Inversión extranjera da un empleo por cada $us1 millón

Back to Blog

Inversión extranjera da un empleo por cada $us1 millón

ERBOL

Jubileo: en 2013 se creó 1.750 fuentes de trabajo
La investigadora de la Fundación Jubileo, Patricia Miranda, sostuvo hoy que la Inversión Extranjera Directa (IED) generó en 2013, en promedio, unos 1.750 fuentes de trabajo; es decir, a razón de un empleo directo por cada millón de dólares invertidos.
“Se crea alrededor de 1,1 puestos de empleo directo por cada millón de dólares que se hayan invertido, que sean provenientes de la Inversión Extranjera Directa, sin embargo estamos hablando de flujos, son 1.750 millones (de dólares) que el país habría recibido como flujo en 2013, entonces sería también esta la cantidad de empleos directos que se han creado”, señaló Miranda con base en datos de la CEPAL.
La funcionaria de Jubileo agregó que estas inversiones también generan empleo indirecto en rubros complementarios, principalmente al sector petrolero, aunque no precisó en qué cantidad.
“Hay empleo indirecto que se crea también en este mismo sector, no siempre relacionado con la profesión más cercana a los hidrocarburos, también se contratan otras profesiones, se tienen economistas, administradores, y por otro lado también, donde están ubicados los campos petroleros, se contratan los servicios de las personas que viven en la comunidad”, apuntó.
Dijo que el impacto de la IED en Bolivia es menor porque son las empresas extranjeras las que reinvierten sus utilidades, para ampliar operaciones, y no se trata de nuevos emprendimientos.
“Quiere decir que toda la rentabilidad que estos inversionistas están generando, están invirtiendo nuevamente en el mismo negocio, no están abriendo nuevas empresas, por lo tanto no se está refiriendo a la generación de nuevas fuentes de trabajo, básicamente la inversión que tiene este sector es intensiva en capital y no en mano de obra”, manifestó.
Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), se generan más y nuevos empleos cuando las inversiones van destinadas a la creación de nuevas factorías. “Cuando se reinvierte en la misma empresa se puede aumentar la producción, principalmente, pero no necesariamente esto va a generar nuevos empleos”, precisó Miranda.
Aumento de la IED
Miranda explicó que la IED creció en la región de América Latina, principalmente después de la última crisis financiera, en rubros como hidrocarburos y minería, atraídos por los favorables precios internacionales.
“Evidentemente en Latinoamérica hay un mayor riesgo, pero también está compensando por una mayor tasa de rentabilidad (18% en el país), entonces no es sólo en Bolivia, es la región que está recibiendo más recursos por Inversión Extranjera Directa, y uno de los principales sectores que es una gran atracción es la hidrocarburífera”, indicó.
La IED en 2013, respecto a 2012, subió en $us690 millones, según el reporte del banco Central de Bolivia (BCB).
Beneficios de la IED
La experta explicó que si bien la IED en el país, por estar orientada más al sector extractivo -69% a hidrocarburos y 7% en minería-, genera poco empleo, esta situación se ve compensada con el aumento de mayores rentas para el fisco.
“Por un lado es muy importante porque las empresas en este sector de hidrocarburos tienen una programación de inversión para cada año, y esa inversión que están haciendo va a repercutir también en tener mayores ingresos como país, ingresos fiscales, entonces tiene una repercusión positiva”, argumentó.
Agregó que el crecimiento de la IED “es una buena señal para el país y lo ideal es que esto no solo se mantenga, sino que cada año también se sigan mostrando mejoras como ha ocurrido en los últimos dos o tres años”.
Reorientar la inversión
Miranda indicó que el país debería instituir políticas que favorezcan la inversión extranjera no sólo en sectores extractivos, sino también en rubros donde se genere mayor empleo y se diversifique la economía. “Es un aspecto que falta desarrollar en el país”, dijo.
“Depende de las políticas del país cómo se va reorientando esta inversión extranjera directa para que no solo estos inversionistas extranjeros aprovechen el momento en que tenemos buenos precios internacionales, sino que también puedan apostar a otros sectores que generen empleos y contribuyan a una sostenibilidad de mediano y largo plazo”, manifestó.
Cero inversiones en el agro
Otros sectores que recibieron inversión extranjera, pero en menor proporción, fueron la industria manufacturera con 15%, el sector de transportes, almacenes y comunicaciones con 3% y el comercio al por mayor y menor 0,8%. En cambio, agregó, el sector agrícola en 2013 no recibió ni un dólar de inversión.
“El sector agrícola el año pasado prácticamente no ha tenido ningún flujo de inversión extranjera, hace un par de años si tenía alguna participación pero no se ha registrado nada el último año”, indicó.
Para ver la página de origen haga click aquí

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog