, un 18,3% menos.
Sin embargo, el Ministerio de Economía señaló que los gobiernos departamentales, municipales y universidades tienen en caja y bancos un saldo total de 14.773,2 millones de bolivianos, para disponer y compensar la caída de ingresos por hidrocarburos y minerales en 2016.
Transferencias
Sectores Se calcula que los traspasos que percibirán las gobernaciones bajarán de 8.022 millones de bolivianos a 5.444 millones de bolivianos, mientras que para los municipios decrecerán de 13.444 millones de bolivianos a 11.575 millones de bolivianos.
Universidades Las transferencias a las casas de estudios superiores disminuirán de 3.630 millones de bolivianos a 3.489 millones de bolivianos.
Los recursos del PGE 2016 equivalen a un 82,7% del PIB
El presupuesto consolidado para 2016 representa el 82,7% del Producto Interno Bruto (PIB), menor en 10,7% respecto a la participación de este año, principalmente debido a la reducción de los ingresos generados por las empresas públicas del sector hidrocarburos y minerales.
El proyecto del Presupuesto General del Estado (PGE 2016) asciende a un total agregado de 282.884,3 millones de bolivianos y un consolidado de 217.139,5 millones de bolivianos, menor en 5,9% y 1,8% respecto al presupuesto aprobado para el 2015.
Según la exposición de motivos para la presentación del PGE a la Asamblea Legislativa, el presupuesto de recursos, aun considerando la leve disminución, está orientado a fortalecer el aparato productivo (industria manufacturera, desarrollo agropecuario, comercio, producción de bienes y servicios), garantizar la seguridad energética y alimentaria del país.
Además de sostener un incremento de inversión pública, políticas sociales a través de transferencias condicionadas (Bono Juancito Pinto, Renta Dignidad, Bono Juana Azurduy y el Subsidio Universal Prenatal por la Vida), subvenciones cruzadas y políticas salariales, así como la industrialización de los recursos naturales.
De acuerdo con el documento, la participación de las entidades del sector público en el Presupuesto General del Estado se incrementó en más de cuatro veces, de 117 entidades en 2006 a 550 entidades públicas en 2015.
Se reincorporaron a las empresas más importantes y estratégicas como YPFB, ENDE y Comibol, que hasta ese periodo estaban considerados como residuales, y se incluyeron a la totalidad de los gobiernos municipales del país, cajas nacionales y seguros universitarios.
El proyecto de Presupuesto 2016 proyecta una inversión pública equivalente a 6.395,4 millones de dólares, un 3,5% más que este año.
También prevé un crecimiento de 5,01% del PIB, tasa de inflación de fin de periodo de 5,3%. Los ingresos se estimaron a base de un precio referencial de 45,16 dólares el barril del petróleo.
A su vez se calcula un déficit fiscal de 4,5% del PIB, entre las variables macroeconómicas más importantes.
Para ver la página de origen haga click aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Number One Number Two Number Three

Pie de pagina Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia
Suscríbete Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores
markunread_mailbox SUSCRIBIRSE
Suscripcion REGRESAR Suscríbete a nuestros boletines electrónicos