Back to Blog

Aportantes pueden iniciar juicios a sus empleadores

El Deber – Juan Carlos Salinas Cortez

El dinero que las empresas descuentan a sus empleados para su jubilación puede ser controlado. El Gobierno reveló que entre las dos administradoras tienen una mora de $us 100 millones.
La posibilidad de contar con un ingreso consolidado cuando uno envejezca, muchas veces se ve truncado por las malas prácticas de las empresas que descuentan el dinero para los aportes jubilatorios, pero no los depositan en las Administradoras de Fondos y Pensiones (AFP), generando un hueco financiero en el trabajador. Sin embargo, este tiene la posibilidad de controlar sus depósitos y, si considera que hay un accionar ilegal de su empleador, puede pedir a las AFP que le inicien un proceso penal.
En un recorrido por la AFP Futuro de Bolivia y por BBVA Previsión AFP se pudo comprobrar que en el sector de cobranza llegan trabajadores que tienen dudas sobre las retenciones que hacen sus empleadores.
El control de los aportes
En BBVA Previsión AFP explicaron que desde el momento en que el trabajador es contratado, su empleador debe descontarle un porcentaje de su salario y destinarlo para su jubilación. Así cada trimestre o semestre las AFP le hacen llegar un informe sobre el estado de sus depósitos, en el que puede verificar los montos acumulados para su jubilación, el periodo y la cantidad que hay en su cuenta personal.
Si aún tiene dudas, el trabajador debe acercarse a una de las AFP y pedir un historial de los aportes realizados.
Si en el control se detectan pagos no realizados, el aportante debe ir a las oficinas de la AFP a pedir información. En este punto, desde Futuro de Bolivia explicaron que el 98% de los reclamos se debe a que el empleador cometió un error (de nombre, apellido o número de carné) y que una vez que se soluciona el problema, el dinero de los aportes va a sus cuentas personales.
Si por el contrario las irregularidades continúan, el afectado debe llenar un formulario de conformidad de aportes y activar la denuncia.
Con este documento la AFP notifica a la compañía observada y luego publica su situación en un diario de alcance nacional. Pasados los cinco días, de no encontrar una respuesta positiva,   inicia acciones legales para cobrar los periodos no aportados.
Según el Gobierno, las AFP encaran 6.000 procesos judiciales contra empresas deudoras y tienen una mora de $us 100 millones, que es dinero para la jubilación de los trabajadores.
Al respecto, Alberto Bonadona, exinterventor del Servicio Nacional del Sistema de Reparto (Senasir) remarcó que la tarea del aportante finaliza donde empieza la de la AFP que es la encargada de cobrar a las empresas.

  1. 9.000 millones de dólares

Es lo que hay en las AFP.

  1. 6.000 procesos judiciales

Es el número de casos a resolver.

  1. 1,6 millones de aportantes

Es el dato hasta agosto de 2013.
Debe pedir que su empleador aporte
Desde la BBVA Previsión explicaron por qué es necesario que un trabajador exija a su empresa que le descuente parte de su salario y lo destine para su jubilación.
“Los aportes son algo sagrado, es un derecho ganado por los trabajadores que se debe respetar y no porque sean eventuales o contratados se busque no cumplir con la norma”, precisaron desde esta AFP.
La protección laboral ante cualquier eventualidad es considerada por las administradoras como uno de los principales motivos para que los trabajadores tengan la protección de sus respectivos aportes.
Para Francisco Arévalo, abogado laboralista, muchas veces las empresas se aprovechan de la juventud de sus trabajadores, que ven distante la etapa de la jubilación y no reclaman el tema del aporte.
“Jóvenes o viejos, las empresas deben cumplir con la ley y realizar aportes”, sostuvo Arévalo
Para ver la página de origen haga click aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia

Suscríbete

Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores

    Correo electrónico