El Deber • René Gonzalo Orellana Halkyer: “En Bolivia, no es que cada uno hace lo que quiere” • 22/11/2015

Orellana lleva adelante la política de apertura a las inversiones nacionales y extranjeras. Una de las premisas es que los inversionistas están amparados por las normativas bolivianas y obedecen a una planificación estudiada por parte del Gobierno
Hace dos semanas acompañó al presidente Evo Morales a reuniones en Europa. En Alemania se realizó un encuentro de alto nivel con la canciller Ángela Merkel, donde observó una receptividad y un respeto creciente por los logros en el área económica y social del país.
¿Qué se acordó a nivel económico?
Fue importante el acuerdo firmado con Alemania. Son dos convenios muy consistentes. Uno de 20 millones de euros ($us 21,3 millones) para apoyar el programa de acciones rurales, para comunidades y organizaciones de productores agropecuarios.
Y un acuerdo de formación, desarrollo de capacidades por 23 millones de euros ($us 24,5 millones); además de recursos no reembolsables para formar bolivianos en el área de agua, minería, energía, litio. También se consiguió 10 becas en las universidades para estudiantes en las áreas de ingeniería civil, minería y energía.
¿Y en proyectos grandes?
Se logró un acuerdo de formación, capacitación y transferencia de tecnología, construcción en áreas de infraestructura, caminos, carreteras y trenes para un equipo que va a ser enviado a Alemania, que formará parte de los equipos institucionales del Estado en las áreas de infraestructura y transporte.
El viaje a Europa fue el segundo que se hizo en importancia, luego de Estados Unidos ¿Qué evaluación hace de las dos visitas?
Volvemos con impresionantes expectativas de inversión en Bolivia. En EEUU nos reunimos con 150 empresas y en Hamburgo hubo 350 empresas de áreas industriales, minería, energía, transporte, infraestructura, turismo. Tenemos una larga lista. Hemos realizado la venta de almendras bolivianas en más de $us 1,5 millones. En Europa, el presidente recibió también solicitudes de reunión de empresas del Reino Unido, Italia, Francia. Hay algunas sorpresitas para Santa Cruz que el presidente lo anunciará. En general, como Gobierno, vemos que se ha logrado, en el área económica, un posicionamiento muy fuerte que inspira respeto.
¿Cuál ha sido la premisa que se ha llevado al exterior?
Como en EEUU, la premisa más grande es que se ha dicho que Bolivia quiere socios, no patrones. Les decimos que nosotros estamos impulsando la economía, lo estamos haciendo y si ustedes quieren venir, bienvenidos. Lo seguiremos haciendo nosotros de todos modos. Pero si lo hacemos con ustedes, mejor. Buscamos socios que además contribuyan al crecimiento, al desarrollo y a la erradicación de la pobreza.
¿Cuáles son las principales inversiones que se prevén en ambos casos?
En la industria minera, hidrocarburífera, alimentos. En el área de turismo, la hotelería. Hay un creciente interés de compras privadas de nuestros productos nacionales. Hay una apertura de mercados.
¿Qué objetivo tendrá esta dirección de inversiones que se contactará con los inversionistas interesados?
Vamos a empezar a fortalecerla para que tenga un rol específico en la facilitación de inversiones. No es que toda la inversión va a venir ahí. Son puentes que se moverán a los ministerios correspondientes. Si es energía, a hidrocarburos, si es producción, al ministerio del ramo. Nosotros tenemos que hacer que esta puerta se abra para todos. No es que vamos a centralizar la inversión, sino vamos a facilitarla. Ese es el rol que va a tener.
¿Cuántos posibles inversores ya tienen cita?
Los europeos son un montón, vamos a ordenarlas y vamos a pasarlas a los sectores. Haremos el puente y la facilitación. Pero aquellos que son inversores en áreas especificas ya las están asumiendo, tanto en energía como en hidrocarburos.
¿Cuál será la inversión más grande que se proyecta el 2016?
Hay varias que ya están en gestiones, tanto la carretera Rurrenabaque-Riberalta, Mutún, el tren urbano de Cochabamba, petroquímica, planta de urea, planta de litio. Estas inversiones están ya en camino.
¿No afecta el interés de inversionistas de EEUU el hecho de que el presidente hable en contra del Gobierno y de su política intervencionista?
El presidente expresa una crítica rotunda y un rechazo a actitudes y actos de dominación, subyugación, control militar sobre estados soberanos. Expresa su crítica a acciones imperialistas, usurpación, enajenación de recursos naturales que forman parte de la propiedad soberana de los pueblos. Critica esa estrategia bélica que generan desastres humanitarios que busca controlar recursos hidrocarburíferos y busca una hegemonía geopolítica. Pero al mismo tiempo, invita a las empresas que respeten nuestra soberanía, que no hagan política para destruir nuestra soberanía sino que inviertan, que hagan negocios, que ganen recursos pero también que hagan que gane el Estado.
¿Qué confianza se le da al inversionista extranjero?
Tenemos en Bolivia un Estado fuerte con leyes claras y un sistema institucional político y normativo definido, riguroso y fuerte. Además, hay una planificación de la inversión.
En Bolivia, no es que cada uno haga lo que quiere. Eso fue parte del modelo neoliberal: dejar hacer y dejar pasar. Aquí hay una planificación centralizada con administración descentralizada, con un protagonismo de los gobiernos subnacionales, pero con reglas claras y con oportunidades de hacer negocio para los inversores y con respeto a sus inversiones. Pero también con respeto a nuestro estado de derecho y a nuestra soberanía.
Para ver la página de origen haga click aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Number One Number Two Number Three

Pie de pagina Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia
Suscríbete Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores
markunread_mailbox SUSCRIBIRSE
Suscripcion REGRESAR Suscríbete a nuestros boletines electrónicos