Página Siete • Arce dice que no puede comprar “cualquier cosa como en el pasado” y recibe respaldo oficialista • 29/10/2016

Back to Blog

Página Siete • Arce dice que no puede comprar “cualquier cosa como en el pasado” y recibe respaldo oficialista • 29/10/2016

Justificó la compra de muebles por Bs 8,6 millones, indicando que se debe hacer una compra de calidad. Es más, según dijo, la ciudadanía considera que los servidores públicos tienen derecho a muebles e inmuebles de calidad.
El ministro de Economía, Luis Arce, afirmó este sábado, durante su interpelación en la Asamblea Legislativa, que optó por comprar muebles de calidad para el nuevo edificio de su despacho porque “no se puede comprar cualquier cosa como en el pasado”.
“El estado boliviano no puede contratar muebles que no sean de calidad, no porque sea del Estado vamos a comprar cualquier cosa como en el pasado, porque el pasado no les interesaba el Estado. Nosotros vamos a comprar muebles de calidad porque eso es lo que necesita el Estado boliviano”, indicó en medio de aplausos de los oficialistas.
Hizo esta declaración a propósito de las observaciones de los opositores en sentido de que se limitó la postulación de artesanos bolivianos porque se les exigió las normas ISO, un requisito que ellos no cumplían.
Después de más de cuatro horas de sesión, la Asamblea Legislativa aprobó el informe del Ministro con el orden del día puro y simple, lo que significa que se mantiene en el cargo, aunque no recibió “voto de confianza”.
Arce fue interpelado luego de que saliera a la luz un requerimiento de compra de alfombras de Irán o de India para el nuevo edificio del Ministerio de Economía, lo que derivó en el despido de dos funcionarias subalternas, a quienes se acusó de incumplir las normas al no apoyar la producción nacional.
A raíz de ese hecho, se conoció que también existía un millonario contrato para la compra de muebles importados que, luego de una reducción del 8% quedó en 8,6 millones de bolivianos. Entre los muebles a ser comprados figuraba un escritorio ejecutivo de 51 mil bolivianos, ítem que finalmente fue descartado, tras una ola de críticas.
Según dijo Arce, los únicos que protestan por la compra de los muebles son los opositores, pues la ciudadanía tiene la percepción de que “los servidores públicos tienen derecho a tener muebles e inmuebles dignos”. Indicó que eso le dice la gente en la calle y en el aeropuerto.
Sin embargo, descartó que el nuevo edificio vaya a tener parrilleros y ascensores privados porque “eso va contra la convicción ideológica del ministro”.
Un total de 11 legisladores de la oposición plantearon la interpelación sobre la construcción y equipamiento del nuevo edificio del Ministerio de Economía, pero solo asistieron cinco: Wilson Santa María, Lourdes Millares, Amilcar Barral, Luis Felipe Dorado y Griselda Muñoz.
Entre los ausentes están Eliana Capobianco, Leny Chávez, Micaela Nina, Scarlett Zambrana, Dulce María Araujo y un sexto cuyo nombre no se distingue en la petición de interpelación.
Santa María cuestionó que no se apoye la producción nacional en las compras estatales porque se pretendía adquirir alfombras de Irán o de India y Millares llamó “cobarde” a Arce por haber despedido a dos funcionarias subalternas y no haber asumido su responsabilidad sobre el caso.
Arce explicó que la atribución de los procesos de contratación estaba en manos de la Dirección General Administrativa de su despacho y no en su persona, con lo que deslindó responsabilidades. Además, dijo que la construcción del edificio fue aprobada en la Asamblea Legislativa cuando fue aprobado el presupuesto reformulado en agosto de 2013.
Según dijo, las funcionarias que fueron despedidas actuaron “sin tomar en cuenta los lineamientos establecidos por el ministro en cuanto al apoyo a la producción nacional” que es una política de su despacho desde 2006.
En su criterio, el equipamiento “no es lujoso, tampoco el costo es desmedido”, tomando en cuenta que albergará a todas las dependencias del Ministerio y un gran número de servidores públicos.
Los opositores esperaron el inicio de la sesión exhibiendo alfombras y el diputado César Sánchez estaba vestido como un sultán. Entre tanto, en la calle un grupo de personas apoyó al Ministro portando carteles.
Arce justificó la construcción del nuevo edificio y a cada momento hizo notar que los opositores habían formulado preguntas equivocadas y que sus conceptos de economía estaban errados. Descalificó las “erróneas afirmaciones y las “preguntas equivocadas” de los opositores, “lo que demuestra total desconocimiento”.
Para ver la página de origen haga click aquí.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog