Back to Blog

El Diario • Tendencia pesimista de la economía • 28/05/2017

Informaciones económicas de organismos oficiales, así como otras de origen privado, no pueden menos que ser preocupantes para la opinión pública, noticias que obligadamente recogen los medios de comunicación en su tarea de cumplir las responsabilidades que les competen.
Esos datos atraen la atención pública, permitiéndole tener noticias para sacar conclusiones acerca del estado de la economía nacional. Entre ellas se destacan algunas (típicas de políticas extractivistas), que es preciso tomar en cuenta, pero sin agotar la lista que ofrecen medios oficiales y no oficiales.
En efecto, la deuda interna del país el año pasado subió en 5.1 por ciento en relación con el año 2015 y llegó a 29.645 millones de bolivianos, es decir que creció en 4.253 millones de bolivianos en doce meses. Al mismo tiempo, se destaca que debido a la caída de los precios internacionales desde el año 2013, la participación de los hidrocarburos en el PIB bajó del 7.9 por ciento al 3.1 por ciento. Entre tanto, la participación de la minería en el PIB bajó del 9.61 por ciento al 5.9 por ciento en 2016.
Otras fuentes señalan que la inversión extranjera se contrajo en 60 por ciento a partir de fines de 2014. En forma paralela, medios oficiales confirmaron que las reservas internacionales del BCB cayeron de alrededor de 15 mil millones de dólares a 10 mil millones, vale decir un tercio. Así mismo se destaca que el reciente déficit fiscal afectará al crecimiento económico del país, a diferencia del pasado, cuando contribuyó a favorecer a su desarrollo.
Otros aspectos notables son: Bolivia pierde cerca de mil millones de dólares por el contrabando (aparte de causar la ruina del parque industrial nacional) y, como ejemplo, disminuye el 25 por ciento el mercado local de consumo de leche PIL.
En cuanto a la exportación de hidrocarburos se indica que Bolivia no puede enviar suficiente gas a Argentina, porque no lo tiene, así de simple. En los primeros días de mayo se envió 15.7 millones de metros cúbicos, cuando se debió enviar 20 millones, caída del volumen por la que Bolivia deberá pagar el valor del volumen restante más una multa de 15 por ciento de ese valor.
Entre tanto, la agricultura continuó bajando sus índices de producción, pese a los anuncios oficiales de hacerle llegar créditos, ayudas con máquinas, semillas y otros. Esa citación origina carencia de papa en los mercados y se tiene que hacer importaciones considerables, pese a que Bolivia es el lugar de origen de ese tubérculo.
Finalmente, queda señalar la carencia de liquidez en la economía, que obligó al Banco Central a reducir el encaje legal para entidades del sistema financiero, de tal forma que el público pueda acceder a créditos que permitan mantener la tasa inflacionaria, aunque sin devaluar la moneda que desde hace ocho años se habría devaluado cerca del 45 por ciento.
Para ver la página de origen haga clic aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia

Suscríbete

Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores

    Correo electrónico