Radio Patria Nueva • Mujeres bolivianas perciben menos salario que los varones

Back to Blog

Radio Patria Nueva • Mujeres bolivianas perciben menos salario que los varones

En Bolivia, la remuneración de las mujeres está muy por debajo de la de los hombres, que representan el 56,5 por ciento de la población económicamente activa. Los hombres reciben el 67 por ciento de la masa global de ingresos, mientras que las mujeres, solamente se apropian del 32 por ciento de los ingresos.

Así lo revela un estudio realizado en 2008 por el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla), en las ciudades de La Paz, El Alto, Potosí, Santa Cruz y Cochabamba, que determinó que la remuneración de las mujeres en Bolivia es una vez menor de la que perciben los hombres.

Estas amplias brechas de ingreso por género expresan tanto la segregación ocupacional de las mujeres (concentración en determinadas actividades u oficios y en los escalones más bajos dentro de los mismos), así como su incorporación al mundo del trabajo asalariado en condiciones de discriminación y desigualdad de trato, señala el estudio.
Agrega que las mujeres también tropiezan con un acceso diferenciado a recursos productivos complementarios al trabajo (capital, conocimientos, etc.).

Siguiendo el mismo estudio, el Cedla ha encontrado que el ingreso laboral promedio de los trabajadores en las ciudades encuestadas es de 1.427 bolivianos. Con un promedio entre los hombres de 1.709 bolivianos y entre las mujeres de 1.062 bolivianos.

Aunque dice que los montos promedio ocultan la situación real pues asegura que de cada diez trabajadores; seis, entre los varones y ocho entre las mujeres, obtienen un ingreso mensual inferior al monto promedio.

Esta brecha de ingresos es mayor entre el grupo de trabajadores no calificados, puesto que las mujeres obtienen un ingreso que llega solamente al 58,5% del que obtienen los hombres.

Las inequidades de género ocurren en un contexto de feminización de las condiciones de trabajo de los hombres, puesto que su explotación laboral aumenta asimilándose a la que sufren las mujeres, es decir, que la desigualdad se perpetúa cada vez en un piso más bajo, asegura el Cedla.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog