Página Siete • Banca aportará al fisco más de la mitad de la utilidad de 2016 • 04/02/2017

Asoban advierte que la elevada carga impositiva va en detrimento de la rentabilidad. Además, los bancos deben capitalizar el 50% de sus ganancias.
La banca pagará en impuestos más de la mitad de los 304 millones de dólares que obtuvo como utilidad en 2016. La Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) advierte que la elevada carga impositiva va en detrimento de la rentabilidad.
«La elevada carga impositiva que enfrentan los bancos puede superar el 47% de las utilidades cuando la rentabilidad supera el 6%. En este sentido, considerando el 25% de Impuesto a las Utilidades de las Empresas (IUE), más 22% de la Alícuota Adicional al IUE (AA-IUE, alícuota financiera) y otros impuestos, la banca aportará con más de 170 millones al fisco con las utilidades de 2016”, señala Asoban en una nota de prensa.
Según la asociación, el nivel de rentabilidad de la banca en su conjunto registró un descenso en los últimos años.
«La rentabilidad de la banca ha tendido a reducirse paulatinamente, situándose en torno a 15% en 2016, después de haberse mantenido entre 17% y 18% en promedio hasta 2013”, precisó.
El secretario ejecutivo de Asoban, Nelson Villalobos, explicó que esta baja se da a pesar del incremento de las utilidades, ya que al mismo tiempo que crece la cartera productiva, fruto de la regulación, debe existir también mayor capitalización en los bancos para sostener los créditos.
«El sistema financiero requiere un dólar de patrimonio adicional para expandir 10 dólares el crédito. Pensar en un crecimiento de la cartera al ritmo que exige la actual normativa, implica mayor capitalización proveniente de la reinversión de utilidades o la entrada de capital fresco”, añadió el ejecutivo.
De acuerdo con Asoban, en 2016 las utilidades de los bancos llegaron a 304 millones de dólares, cifra superior a los beneficios obtenidos en 2015, pero gracias al efecto positivo de algunos bancos. «Si se analiza por entidad, podemos ver que de los 17 bancos, cuatro de ellos registraron menor utilidad el año pasado que en 2015”, dijo Villalobos.
Además, hizo notar que de los 304 millones de dólares de utilidad registrada en 2016, la banca además debe destinar el 6% de este monto (más de 18 millones de dólares), a la constitución de fondos de garantía.
Esto con el objetivo de facilitar el acceso al crédito a quienes no cuentan con un aporte propio o no disponen de las garantías suficientes. «De esa manera quedan 285 millones de dólares, de los cuales alrededor del 50% será destinado para capitalizar los bancos con el objetivo de fortalecer sus patrimonios y de ese modo aumentar su capacidad de expansión del crédito”, subrayó la asociación.
La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) instruyó que los bancos múltiples y PyMe capitalicen al menos el 50% de las utilidades netas que generaron en 2016 con el objetivo de que fortalezcan sus patrimonios.
De esa manera se busca también que puedan cumplir con las metas de apoyo al sector productivo y de vivienda social.
Las estadísticas de la ASFI revelan que el año pasado el banco BISA fue el que obtuvo las mayores ganancias con 342 millones de bolivianos.
Luego se ubicaron el Mercantil Santa Cruz con 271,7 millones de bolivianos y el Banco Nacional de Bolivia (BNB) con 226,5 millones de bolivianos.
Asociación advierte el riesgo crediticio y la mora
El secretario ejecutivo de Asoban, Nelson Villalobos, advirtió que el aumento en la cartera productiva y de vivienda, independientemente del desempeño de los sectores, puede implicar un aumento en el riesgo crediticio y la mora.
Para 2018, el 60% de la cartera de los bancos debe dirigirse al sector productivo.
”Cuando se observan los resultados de la banca, no se da la importancia debida al análisis de la reglamentación de la cartera. Para 2018 la banca deberá mantener el 60% de su cartera en créditos productivos, muy a pesar del desempeño de estos sectores, lo que podría implicar mayor riesgo crediticio y consecuentemente mayor mora, la que de hecho se incrementó en los últimos años, al igual que la cartera reprogramada”, dijo.
Según Asoban, la mora a diciembre de 2016 alcanzó 282 millones de dólares, un 23% más que en 2015, mientras que la cartera reprogramada se situó en 312 millones de dólares, un 53% más.
No obstante, si se considera el elevado nivel de cartera, el índice de mora se mantuvo bajo y en un porcentaje de 1,58%, superior en 0,09 puntos porcentuales en relación con 2015, cuando terminó en 1,49%.
En el caso de la cartera reprogramada, representa el 1,74% de la cartera total, porcentaje que en 2015 fue 1,32%.
Los bancos múltiples deben destinar un mínimo del 60% de su cartera al sector productivo y vivienda social hasta 2018. La meta intermedia en 2016 fue 48,54%. Los bancos PyMe deben destinar el 50% a préstamos a pequeñas, medianas y microempresas productivas hasta 2018.
Para ver la página de origen haga clic aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Number One Number Two Number Three

Pie de pagina Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia
Suscríbete Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores
markunread_mailbox SUSCRIBIRSE
Suscripcion REGRESAR Suscríbete a nuestros boletines electrónicos