Página Siete • El Gobierno y los productores diseñarán plan contra la sequía • 23/07/2016

La falta de lluvias ha ocasionado pérdidas económicas de hasta 122 millones de dólares y una disminución de 448.850 toneladas de alimentos en la región oriental.
El Gobierno y los productores del oriente diseñarán un plan de emergencia para paliar los efectos que sufre esa región a raíz de la sequía, informó ayer el presidente Evo Morales desde Santa Cruz.
El Primer Mandatario adelantó que este plan no considerará la condonación de deudas en favor del sector productivo.
«La sequía nos preocupa mucho, por lo que he encomendado a los ministros de Desarrollo Productivo, Defensa, Gobierno, Medio Ambiente, Planificación y Economía que presenten un plan de emergencia”, afirmó.
Morales adelantó que su gabinete se reunirá el domingo para debatir las medidas que los ministros planteen y las propuestas de los productores agropecuarios.
El Presidente sostuvo que se ha reunido con los pequeños productores y con ellos hay un 90% de coincidencia, mientras que la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) y la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas (Anapo) se han comprometido a presentar su plan el próximo jueves.
El presidente de la CAO, Julio Roda, dijo el pasado jueves que los productores de Santa Cruz elaborarán una hoja de propuestas para discutirla con el Jefe de Estado, con el objetivo principal de no desincentivar al sector que produce los alimentos que consumen los bolivianos.
«Hay que actuar de forma rápida para acelerar algunos pasos y, de forma conjunta, minimizar estas pérdidas”, agregó.
Morales aclaró que el sector productivo le comunicó que no necesitan condonación de las deudas, sino que piden debatir el tema de reprogramación y la creación de un fondo de reactivación.
De acuerdo con el Presidente, los productores le hicieron notar que de no actuar de manera rápida y eficaz se tendrá que importar algunos productos.
El jueves pasado, Roda alertó que los productores se ven afectados por una sequía en varias zonas de Santa Cruz desde hace más de cuatro meses.
La Anapo reportó más de 122 millones de dólares en pérdidas por la sequía, que destruyó más de 100 mil hectáreas de cultivos en Santa Cruz.
«Esta caída de la producción en la campaña de invierno llega al 26% con respecto del año pasado, de 360 mil toneladas en los distintos cultivos: trigo, girasol, maíz, sorgo”, explicó el presidente de Anapo, Reynaldo Díaz.
Menor producción
Según un informe de los productores asociados a Anapo y la CAO, la campaña de invierno comenzó con las siembras en abril y mayo con las primeras lluvias en las zonas productoras.
Se logró sembrar 100 mil hectáreas (Ha) de trigo, 86.000 Ha de girasol, 100 mil Ha de maíz y 225 mil Ha de sorgo, las cuales en su conjunto podían significar una producción de 1,2 millones de toneladas de alimentos. Pero desde junio las lluvias han sido escasas.
Como consecuencia de esta extrema sequía, todos los cultivos están afectados: el 80% del trigo, el 70% del girasol, el 70% del maíz 70% y el 80% del sorgo.
«Se estima que habrá una producción menor de alimentos, en conjunto, de 450 mil toneladas. Es decir, 40.000 toneladas menos de trigo; 30.000 toneladas menos de girasol; 120 mil toneladas menos de maíz y 260 mil toneladas menos de sorgo. Esto representa una pérdida de 122 millones de dólares”, señala el reporte de los productores cruceños.
Hasta el momento, los municipios de Santa Rosa, San Juan, San Carlos, San Julián, Pucará, Pampa Grande y Comarapa exigieron ayuda inmediata a la Gobernación de Santa Cruz debido a la falta de lluvias, mientras que en Pailón también se analiza la declaratoria de emergencia.
La falta de agua, además, creó las condiciones propicias en el ambiente para el ataque de diversas plagas.
El sector productivo está preocupado por el clima y sus efectos sobre cultivos vitales.
El país no atraviesa una crisis, según Evo
El presidente Evo Morales aseguró ayer que el país no atraviesa por una crisis, por lo que su Gobierno continuará con su política social, al contrario de otros países de la región.
«Cuando un país esta en crisis, empieza a recortar los beneficios sociales con el fin de mantener su economía; nosotros no estamos haciendo eso porque no estamos en crisis”, afirmó el Jefe de Estado.
Morales señaló que ante la caída de los precios de las materias primas el año pasado se plantearon medidas desesperadas para paliar la crisis.
«El año pasado, cuando los precios bajaron, estudiamos la posibilidad de dejar de crear bonos y beneficios, pero yo dije que debíamos blindar, no podemos quitar los bonos”, explicó.
Morales agregó que para paliar la baja de los precios de las materias primas el Gobierno se centró en incentivar el crecimiento mediante la inversión en infraestructura.
Al momento, están vigentes los bonos Dignidad, Juancito Pinto y Juana Azurduy, destinados a los ancianos, niños y mujeres embarazadas, respectivamente.
Para ver la página de origen haga click aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Number One Number Two Number Three

Pie de pagina Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia
Suscríbete Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores
markunread_mailbox SUSCRIBIRSE
Suscripcion REGRESAR Suscríbete a nuestros boletines electrónicos