Back to Blog

Los Tiempos • Ofertan verduras en el mercado 25 de Mayo • 08/04/2012

Ed. Impresa LA ECONOMÍA DEL PAÍS ES MUY PEQUEÑA EN COMPARACÓN CON LAS DE LOS VECINOS

Ofertan verduras en el mercado 25 de Mayo.

Por A. D. Hans Soria O. – Los Tiempos – 8/04/2012

A pesar que en los últimos seis años el Salario Mínimo Nacional (SMN) de Bolivia incrementó su valor de 440 bolivianos (55 dólares) a 815 bolivianos (117 dólares), continúa siendo el más bajo de América Latina, según la revista Coyuntura Económica de México.

Con datos procesados hasta el primer semestre de 2011, en los países fronterizos con Bolivia, por ejemplo, el salario mínimo suma: 1.840 pesos argentinos, equivalente a 475 dólares, en Argentina; en Brasil llega a 540 reales, igual a 318 dólares; en Chile, 172.000 pesos chilenos, cerca de 372 dólares; en Paraguay suma 1.507.484 guaraníes, unos 300 dólares; mientras que en Perú llega a 600 nuevos soles, alrededor de 216 dólares al tipo de cambio vigente en julio de 2011.

En otros países de América Latina, los salarios mínimos nacionales también están por encima del vigente en Bolivia. Por ejemplo, en Uruguay los trabajadores ganan 300 dólares (6.000 pesos uruguayos) y en Colombia, 284 dólares (535.600 pesos colombianos).

Según el analista económico Napoleón Pacheco, Bolivia tiene el SMN más bajo que el resto de los países de América Latina, debido a que su economía es pequeña.

“Esto es básicamente porque la economía boliviana es bastante reducida, pequeña”, dijo y recordó que el Producto Interno Bruto (PIB) en la gestión 2010 se aproximó a los 47 mil millones de dólares, “pero que en los vecinos alcanzó cuatro a cinco veces más que el boliviano”.

ANÁLISIS

“El 64% gana por debajo del costo de canasta mínima”

Silvia Escobar, Investigadora del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario

En las principales ciudades del país, el 52,4 por ciento de la población ocupada vende su fuerza de trabajo para vivir. El salario es el precio que le pagan por la venta de su fuerza de trabajo a un empleador, sea éste propietario de una empresa grande o pequeña.

Existen diversas modalidades de salario: fijo, variable o de acuerdo a la productividad (pago a destajo, comisión) y salario mixto (parte fija y parte variable bajo la forma de bonos de productividad). Algunas veces el salario en dinero se combina con pagos en especie, es decir con bienes, vivienda, alimentación y otros.  Sin embargo, el salario o sueldo fijo es la forma en que ganan siete de cada 10 trabajadores en Bolivia.

El  monto en dinero que recibe el trabajador cada mes, semana o día, es el salario nominal (en bolivianos corrientes), pero no nos dice mucho sobre su relación con el valor de la fuerza de trabajo, es decir con el costo de los bienes y servicios para asegurar la satisfacción de sus necesidades básicas y las de sus familias.

Lo que se necesita saber es cómo se comporta el salario real. El salario real es el salario nominal ajustado por la inflación o la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) y  nos  indica cuál es su poder de compra en un determinado momento.

Lo que podemos comprobar a través de las estadísticas oficiales es que desde 2006 hasta 2010 los salarios de los trabajadores en el sector privado perdieron poder adquisitivo; mientras que en el sector público su capacidad de compra se estancó. De hecho, los salarios en este sector fueron congelados desde 2006.

En 2011, el salario mínimo era de 815 bolivianos, un monto que según datos del Cedla sólo permitía cubrir el 20 por ciento del costo de una canasta básica familiar. El año pasado, el 32 por ciento de los trabajadores de las ciudades ganaba por debajo del salario mínimo y en esa situación se hallaba una cuarta parte de los asalariados y cerca de la mitad de los trabajadores independientes. El bajo nivel de los salarios, claramente repercute sobre los ingresos de los que trabajan por su cuenta.

El nivel de los salarios y su capacidad de compra en 2011 se mantuvieron en un piso muy bajo. El 64 por ciento de los trabajadores ganaba por debajo del costo de una canasta alimentaria —el mínimo aceptable— que a julio de ese año era de 1.752 bolivianos; obreros, empleados, cuentapropistas y trabajadoras del hogar estaban en peor situación.

Los incrementos salariales de los últimos años fueron insuficientes para cubrir, al menos, el costo de los bienes alimenticios para  la reproducción fisiológica de los trabajadores.

Para ver la pagina de origen haga click aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia

Suscríbete

Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores

    Correo electrónico