Back to Blog

Página Siete • Fracaso en Lliquimuni costó al menos $us 150 millones, según expertos • 23/03/2016

YPFB Petroandina SAM inició operaciones en 2009, cuando se tenía previsto destinar una inversión de $us 100 millones; luego, ya no se conocieron más detalles.

Con el fracaso   en la búsqueda  de petróleo en  el primer prospecto de Lliquimuni Centro – X1 (LQC-X1), en el norte de La Paz, se calcula una pérdida de al menos 150 millones de dólares, según estimaciones de  expertos del sector.
El lunes, YPFB informó que las operaciones del proyecto de perforación exploratoria Lliquimuni Centro X-1 culminaron con el hallazgo de  volúmenes hidrocarburíferos  “no comerciales”.
El exministro de Hidrocarburos, Guillermo Tórrez; el analista Hugo del Granado y el investigador de la Fundación Jubileo, Raúl Velásquez, coincidieron en afirmar que, con los resultados negativos, lo único que obtuvo YPFB es gastar dinero en un proyecto antiguo que data de los años 90, del que ya se sabía que no iba a ser exitoso.
“Ya  en Lliquimuni se perforó un pozo en 1992 y se abandonó  porque no había posibilidades de explotar recursos. Con esto, YPFB lo único que ha hecho es gastar dinero para confirmar  lo que ya se sabía”, observó Tórrez.
Informó que ese año se  invirtieron  8,4 millones de dólares y por cada metraje perforado se gastó 1.844 dólares.
En total se perforaron 4.596 metros.
“Hoy el pozo (LQC-X1) debe costar por encima de los 100 millones de dólares como mínimo, porque hicieron trabajos de planchada, caminos, sísmica y otros”, afirmó.
Para Hugo del Granado, como el contrato    data de 2008, son más de ocho años  y en ese periodo surgieron gastos no programados.
“Todo eso aumentó el costo del proyecto. Ahora no hay información de cuánto se ejecutó, pese a que en  principio se anunció que es un pozo que costará 100 millones de dólares. Más los gastos de administración e infraestructura, es posible que esté por encima de los 150 millones de dólares”, explicó el experto.
Velásquez calcula que la perforación pudo haber costado cerca de 58 millones de dólares, sin incluir las inversiones complementarias, con lo que el gasto  “fácilmente”   se  duplicó.
“En el caso de Lliquimuni, lo que complica la situación es que se trata de un contrato firmado hace ocho años; es decir, que se tardó  todo este tiempo para obtener ese resultado, se ha demorado  en el trabajo para el acceso al campo y desde 2011 se pospuso la perforación; son varios los anuncios que se realizaron en 2015 sobre las pruebas de producción”, explicó.
Las operaciones
YPFB Petroandina SAM inició operaciones  en 2009.
Realizó trabajos de sísmica 2D en el área Lliquimuni, comunidad Las Delicias,  con una inversión de más de 100 millones de dólares, según la información oficial.
Se construyeron los caminos de acceso y las planchadas; se  rehabilitó la ruta departamental Bella Vista-Suapi-Sararia,  en Alto Beni, que facilitó la logística y el traslado de equipos de excavación y de materiales e insumos.
Luego se alquiló  el equipo de perforación de 2.000 HP (caballos de fuerza) de la empresa china Sinopec.
A diciembre de 2014,  la construcción, el camino de acceso y alquiler del  taladro demandó  50 millones de dólares.
Desde entonces  no se tiene más detalles de cuánto se ejecutó del monto total asignado.
El presidente de YPFB, Guillermo Achá, dijo  que la información técnica recolectada del subsuelo revela  un sistema petrolero activo , lo que permite “aún mantener posibilidades técnicas” de hallar petróleo.
El  contrato
  • Suscripción En 2008 se suscribió el contrato  entre YPFB y la empresa Petroandina  (conformada por YPFB, con una participación del 60%, y Petróleos de Venezuela PDVSA, con el restante 40%).
  • Profundidad Cuando se iniciaron las tareas de perforación en diciembre de 2014, en Lliquimuni, en el norte de la Paz,  la estatal YPFB afirmó que se iban a perforar 3.500 metros de profundidad, pero luego, al ver que no había  resultados, se decidió taladrar 1.000 metros más  hasta llegar a 4.562 metros; no obstante, el resultado fue negativo.
  • Potencial En 2011, el Gobierno anunció que Lliquimuni tenía un potencial de 50 millones de barriles de petróleo y un trillón de pies cúbicos de gas (TCF).

YPFB insistirá en perforación de segundo pozo
Pese al resultado negativo que arrojó  el pozo de   Lliquimuni Centro – X1 (LQC-X1), el  presidente de YPFB, Guillermo Achá, anticipó que con el resultado alcanzado  se buscarán las coordenadas para ubicar un segundo pozo.

En su criterio, no es correcto pensar que con la perforación de un pozo se debe tener éxito.
“En una determinada área se debe tener hasta tres pozos exploratorios, porque los primeros también son estudios de la superficie. Eso pasa en Lliquimuni, posteriormente tenemos que hacer la ubicación de un segundo pozo, hacer el camino de planchada, la licencia ambiental  para proseguir con el estudio”, dijo.
Una nota de prensa de YPFB precisa que en el caso de operar en  un segundo pozo exploratorio, se requerirá   por lo menos  ocho meses para gestionar  una nueva licencia ambiental; 16 meses para  construir el camino y planchada y otros 12 meses para la perforación de otro pozo exploratorio en busca de hidrocarburos.
El analista Hugo del Granado dijo que con los datos que se tienen se puede seguir con los estudios prospectivos, pero se debe  tomar  en cuenta que luego del fracaso será un  riesgo una nueva intervención.
Raúl Velásquez, de la Fundación Jubileo, sugirió realizar otros estudios de sísmica con la información que ya se tiene, antes de continuar trabajos.
Ante resultado negativo, Patzi pide el 4% de coparticipación
Ante el resultado negativo que arrojó la exploración en Lliquimuni, donde no se encontraron hidrocarburos en volúmenes comerciales, el gobernador de La Paz, Félix Patzi, anunció que planteará  al Gobierno la transferencia de al menos el 4% de los recursos por coparticipación tributaria.
“Para que La Paz salga de la crisis sería coherente plantear el pedido al presidente Evo Morales de que el departamento reciba  coparticipación tributaria en un 4% o  un 15% de lo que aporta en sus impuestos”, dijo.
Para La Paz, es  una noticia triste, debido a que se tenía la esperanza de recibir regalías.
“Nos anoticiamos de que no hay volúmenes suficientes, por lo menos para comercializar, y  es una pena para La Paz”, indicó.
El exministro de Hidrocarburos, Guillermo Tórrez, y el investigador de la Fundación Jubileo, Raúl Velásquez, coincidieron en afirmar  que con la noticia de que había indicios de petróleo sólo se  creó expectativa  en la población por temas políticos.
Torrez observó que ahora, para   no decepcionar a La Paz, YPFB  hace que se mantenga la expectativa al asegurar que se continuará con los  trabajos de exploración.
“YPFB debería revisar todos los datos  de geología, magnetometría y  además el informe que heredó de la primera perforación en 1992, y recién tomar la decisión de seguir o no”, sugirió la exautoridad petrolera.
Para ver la página de origen haga click aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia

Suscríbete

Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores

    Correo electrónico