Nuevo Sur • CEDLA: Sólo 18% de trabajadores bolivianos recibirá doble aguinaldo • 09/2014

El investigador del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario, CEDLA, Bruno Rojas, estimó hoy que 18 de cada 100 personas ocupadas en el país recibirán el doble aguinaldo, impuesto vía decreto supremo por el gobierno del presidente Evo Morales Ayma.

“18 de cada 100 personas ocupadas en el país son las que potencialmente van a poder recibir este doble aguinaldo. Sin embargo, de este 18%, sólo la mitad sabe y conoce lo que es el aguinaldo.

Entonces, estamos hablando que el grueso de las personas ocupadas que tienen un empleo, una fuente de trabajo en el país y que no conocen aguinaldo, no van a poder beneficiarse”.

Por otro lado, agregó que los datos de la encuesta de hogares de 2011, realizada por el Instituto Nacional de Estadísticas, INE, aseguran que 982.663 personas conocen el pago de aguinaldo en el país.

Pero, de casi un millón de trabajadores que conocen un aguinaldo, la mayoría de los empleados están concentrados en el sector público, como el magisterio, salud, funcionarios públicos, entre otros.

“Otro porcentaje, pero menor, está en el sector privado”, sostuvo Rojas, a tiempo de recordar que los datos de Fundempresa indican que de las más de 106 mil empresas y establecimientos económicos, casi el 94% son micro y pequeñas empresas.

En esas pequeñas y micro empresas “los obreros, ayudantes, operarios, trabajadores asalariados no conocen el aguinaldo, ni sus derechos laborales, porque el Estado no tiene autoridad, no protege, ni tiene capacidad de fiscalización porque se trata de una cantidad enorme de establecimientos económicos”.

Es así que los registros del Ministerio de Trabajo –según el experto– indican que el año pasado, solamente el 60% de las empresas registradas formalmente en Bolivia pagó el aguinaldo y el 40% no cumplió con esa obligación.

El diputado de Convergencia Nacional, CN, e integrante de la Comisión de Planificación Económica de la Cámara Baja, Javier Leigue, afirmó que el pago de un doble aguinaldo, le cueste al Estado 2.500 millones de Bolivianos, sólo para cubrir el gasto para el sector público.

“Hemos hecho un cálculo y ese doble aguinaldo (costará) 2.500 millones de Bolivianos en el sector público, me imagino pues que en el sector privado será el doble, entonces estaríamos hablando de 7.500 millones de Bolivianos”.

Según Leigue, el beneficio apenas llegue al 30 por ciento de la población económicamente activa, debido a que datos del INE establecen que más del 70 por ciento de la población pertenece al sector informal.

Para el Ministro de Economía, Luis Arce Catacora, las empresas tienen los recursos  necesarios para entregar el doble aguinaldo, según la explicación que dio esta semana en el Salón Rojo de la Gobernación.El político calificó como “despilfarro” la medida del Gobierno, porque incluso pueda generar una mayor inflación en los primeros meses de 2014.

Al respecto, el presidente de la Comisión de Planificación de Diputados, Javier Zavaleta, aseguró que no sea necesaria la modificación del presupuesto para el pago de este beneficio en esta gestión, aunque admitió su preocupación por los índices de inflación que puedan “dispararse”.

Rojas desestimó un posible incremento de inflación por el doble aguinaldo.

“Toda medida de estas características tiene un efecto que dinamiza la economía, el mercado, la demanda agregada, pero no tiene un efecto inflacionario, porque eso se debe en la variación en la producción”.

Es decir, si baja la producción, esto genera que tengamos que importar productos a precios más elevados, eso sí genera la inflación, el incremento de salarios no”, aclaró.

El experto en temas laborales aseguró que el doble aguinaldo no es sostenible a mediano ni corto plazo, porque depende del crecimiento económico del país.

“No es sostenible, porque depende de garantizar un mayor crecimiento económico, que en este momento se está dando por una mayor exportación de gas y minerales, en el marco de un modelo extractivista.

Por tratar de garantizar el doble aguinaldo, “es posible que sigamos”, renunciando a la industrialización y al fortalecimiento del aparato productivo, del mercado local”.

La medida, además de no ser sostenible, es “discriminadora”, porque no todos los obreros pueden acceder al doble aguinaldo frente a otros empleados.

“Si uno revisa el decreto supremo, excluye por ejemplo a los consultores por obra y a los que efectivamente generan riqueza en el país, como son los obreros mineros, que son parte de empresas públicas como Huanuni y Colquiri, que recibirán un doble aguinaldo pero sobre el salario básico, no sobre el total ganado”.

Entonces si un obrero minero gana 10 mil Bolivianos, no le van a pagar sobre ese monto, sino sobre el básico, que en este caso equivale a una quinta parte de ese total ejemplificado, 1.200 Bolivianos.

Los principales representantes de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, CEPB, salieron en grupo a rechazar la medida impuesta por el Gobierno de Evo Morales.

“Advertimos con preocupación una falta de lectura de nuestras autoridades del área económica de la realidad nacional a través de la adopción de políticas electoralistas que omiten considerar los efectos macroeconómicos en la inflación, estabilidad en el empleo y otros que no serán sustentables en el tiempo”.

Para ver la página de origen haga click aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Number One Number Two Number Three

Pie de pagina Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia
Suscríbete Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores
markunread_mailbox SUSCRIBIRSE
Suscripcion REGRESAR Suscríbete a nuestros boletines electrónicos