MEFP • Déficit Fiscal en 2017 se debe a mayor inversión pública • 10/11/2016

El Presupuesto General del Estado (PGE) para la próxima gestión, prevé una inversión pública agresiva, que derivará en un crecimiento económico sostenido, y un déficit fiscal “sano” de 7,8%.
El ministro de Economía y Finanzas Públicas, explicó en conferencia de prensa el pasado martes 9 de noviembre que el déficit de 7,8% previsto en el PGE 2017 se explica por el cumplimiento del Plan Nacional de Desarrollo que contempla una agresiva inversión pública y que está siendo financiada por el ahorro de años anteriores, además del financiamiento externo.
El indicador
El resultado fiscal del sector público (déficit o superávit) se obtiene restando a los ingresos captados en la gestión menos los gastos consignados en la misma gestión. Dentro de los ingresos no se incluye los saldos en caja y bancos y tampoco la captación de créditos (interno o externo) y dentro de los gastos no se registra la amortización de créditos. Es decir, en el cálculo no se toma en cuenta los ahorros de pasadas gestiones ni los préstamos que pueda tener el Estado.
Este indicador se representa como una proporción del Producto Interno Bruto (PIB) y en el PGE 2017 se estima un déficit fiscal de -7,8% del PIB, que es un “déficit sano”, ya que los ahorros del pasado y los créditos están siendo usados para ampliar la capacidad productiva del país.
Fuente principal del déficit está en las gobernaciones, municipios y universidades
Las entidades en el PGE 2017 se encuentran agrupadas en dos grandes grupos: el Gobierno General y las Empresas Públicas. El Gobierno General a su vez está compuesto por la Administración Central (Ministerios y los órganos legislativo, electoral y judicial), las entidades territoriales autónomas (gobernaciones y municipios) y universidades y las entidades de seguridad social.
En la Administración Central se estima un superávit (ingresos mayores a gastos) de 1,5%; las instituciones de seguridad social (cajas de salud) tendrán un déficit de -0,8% y las empresas públicas de -0,6%.
La fuente principal del déficit se encuentra en las entidades territoriales autónomas y las universidades que tendrán un déficit de -7,9%, ya que sus ingresos se verán reducidos por efecto de la caída del precio del petróleo que afecta a las recaudaciones del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) y Regalías, por lo que, para ejecutar sus proyectos de inversión deben usar sus saldos de caja y bancos.
En el PGE 2017 los ingresos corrientes llegarán a Bs137.057 millones y los gastos corrientes alcanzarán a Bs118.420 millones, por tanto los ingresos superarán ampliamente a los gastos, esto quiere decir que el déficit se genera por los gastos de capital o la inversión pública. Esto es positivo en la medida que se trata de un “déficit sano” en virtud a que los ahorros del pasado y los créditos están siendo usados para ampliar la capacidad productiva del país y no para el gasto corriente.
Para ver la página de origen haga click aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Number One Number Two Number Three

Pie de pagina Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia
Suscríbete Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores
markunread_mailbox SUSCRIBIRSE
Suscripcion REGRESAR Suscríbete a nuestros boletines electrónicos