Página Siete • Arce avaló el contrato para la compra, según una minuta • 21/10/2016

Un conjunto de muebles cuesta hasta 4 millones de bolivianos, según el documento de compra del Sicoes. Hay otras cifras elevadas.
El ministro de Economía y Finanzas, Luis Arce Catacora, firmó y selló el contrato de “Adquisición mobiliario para el nuevo edificio del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas” con la empresa Marelli Bolivia SRL por un monto de más de 9,4 millones de bolivianos. Los muebles que oscilan entre 4.000 y 51.000 bolivianos tienen que ser entregados en un plazo de 85 días desde la firma del documento.
“¿Qué clase de autoridad eres que no conoces lo que tus dependientes hacen?, ¡no revisas el contenido de documentación para firmar cuando se trata de nada más y nada menos de equipar tu despacho!, aquí está su firma, él tiene pleno conocimiento de todo esto”, denunció el diputado de Unidad Demócrata (UD), Wilson Santamaría, enseñando la minuta del contrato entre el ministerio y la empresa.
Este contrato N° 068-2016 lleva la firma y sello de la abogada de Licitaciones y Contratos del Ministerio, Mary Jiovanna Vargas; de la dirección general de Asuntos Jurídicos, María Inés Vera; de la Dirección General de Asuntos Administrativos, María Lina Arciénega; del gerente general de Marelli Bolivia, Marco Justiniano; y un sello que dice “original firmado por: Luis Arce Catacora, ministro de Economía”.
El diputado observó la resolución administrativa N° 150 del ministerio, un documento del Sicoes y todo el contrato, especialmente la cuarta claúsula del contrato que establece un plazo de adquisición de 85 días calendario, que serán contados a partir de la emisión de la “orden de proceder o inicio”.
“Ya se ha emitido la orden de proceder el 16 de septiembre, que es cuando se firma este contrato; ha pasado un mes y tres días y está en pleno plazo de ejecución”, protestó Santamaría.
Página Siete buscó la versión del Ministro, pero el viceministro de Pensiones y Servicios Financieros, Mario Guillén, informó en una conferencia de prensa que Arce se encontraba en Perú para sostener reuniones para el tren bioceánico central.
No obstante, el Ministro envió una nota con carácter de “urgente” el 19 de octubre a la jefa de la Unidad de Auditoría Interna, Nora Mamani, en la que le instruye efectuar una auditoría especial al proceso de contratación: “Diseño, ejecución y puesta en marcha para la construcción del Edificio del Ministerio de Economía” y todo lo concerniente a los procesos de adquisición de equipamiento del nuevo edificio de esta cartera de Estado.
A pesar de que el Ministro se disculpó por la compra de las alfombras, fue duramente criticado, no sólo por los legisladores de oposición, sino también por los oficialistas. “Hay diferentes cotizaciones y marcas, pero tampoco vamos permitir muchas exageraciones”, criticó la diputada oficialista Juana Quispe.
Por su parte, el vicepresidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, coincidió con Quispe y anunció otra fiscalización. “Nos parece incoherente, poco acertada su compra, vamos a hacer una petición de informe”, dijo.
El lunes durante la entrega del Bono Juancito Pinto, el presidente Evo Morales exhortó a los estudiantes a dejar de usar las telefónicas Viva y Tigo porque era sinónimo de ser “antipatriota”.
Querían cortinas a control remoto
De acuerdo con el blog Rimay Pampa -basados en el documento base de contratación (DBC)- se requerían 3.000 metros cuadrados de “cortinas rollers screen” y 362 metros cuadrados de “cortinas rollers black out con mecanismo de accionamiento a control remoto”, con un presupuesto de 999.440,56 bolivianos.
“Control: Inalámbrico de radiofrecuencia de 16 canales que permita accionar de forma individual o en conjunto. Compatible con automatización de sistemas domótica. Los mecanismos a ser utilizados deben ser nuevos y de primera calidad. El proveedor deberá suministrar todas las herramientas y equipo necesarios para la fabricación y colocado de las cortinas”, se especifica en el documento.
Sin embargo, luego de conocerse la intención de comprar alfombras costosas y de un mobiliario de al menos 9,4 millones de bolivianos, este requerimiento fue suspendido desde el ministerio.
Para ver la página de origen haga click aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *