Back to Blog

iadb.org • América Latina y el Caribe: los ingresos tributarios aumentan ligeramente pero aún se mantienen muy por debajo de los niveles de la OCDE • 16/03/2016

Pese a la continua desaceleración del crecimiento económico, los ingresos tributarios como proporción del PIB en los países de América Latina y el Caribe (ALC) aumentaron ligeramente en 2014, según los datos anuales reflejados en la publicación Estadísticas tributarias en América Latina y el Caribe. La recaudación tributaria como proporción del PIB se elevó, en estos países, del 21,5 por ciento, en 2013, al 21,7 por ciento, en 2014, frente al 21,4 por ciento, en 2012, y al 20,8 por ciento, en 2011.
El informe, que presentan conjuntamente el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el Centro de Desarrollo de la OCDE, incluye veintidós países de América Latina y el Caribe. Este informe se ha dado a conocer hoy, en el marco del XXVIII Seminario Regional de Política Fiscal, celebrado en la sede de la CEPAL, en Santiago, Chile.
Aunque la recaudación tributaria como proporción del PIB aumentó en toda la región de América Latina y el Caribe, el informe destaca que la media del 21,7 por ciento aún está por debajo del 34,4 por ciento, que fue el promedio de los países de la OCDE en 2014.
Los países cuyo PIB per cápita es más elevado suelen presentar un ratio de recaudación tributaria sobre el PIB mayor, que sirve para financiar la inversión en infraestructuras, educación y servicios sociales. Esta relación se ve reflejada de forma general en los datos del informe, así como en la brecha existente entre el ratio promedio de recaudación tributaria sobre el PIB de los países de la OCDE y el de los países de América Latina y el Caribe. Asimismo, también contribuyen a esta diferencia los altos niveles de informalidad entre las empresas y los trabajadores, aparte de las mayores desgravaciones fiscales en la región de ALC. El informe acentúa que hay margen para aumentar aún más la base imponible, además de adoptar medidas dirigidas a modernizar la administración tributaria y la política fiscal a fin de apoyar la movilización de los recursos internos, a medida que crece el PIB per cápita en la región.
El informe refleja una gran diferencia entre países. Los ratios de recaudación tributaria sobre el PIB en los países de América Latina y el Caribe abarcan desde el 12,6 por ciento de Guatemala y el 14,1 por ciento de la República Dominicana hasta el 32,2 por ciento de Argentina y el 33,4 por ciento de Brasil.
Según el informe, la proporción de tributos recaudados por las administraciones territoriales en la mayoría de los países de América Latina y el Caribe es pequeña y no ha aumentado, lo que refleja unas competencias fiscales relativamente reducidas en comparación con los mismos niveles gubernamentales de los países de la OCDE.
El informe dedica un capítulo especial a describir la evolución de los ingresos procedentes de recursos naturales no renovables, muy afectados por la brusca caída que, en 2014, sufrieron los precios de los productos básicos. Esto ha provocado una significativa reducción de los ingresos procedentes de los hidrocarburos, que representa una disminución media del 0,7 por ciento del PIB de los países a los que se refiere este capítulo. En 2015, se espera que esta caída sea del 2,1 por ciento del PIB.
Estas importantes reducciones en los ingresos que los gobiernos obtienen procedentes de recursos naturales no renovables, al no clasificarse como tributos, no se reflejan en el ratio de recaudación tributaria sobre el PIB. Los ingresos de la minería se vieron igualmente afectados por la caída de los precios de los productos básicos, lo que provocó, en 2014, una reducción del 0,1 por ciento del PIB. Se espera que en 2015 la reducción sea similar a la sufrida en 2014. En algunos países, el aumento en la producción minera junto con la depreciación de la moneda dio lugar a unos ingresos no tributarios relativamente estables. Por otro lado, los ingresos procedentes del impuesto de sociedades en el sector sufrieron una fuerte disminución como consecuencia de los menores márgenes de beneficio.
Principales conclusiones 
Recaudación tributaria como porcentaje del PIB 

  • La recaudación tributaria como proporción del PIB para el grupo de veintidós países que integran la región de América Latina y el Caribe, que por primera vez incluye a Trinidad y Tobago y las Bahamas, aumentó del 21,5 por ciento, en 2013, al 21,7 por ciento, en 2014. Esto se produce tras el incremento experimentado durante cuatro años, entre 2010 y 2013, del de 1,5 puntos porcentuales, que revertía la reducción sufrida, entre 2008 y 2009, desde el 20,6 por ciento al 19,9 por ciento.
  • La diferencia existente entre el ratio promedio de recaudación tributaria sobre el PIB de los países de la OCDE y la correspondiente a los veintidós países de ALC ha caído de 18 a 13 puntos porcentuales entre 1990 y 2008. Esta brecha de 13 puntos se mantiene constante desde 2008.
  • El aumento de la presión fiscal media en los países de ALC, que pasó del 14,6 por ciento al 17,2 por ciento, entre 1990 y 2000, se debió en su mayor parte a los ingresos procedentes del IVA. Después del año 2000, los ingresos procedentes del impuesto sobre la renta de las personas físicas y del impuesto de sociedades se convirtieron en el factor principal y, aproximadamente, la mitad del crecimiento del 17,2 por ciento al 21,7 por ciento se atribuye a estos ingresos.
  • Entre 1990 y 2014, todos los países de América Latina y el Caribe reflejaron un aumento de su ratio de recaudación tributaria sobre el PIB, aunque hay grandes diferencias entre cada uno de ellos. Los países que presentaron un mayor aumento fueron Bolivia (20,6 puntos porcentuales) y Argentina (19,8 puntos porcentuales), seguidos de Colombia, Ecuador y Paraguay, que experimentaron un incremento del 11-12 puntos. Por contra, en Jamaica y Venezuela el aumento fue de 1,2 puntos y 0,1 puntos, respectivamente.

 Estructuras tributarias 

  • Tras el fuerte crecimiento experimentado durante los últimos veinticinco años, en 2013, los impuestos generales sobre el consumo (en particular, el IVA y los impuestos sobre las ventas) representaban el 31,2 por ciento de los ingresos tributarios en los países de América Latina y el Caribe (frente al 20,2 por ciento en los países de la OCDE), mientras que la parte de los impuestos específicos sobre el consumo se redujo al 18,3 por ciento (frente al 10,5 por ciento en la OCDE).
  • Los impuestos sobre la renta y las utilidades representaron, en promedio, el 27,4 por ciento de los ingresos en los países de América Latina y el Caribe y las cotizaciones a la seguridad social el 16,6 por ciento (en la OCDE, dichos porcentajes son del 33,7 por ciento y el 26,1 por ciento, respectivamente).

Sobre el BID
El Banco Interamericano de Desarrollo tiene como misión mejorar vidas. Fundado en 1959, el BID es una de las principales fuentes de financiamiento a largo plazo para el desarrollo económico, social e institucional de América Latina y el Caribe. El BID también realiza proyectos de investigación de vanguardia y ofrece asesoría sobre políticas, asistencia técnica y capacitación a clientes públicos y privados en toda la región.
Para ver la página de origen haga click aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia

Suscríbete

Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores

    Correo electrónico