Página Siete • Exrector Ramos sugiere eliminar las subvenciones • 20/04/2016

Back to Blog

Página Siete • Exrector Ramos sugiere eliminar las subvenciones • 20/04/2016

El economista advierte que caen los ingresos y las RIN, tras un buen desempeño.

El exrector de la UMSA Pablo Ramos planteó ayer durante la presentación de un libro del Ministerio de Economía que el país debe reducir de forma gradual las subvenciones del Estado en diferentes áreas.
“Dentro del manejo de las finanzas públicas se tiene siempre presente que las subvenciones deben tener carácter transitorio, temporal, no pueden ser subvenciones definitivas”, precisó el economista.
Sin embargo,  aclaró que primero se deben  generar las condiciones  para reducir este tipo de beneficios y sólo quedarse con los subsidios necesarios.
Además, Ramos sostuvo que Bolivia ingresó desde hace dos años en un periodo de inflexión económica y  se requiere un manejo prudente de las finanzas para no generar presiones sobre el déficit fiscal.
Tras analizar el libro Diez años de economía boliviana, presentado ayer por el Ministerio de Economía y Finanzas, el economista  destacó que el país tuvo un desenvolvimiento favorable en lo económico y particularmente en las variables vinculadas a las finanzas públicas y al manejo de políticas financieras.
“Pero hay que tomar en cuenta que hay una inflexión en estos dos últimos años; las reservas monetarias están disminuyendo, se presenta el déficit fiscal y los ingresos ya no crecen al mismo ritmo, sino que disminuyen”, explicó el exrector de la UMSA.
El punto de inflexión  alcanzado debe llevar a las autoridades a orientar y reajustar los principios del manejo prudente de las finanzas.
“Hay que enfrentar las presiones de gasto que pueden llevarnos luego a un crecimiento del déficit con todas las consecuencias que sabemos que aparecen, pero también las presiones de costo, que más tarde hacen menos sostenible a la producción nacional con respecto a la extranjera; en otras palabras, disminuye la competitividad”, dijo.
Este trimestre,  el mercado de Brasil pagará sólo 2,8 dólares por millón de BTU (Unidad Térmica Británica) y Argentina 3,02 dólares; se trata de los precios más bajos  desde 2007.  Esto representa  un descenso confirmado de 50,8%  y  de 50,9%.
Para ver la página de origen haga click aquí.
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog