Enatex y Huanuni, las estatales que atraviesan un mal momento

Back to Blog

Enatex y Huanuni, las estatales que atraviesan un mal momento

Página Siete – Gabriel Díez Lacunza
Tras experimentar un déficit de 4 millones de dólares en el primer trimestre, la minera busca aumentar su producción. La textilera obtuvo un crédito estatal.
Enatex se creó mediante decreto en 2012. Huanuni pasó a formar parte de la administración estatal desde 2006. Con la primera, el Estado incursionó en el área de la producción de prendas de vestir, con la segunda consolidó su vocación minera, cuyo arraigo es histórico.
Sin embargo, en la actualidad, ambas firmas deben superar el mal momento que les aqueja.
A tres años de su puesta en marcha, la Empresa Pública Nacional Textil (Enatex) atraviesa por una situación difícil: cerró seis de sus 17 agencias por adeudar alquileres y afrontó paros de sus trabajadores por demora en el pago de sueldos. La Empresa Minera Huanuni experimentó a principios de este año un déficit de 4 millones de dólares, debido a la baja en el precio internacional del estaño.
Desde el Gobierno se sostiene que no se mantendrá empresas en situación de quiebra, en relación a la firma textil, y que no hará subvenciones, en referencia a la compañía minera.
“El Estado no va a mantener una empresa en quiebra”, afirmó el vicepresidente, Álvaro García Linera, el 29 de abril, sobre Enatex. Dos meses antes, el presidente Evo Morales confesó sentirse “engañado” por la exministra de Desarrollo Productivo, Teresa Morales, por la mala gestión en esta entidad.
En el caso de Huanuni, el ministro de Minería, César Navarro, declaró el domingo 3 de mayo que no habrá “ningún despido” y que, por el contrario, “tiene que haber un saneamiento social”.
La situación de estas dos estatales, según el analista económico Armando Méndez, representa “ingratas experiencias”; y afirma que el Gobierno debe atender esta “llamada de atención” para que sus empresas las superen.
Personal y salarios en Enatex
En Enatex más de 200 personas fueron despedidas en el último tiempo y a más de 300 se las “invitó” a retirarse. La estatal textilera cerró seis de 17 agencias por deudas de alquileres.
Según un informe de la Fundación Milenio, en el traspaso de América Textil (Ametex) en 2012 a su nueva administración estatal, se mantuvo la estructura de funcionamiento, pero la “visión empresarial” viró hacia mercados menos competitivos y estables, como Venezuela. Antes, Ametex tenía a Estados Unidos como su principal mercado; sin embargo, tras la suspensión de beneficios arancelarios, la empresa decayó.
Mediante el Decreto 1253 del 11 de junio de 2012, se crea Enatex con el propósito de dar continuidad y “empleo digno” a más de 1.800 trabajadores. De esta manera, y con un patrimonio inicial de 53,6 millones de bolivianos, se ponía en marcha la nueva factoría.
No obstante, desde noviembre de 2014 hasta mayo de este año, en medio de marchas y paros laborales, más de 1.600 trabajadores solicitaron el pago de sueldos adeudados desde septiembre hasta enero de este 2015.
Luego de honrar las deudas, el Gobierno aprobó un crédito de más de 142 millones de bolivianos para el proyecto “Ampliación de la capacidad productiva”.
Este medio se contactó con el gerente de Enatex, Carlos Rodas, quien solicitó aplazar el encuentro y luego ya no se tuvo éxito con la entrevista.
El caso de Huanuni
Y si en Enatex la liquidez fue un problema, la caída del precio del estaño (de 8,78 dólares en enero a 6,69 en abril) afectó a Huanuni. La situación llevó a sus ejecutivos a tomar la decisión de jubilar alrededor de 500 mineros, para sobrellevar los gastos de producción.
Para sopesar la situación, dirigentes de Huanuni, representantes de la Comibol y del Ministerio de Minería, firmaron el jueves un acuerdo sobre la escala salarial en el que se plantea que: “No habrá trabajadores que ganen más de 25 mil bolivianos. El recorte se aplica a los que trabajan en interior mina, que tenían un ingreso de entre 30, 35 a 45 mil bolivianos mensuales. Son alrededor de 70 obreros los que reducirán sus sueldos”.
Según el expresidente de Comibol, Héctor Córdova, la escala de los sueldos es el “punto de partida” para que esta minera pueda remontar. A su juicio, las decisiones que se tomen en torno a ello definirán su futuro.
El gerente de Huanuni, Gustavo Choque, explica que la jubilación de sus trabajadores correrá por parte de la Comibol y que existe, además, el compromiso de aumentar la producción.
Choque había informado que hasta fines de este año los trabajadores se reducirían de más de 4.000 a 3.500.
“Hemos pasado evidentemente días críticos, pero a julio a más tardar, Huanuni va a repuntar con su producción y su economía va a ser rentable. Estamos en esa tarea”, sentencia.
Dos empresas en un momento decisivo para su continuidad
Huanuni es capital de la provincia Pantaleón Dalence del departamento de Oruro. En su seno acoge a uno de los yacimientos más importantes de estaño del país. En la actualidad, la Empresa Minera Huanuni (EMH), de propiedad del Estado, cuenta con alrededor de 4.000 trabajadores asalariados. Por otra parte, la Empresa Pública Nacional Textil (Enatex) lleva tres años en el ámbito de la producción de prendas de vestir a nivel nacional.
Bajo el control de la Corporación Minera de Bolivia y ante la avanzada del sector cooperativista para explotar este yacimiento desde el ámbito privado, el Estado alineó a Huanuni con la nacionalización de los recursos naturales en 2006. Con esta medida se pensaba eliminar las concesiones y contratos de entidades no estatales.
Mientras la EMH daba sus primeros pasos como estatal, a mediados de 2012 la empresa privada América Textil S.A. reportaba problemas financieros, por lo que el Gobierno optó por reencauzar su senda y crear Enatex. En noviembre de 2011, trabajadores de Ametex salieron a las calles a pedir al Gobierno tome cartas en el asunto, algo que al final aconteció.
Según se conoce, el patrimonio inicial de la ahora estatal textilera ascendía, al momento de su creación, a 53,6 millones de bolivianos.
En la actualidad, estas dos empresas buscan mejorar su situación económica y laboral con sus trabajadores luego de atravesar momentos complicados.
Héctor Córdova, expresidente de la Corporación Minera de Bolivia, considera que puede haber “días mejores para Huanuni, siempre y cuando los trabajadores tomen decisiones de controlar el tema de sus ingresos”.
En el caso de Enatex, el analista económico Alberto Bonadona cree que existió falta de previsión e incluso de conocimiento del rubro en el momento en que el Gobierno decidió hacerse cargo de Ametex y administrar su propia textilera. Esto podría llevar, según este analista, a que esta empresa desaparezca.
“Creo que va a languidecer hasta que muera”, afirma el analista.
Entre salarios, jubilación y cotizaciones
Sueldos atrasados Durante esta gestión y desde fines de 2014, trabajadores de Enatex demandaron que el Gobierno les pague cuatro meses de salario adeudados desde septiembre del año pasado. Los sueldos se pagaron luego de varias protestas y “huelgas de brazos caídos”.
Baja del estaño Según informó la Corporación Minera de Bolivia, en el primer trimestre de este 2015, la Empresa Minera Huanuni, dependiente del Estado, presentó una situación deficitaria de 4 millones de dólares. Ejecutivos de esta empresa argumentaron que dicha situación se debió, principalmente, a la baja del precio de la libra fina de estaño (8,78 dólares en enero y en abril bajó hasta los 6,69).
Jubilaciones Con más de 11 millones de dólares, el Estado jubilará a más de 500 trabajadores de la empresa Huanuni. Esta acción está enmarcada en medidas de contingencia previstas por el Gobierno para superar el déficit a causa de la baja del precio internacional del estaño.
Para ver la página de origen haga click aquí

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog