Back to Blog

Observatorio de Economía Informal • Especial: Concentra comercio en Bolivia mayor número de empleos

Las calles bolivianas están inundadas de comercio, desde el vendedor de golosinas hasta los grandes negocios de autos, electrodomésticos y de productos alimenticios, que son el 27 por ciento de empleos, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

No es raro ver que las grandes ferias en las principales ciudades de Bolivia se mueven millones de dólares entre el comercio mayorista y al detalle.

El INE indicó que el 2009, el 27 por ciento de la población ocupada se dedicó a esas actividades del comercio.

Informes estadísticos aseguran que en Bolivia hay más de un millón de gremialistas dedicados al comercio informal que carecen de seguro social, atención médica, salarios fijos, indemnizaciones y otros beneficios de un trabajador común.

El analista económico, Luis Ballivián, explicó que el fenómeno del abundante crecimiento de comerciantes en Bolivia se debe al modelo neoliberal que impuso con el decreto 21060 el ex presidente Víctor Paz Estenssoro, que significó que miles de trabajadores fueran echados a la calle.

“Los mineros llegaron a las ciudades, como el caso de La paz a la ciudad de El Alto, donde comenzaron a empezar trabajar por cuenta propia y la mayoría en el comercio informal”, agregó.

El 30 por ciento de la actividad laboral está concentrada en el comercio, según el analista.

La palabra relocalización ensombreció el futuro de los miles de trabajadores del subsuelo.

La relocalización, algunos interpretaban como el cambio de ubicación de fuentes de trabajo, los más como el despido llano y simple.

Para hacer más llevadero el despido se crearon formulas interesantes, el retiro voluntario y el pago de determinada cantidad adelantada de sueldos, el tres por uno, cinco en uno; el traslado a otros centros mineros.

El fantasma del despido de miles de obreros cubría los centros mineros.

María Vito, de 54 años, es una comerciante que vende ropa en la populosa zona de la Tumusla desde hace 24 años.

Vito relató aa Xinhua que su esposo minero fue despedido y tuvieron que emigrar del centro minero Caracoles a la ciudad de La paz y dedicarse a la costura.

María se levanta cada día a las 04:00 de la madrugada para comercializar sus productos (ropa deportiva), confeccionados con máquinas semi-industriales hasta las 10:00 de la mañana, pues tiene permiso por la Alcaldía hasta esa hora.

PORCENTAJE DE OTROS EMPLEOS

El informe del INE también señaló que la segunda actividad que ocupó a mayor población fue la industria manufacturera con 15,21 por ciento, transporte, almacenamiento y comunicaciones el 9,98 por ciento y construcción 8,57 por ciento.

El comercio, la mecánica y los servicios dieron mayor empleo en las nueve capitales del país.

En La Paz se registró 26,58 por ciento, Cochabamba, 27,48 por ciento, Santa Cruz, 27,98 por ciento, Sucre 23,47, por ciento, Oruro, 27,63 por ciento, Potosí, 23,98 por ciento, Tarija, 27,65 por ciento, Cobija, 20,44 por ciento y Trinidad, 16,32 por ciento.

El comercio, la mecánica y los servicios emplearon a 35,12 por ciento de mujeres y 19,75 por ciento de varones, de acuerdo con el informe.

De la población ocupada en 2009, el 20,70 por ciento estaba comprendida entre 26 y 33 años, el 18,54 por ciento entre 18 y 25 años, 18,22 por ciento entre 34 y 41 años, 15,42 por ciento entre 42 y 49 años y tan sólo 11,53 por ciento entre 50 y 75 años.

El mayor porcentaje, 39,91 por ciento, de la población ocupada trabajó como empleado, el 31,12 por ciento por cuenta propia, 11,03 por ciento familiar o aprendiz, 3,32 por ciento empleado del hogar.

El sector privado fue el principal empleador. En Santa Cruz 83,62 por ciento de la población ocupada trabajó en este sector, en Cochabamba, el 72,91 por ciento, La Paz, el 72,27 por ciento, Potosí, el 60,68 por ciento.

El sector público fue el mayor empleador en Cobija, ocupando al 53,69 por ciento de la población, en Tarija al 36,53 por ciento y en Trinidad al 34,11 por ciento.

DESEMPLEO

La tasa de desempleo de 2009 en Bolivia llegó al 8%, de acuerdo al INE, que presentó los resultados de la primera Encuesta Trimestral de Empleo (ETE).

Martha Oviedo, directora ejecutiva del INE, informó que el sondeo se realizó en las principales ciudades del país.

Según el informe, los resultados del trabajo dieron que el 92 por ciento de la población se encontró ocupada en los 12 meses del pasado año.

En el primer trimestre de 2009, el 9,37 por ciento se encontraba desocupado, en el segundo trimestre, el 7,73 por ciento, en el tercer trimestre, el 7,14 por ciento y en el cuarto, el 7,50 por ciento, un promedio de ocho por ciento de personas sin trabajo.

De acuerdo al INE, el promedio es menor respecto a varios países de la región al informar que las tasas de desempleo de Uruguay, Brasil, Ecuador, Colombia y Chile son superiores al ocho por ciento.

La tasa de desempleo en los profesionales por encima del 10 por ciento de desocupación, señala el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA).

Las mujeres, los jóvenes y quienes tienen formación superior son los más afectados.

Según un informe del CEDLA, a mayor grado de educación, mayor es la tasa de desempleo en Bolivia.

Los profesionales con estudios superiores como licenciatura y postgrados, después de las mujeres y los jóvenes, están en el rango más vulnerable de quienes son afectados por el desempleo en el país.

La organización realizó una encuesta en 2009 en cinco ciudades de Bolivia: La Paz,El Alto, Cochabamba, Santa Cruz y Potosí, según la cual. los grupos más afectados son mujeres, jóvenes, profesionales y escolarizados.

La tasa de desempleo de las mujeres es de 13,2 por ciento y la de los hombres es de 7,5 por ciento; los grupos comprendidos entre 15 y 34 años son los más afectados, pues el 65 por ciento de los desempleados tiene menos de 35 años.

El estudio destacó que quienes tienen de 15 a 24 años sufren más, pues, al tener menor experiencia laboral, “por lo general tienen inserciones laborales menos estables y más precarias”.

Cuanto más elevado es el nivel de formación, más alta es la tasa de desempleo, a lo cual se le conoce como “desempleo ilustrado” y representa el 10,8 por ciento para quienes tienen educación superior y 10,5 para ciclo secundario.

Silvia Escóbar, del CEDLA, dijo que “se ha configurado una estructura ocupacional en el país muy adversa para la inserción de la fuerza laboral más calificada, Bolivia genera una demanda de trabajo que es básicamente de mano de obra no calificada. Esto está expresando una tasa de desempleo alta en quienes tienen mayor capacitación”.

En criterio de la analista, en los últimos 25 años no hubo inversiones importantes que puedan transformar la estructura productiva y ocupacional del país, en una perspectiva de modificar la demanda desde los puestos de trabajo no calificados a los más calificados.

Para mayor información haga clic aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia

Suscríbete

Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores

    Correo electrónico