Back to Blog

Rimaypampa • El desempleo en La Paz afecta más a los jóvenes

“…los jóvenes son los más afectados por el desempleo, con una tasa que triplica la de los adultos” es una de las conclusiones del estudio: Jóvenes y Trabajo en el municipio de La Paz, Brechas y desafíos, realizado por del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario – CEDLA.

El estudio realizado el año 2015, también señala: “uno de cada tres jóvenes pertenece a hogares en situación de pobreza. Esta heterogeneidad social, vista a través de la educación y bienestar socioeconómico, tiene una marcada incidencia en su participación en la actividad económica y por lo tanto en la evolución de la oferta laboral juvenil”.

El estudio del CEDLA propone tres hipótesis en cuanto a la demanda del empleo de jóvenes en la ciudad de La Paz: i) la heterogeneidad estructural y la configuración de la estructura económica urbana que, aún en contextos de crecimiento sostenido del producto, no permiten generar los puestos de trabajo que se necesitan para incorporar a la oferta laboral creciente; ii) el mayor crecimiento de la demanda de mano de obra no calificada, tanto en los sectores formal como informal, debido a la escasa división del trabajo o el bajo grado de industrialización o modernización económica que caracteriza al aparato productivo del municipio, lo que a diferencia de otros países de la región incide en elevados niveles de desempleo de los jóvenes más escolarizados, es decir, profesionales y técnicos;

iii) la persistente flexibilidad laboral en el mercado de trabajo (contractual, salarial, numérica, funcional) y la tendencia al aumento de los contratos temporales o bajo modalidades de subcontratación que ocasionan una mayor incertidumbre en el empleo en general, pero que en el caso de los jóvenes repercute en un proceso continuo de rotación laboral, que afecta sus expectativas y aspiraciones.

Menos capacidad para la creación de empleos de calidad

Otro aspecto de la economía nacional y regional que impacta en la creación de empleo – de mayor calificación y de mayor calidad – son los sectores de actividad económica que dominan en el mercado de trabajo. La incipiente industrialización del municipio debilita su papel como articulador del crecimiento local cediendo el paso a otro tipo de actividades más rentables, pero menos productivas y, por eso mismo, con menor capacidad para impulsar la creación de empleos directos e indirectos.

Sin embargo, debido al peso de las actividades terciarias en la estructura económica del municipio, la demanda laboral estuvo concentrada en las actividades que no favorecen la estabilidad laboral y la mejora en la calidad de los empleos.

Mayor flexibilización laboral

A lo anterior, el CEDLA suma otro rasgo del funcionamiento del mercado de trabajo en el país y el municipio que consiste en el avance de la flexibilidad laboral. Este proceso debe entenderse como el mantenimiento de la lógica neoliberal que exige que las fuerzas del mercado dejen actuar libremente a las empresas y al propio Estado sin trabas legislativas, contractuales o sindicales. Esto se logra facilitando la contratación y el despido, la modificación de las formas de pago, la fijación de salarios y jornadas laborales o la asignación de tareas de manera funcional a las necesidades de las empresas o a las políticas de ajuste fiscal. De esta manera, independientemente de otros factores que restringen el acceso al empleo, se asiste a la pérdida generalizada de la calidad del empleo en todos los sectores, incluyendo al llamado sector “formal”; esta pérdida afecta sobre todo a los jóvenes y a las mujeres.

Perspectivas sombrías

Considerando las características técnico productivas de las empresas y su concentración en las pequeñas unidades económicas que producen bienes diferenciados para competir con precios bajos, la perspectiva de la demanda de trabajo juvenil en La Paz no tenderá a modificarse en el corto y mediano plazo y, seguirá centrada en la mano de obra menos calificada con la que se asocian las condiciones de trabajo más precarias. El aporte de las empresas medianas y grandes, incluso cuando es importante, seguirá teniendo como límite su reducida presencia en el aparato productivo municipal y en las exigencias de profesionalización universitaria y técnica aún para los puestos menos calificados, restringiendo por esta vía el acceso de los jóvenes menos escolarizados al empleo dentro del llamado sector “formal”.

La investigación del CEDLA concluye indicando: “Si bien los jóvenes ocuparon un lugar significativo entre las poblaciones atendidas por las políticas laborales en Bolivia en los últimos 11 años, los programas y proyectos implementados fueron costosos, tuvieron baja cobertura y un reducido impacto para comenzar a resolver la problemática del empleo juvenil”

LEER MÁS: http://www.rimaypampa.com/2017/07/el-desempleo-en-la-paz-afecta-mas-los.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia

Suscríbete

Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores

    Correo electrónico